5 tips para la carta de recomendación

5 tips para la carta de recomendación

Cuando aplicas a una maestría, uno de los documentos más difíciles de conseguir, y sin duda la más complicada para enviar, es la carta de recomendación. Y muchos candidatos se tropiezan en el camino, y pierden la oportunidad de estudiar en una universidad en el extranjero por una mala carta de recomendación.

Y es fácil cometer errores en la redacción de la carta de recomendación, porque desconocemos las practicas en el país de destino. En una carta de recomendación, cada detalle cuenta, y lo que no se dice, cuenta tanto como lo que se redacte.

Te compartimos 5 consejos para una excelente carta de recomendación.

Si quieres que revisemos tus cartas de recomendación, puedes consultar con nosotros para que te la mejoremos en 24 horas. Y si debes redactar tu carta de recomendación, envíanos los detalles para prepararte un borrador.

¿Qué carta de recomendación te hace ganar?

Hay 5 factores decisivos en el éxito de tu carta de recomendación:

  1. Tener la carta académica o laboral perfecta
  2. Una carta escrita por un experto fiable con autoridad.
  3. La coherencia de las cartas entre ellas, y con el resto de la solicitud.
  4. Pedir la carta de la mejor manera
  5. Redactar y evaluar la carta de recomendación

 

#1. ¿Carta laboral o carta académica?

La carta de recomendación o carta de referencia es un reconocimiento de tu desempeño académico o laboral por personas externas.

Para las convocatorias de programas de maestría o doctorado, normalmente exigen cartas de recomendación académicas.  Si te postulas a un puesto de trabajo, se pedirá́ normalmente una carta de recomendación laboral.

No te vas a equivocar si sigues esta recomendación; sin embargo, los programas de maestría han cambiado, asi que hoy día aceptan también cartas laborales si has tenido una experiencia que se conecta de manera interesante con el programa.

Por ejemplo, aplicas a una maestría de arqueología en la University of Cambridge, y has trabajado en el Museo Nacional de tu país. O te quieres presentar a una maestría en gestión de aguas en la TU Delft, y has trabajado como ingeniero industrial en una empresa de tratamiento de aguas.

 

#2. Una carta de recomendación coherente con tu solicitud

En la solicitud de admisión a una maestría, o cuando vayas a solicitar una beca, vas a necesitar 3 documentos: el currículum, la carta de motivación, y la cartas de recomendación. Estos 3 documentos se leen en conjunto, entonces deben ser coherente, y fortalecerse el uno al otro.

El currículum

Es el documento que en máximo 2 paginas destaca los puntos principales de un candidato en un orden lógico.

Saber redactar un buen CV es todo un trabajo porque debe destacar estos puntos que son importantes en la convocatoria. Y demasiado personas crean confusión con su CV.

La carta de motivación

La carta de motivación es sin duda el documento principal de la convocatoria: determina el 80% del éxito de la solicitud.

Esta carta es el único documento que te permite comunicarte directamente con la comisión de selección. Y en esta comunicación debes focalizarte en dos puntos:

  1. Darle coherencia a la información: pocos son un candidato ideal porque todos tenemos en nuestro historial unos baches, un periodo difícil, una carrera sin altas notas, etc. Pero sí que muchos tienen logros interesantes a presentar.
  2. Conectar tus logros en el pasado, con tu solicitud y con tus planes a futuro.

La carta de recomendación

La carta se lee siempre como complemento a los otros documentos en la solicitud. Si la recomendación es positiva y coherente con el resto de la aplicación, refuerza tu candidatura enormemente. Sin embargo, hasta el candidato mejor preparado se descartar por una referencia negativa.

Es como la luz de un semáforo de Fórmula 1: ¡solo hasta que se quita el último semáforo de los cinco en rojo, hay éxito! Pero una sola luz roja es suficiente para parar todo.

La información que interesa a los comités de selección es de dos tipos.

Primero, se quiere una historia perspicaz y profunda del candidato que revele tanto sus habilidades académicas como sus cualidades personales. Quieren saber más acerca de tu curiosidad intelectual, la creatividad y la actitud que tienes hacia el aprendizaje. Además, se interesan por las cualidades personales del candidato como por ejemplo: la integridad, la capacidad de trabajo, las habilidades de comunicación, o las habilidades de liderazgo, entre otras. Esta mirada profunda le da al comité de admisiones una visión completa de ti. Es una visión que vas más allá de tus notas y los logros que figuran en tu solicitud.

La segunda característica principal que los comités de admisión suelen buscar es el potencial del candidato para contribuir positivamente al puesto de estudio o trabajo, así como para tener éxito durante y después. Una recomendación debería declarar su confianza en el éxito del candidato y sus futuros logros.

 

#3. Busca el referente ideal

¿Quien debería redactar esta carta de recomendación? Nunca es un familiar, un conocido o un amigo, no; la persona debe reunir tres características.

En primer lugar, debe ser un experto en su campo. Debe saber de que habla, y explicar porque tú serias el candidato ideal. Si aplicas a una maestría en química orgánica, mejor tu profesor de esta materia en la universidad, y no tu colega del laboratorio.

En segundo lugar, debe ser una persona fiable, una persona que no se olvidará de redactar y enviar la carta; que te conoce bastante bien para dar una opinión, y que va a estar disponible para dar seguimiento a la solicitud de información.

En tercer lugar, el referente debe tener una cierta autoridad. Con la autoridad se indica el nivel en la jerarquía, o el nivel de expertise que ha alcanzado en su campo. A veces es mejor pedir la carta al decano de la Facultad, o el jefe de departamento que no al profesor que fue tan amigable contigo en clase. O si el profesor ha publicado ampliamente en su campo de estudios, y se comunica con sus colegas en el exterior, es preferible a un desconocido.

Una carta escrita por un experto fiable con autoridad es el ideal, pero no siempre es fácil conseguir estas tres características a la vez. Pídenos consejo para saber si tienes los mejores referentes: consulta con nosotros.

 

#4. ¿Como pedir la carta de recomendación?

El éxito de la carta de recomendación inicia desde el momento que pides la carta.

El punto más importante es de iniciar en tiempo. Pide la carta en tiempo, mejor unos meses antes del final de la convocatoria. Si un referente rechaza redactar la carta, o tarda, siempre te da tiempo buscar otra persona.

En el momento de la petición, procura el máximo de contenido. Aunque la persona te debería conocer bien, puede ser que no conoce todas tus notas, o el titulo exacto de tu diploma. Quizás habéis trabajado en un proyecto juntos, pero esto no quiere decir que se ha enterado de tus logros en otros trabajos.

Tampoco puede conocer el profesor o tu supervisor cada programa de maestría en el mundo. Comparte los detalles para que pueda verificar si es un programa interesante para ti, y como podrás hacer progresos gracias a tu participación.

Es importante, porque la carta de recomendación debe ser personalizada. Nunca, pero nunca, pides una carta general para cualquier convocatoria: pierdes tu tiempo con una carta no personalizada.

Recuerda al referente la fecha final de solicitud de modo gentil. No te cortes en recordárselo, ya que son personas muy ocupadas. Y no sabes el numero de personas que nunca fueron admitidos o perdieron la beca, porque la carta de recomendación no llegó.

Tampoco te olvidas de decir gracias, si logras la admisión o la beca, y aunque no lo logres, un gracias es algo necesario, aunque sea solo para futuras convocatorias.

 

#5. ¿Cómo redactar la carta de recomendación?

La practica normal en las universidades es que el referente redacta y envía la carta; no es tarea del estudiante. Muchos son los candidatos que fueron rechazados por enviar la carta ellos.

Conoce el preciso procedimiento de la convocatoria y lo explicas al referente, sin embargo puede ser que tienes que redactar tú.

Sé que la practica común es que el estudiante escribe la carta de recomendación, pero entonces, en este caso, ¿cómo escribir una carta de recomendación? Nosotros seguimos un modelo especifico, en tres pasos.

  • En el primer paso, te introduces describiendo como el referente te conoció, en cuales circunstancias, y cual es la recomendación
  • Luego, en un segundo paso, explicas los logros más destacados, y lo que dice esto sobre tus capacidades.
  • Finalmente, debe explicar porque eres el candidato idóneo para la posición que buscas. Es la parte donde más se personaliza la carta para adaptarla al programa de estudios.

En nuestra guía de redacción, te ayudamos a seguir este paso a paso de la carta en más detalle. O si te apetece que revisemos tus cartas de recomendación, consulta con nosotros.

 

Consejos para la carta de recomendación

No dejes la carta en manos del azar: prepárate en tiempo.

Tienes bastante margen de influencia sobre estas cartas de recomendación, si sabes:

  • Cuáles son los objetivos de las cartas.
  • Cómo es el proceso de recomendación.
  • A quien, cómo y cuándo pedir la carta.
  • Cómo se estructura la carta ideal (si te toca redactarla).

Muchas personas ignoran estos elementos, y pierden una beca o una admisión por no saber como gestionar esto. Se pueden evitar muchísimos errores si sigues todos los pasos. Si quieres que revisemos tus cartas de recomendación, puedes consultar con nosotros para que te la mejoremos en 24 horas. Y si debes redactar tu carta de recomendación, envíanos los detalles para prepararte un borrador.

¿Cuáles becas alternativas existen?

¿Cuáles becas alternativas existen?

Te comparto diferentes becas alternativas que nada tienen que ver con las típicas becas de máster o doctorado y que te brindan la posibilidad de aprender y viajar al extranjero.

Quizá no puedes, ¿o no quieres realizar un máster en el extranjero? O no dispones del tiempo necesario para dedicar mucho tiempo a unos estudios fuera. Sin embargo, te gustaría mejorar tu CV, y para esto quieres estudiar y viajar una temporada al extranjero.

Hay otras oportunidades para ganar becas, y hay becas alternativas:

  1. existen becas para cursos cortos, de solo unas semanas;
  2. y en particular hay becas para escuelas de verano en Europa o EE.UU.;
  3. hay becas para pasantías, en empresas internacionales;
  4. puedes aplicar a practicas laborales, que son pagadas, en empresas u instituciones;
  5. hay también premios para concursos, y así ganarse un dinero extra;
  6. hay también becas especiales para temas concretos, como las becas para meditar;
  7. y en fin, hay becas para hacer cursos online, a distancia.

Muchas de estas oportunidades no exigen grandes inversiones, ni tampoco mucho esfuerzo para aplicar.

Existen muchísimas otras becas de estancia corta que están dirigidas a varias disciplinas y áreas que se pueden ajustar a lo que tú buscas sin un esfuerzo mayor.

Tipos de becas alternativas

Suscríbete ya a Gana la beca de tus sueños en iTunes o Spotify y no te pierdas los nuevos episodios.

Después de escuchar el material que he preparado para ti, tendrás un abanico más amplio de posiblidades para solicitar una beca que te permita estudiar y vivir en el extranjero una temporada.

No te pierdas ningún episodio de «Gana la Beca de tus Sueños», y suscríbete al podcast en iTunes. Tambien puedes escuchar los episodios en  Soundcloud o en iVoox.

 

¿Dónde puedo encontrar estos tipos de becas alternativas?

No olvides de consultar nuestra app Mi Beca, en tu móvil u online, para encontrar estas becas de estancia corta. Contiene actualmente unas 5,500 becas en total, y unas 500 por estancias en varias áreas. Hay becas para practicas y cursos cortos, para qué vas ensayando y conociendo las posibilidades saliendo del país. Mantenemos el coste de la app muy bajo para que muchas personas pueden aprovechar esta información.

 

¿Quieres leer más sobre este tipo de becas?

Te comparto un par de experiencias personales solicitando y disfrutando de becas que no están relacionadas con un máster o doctorado.

Existen las becas de corta estancia MASHAV para viajar a Israel.

Y también hice mención de la beca con la que fui a Helsinki, y como aplicar a ello.

También hay becas para aprender idiomas, para aprender a tocar un instrumento, para bailar, entre mucha otras más.

Tambien hay muchas pasantias (o prácticas) en empresas, fundaciones o instituciones.

¿Has escuchado de algún otro tipo? O algún amigo o familiar ha viajado al extranjero con otro tipo de beca?

Me encantaría que nos compartieras si conoces otras becas, así podemos ayudarnos los unos a los otros.

 

¿Tú quieres conseguir becas de este tipo también?

Sientes que estas estancado en tu búsqueda, y no encuentras maneras de dar un empuje a tu carrera profesional? No eres la unica persona con este problema. Muchos profesionales sienten que no se valora su talento. Al mismo momento, es frustrante no encontrar la financiación para mejorar tu vida.

Utiliza nuestro mentoring AVANZA para dibujar el camino más corto y exitoso para un futuro mejor.

Estamos aqui­ para ayudarte! Tenemos el programa de mentoring AVANZA para personas que quieren iniciar una maestría. En el mentoring te desvelamos todos los pasos para aplicar con éxito. Ahorra las frustraciones de aplicar durante años y nunca acertar, y aprende de nuestro equipo.

Becas de idiomas en el extranjero [para el 2022]

Becas de idiomas en el extranjero [para el 2022]

Las becas de idiomas en el extranjero son muchas, ya que muchas fundaciones quieren ayudar los estudiantes internacionales, o fomentar la difusión del idioma.

Sin embargo, hay que tener en cuenta los siguientes consejos en tu búsqueda:

 

#1. Las plazas son limitadas para las becas para estudiar inglés

Las becas para estudiar inglés son muy limitadas. Suelen otorgar estas becas solo los organismos nacionales como el ICETEX en Colombia, o la IFARHU en Panama, pero las plazas son muy limitadas.

En algunos países, como Australia o EE.UU. hay escuelas de idiomas que ofrecen becas para estudiar inglés, aunque estas ayudas  financieras no cubren todos los gastos.

En estos dos artículos presentamos algunas oportunidades de becas para latinos en Australia, o para estudiar inglés en Estados Unidos.

 

#2. Hay otras soluciones para estudiar inglés

No hay que desesperarse. Hay maneras más creativas para poder estudiar inglés.

La primera es sumergirse completamente con un trabajo en un país que te permite hablar inglés. Entrevisté a Natalia de cómo aprender un idioma en el exterior siendo au pair.

L segunda es conseguir una pasantía: Miriam te cuenta en esta entrevista como ha podido mejorar su inglés gracias a unas practicas en Bruselas, Belgica. No hace siempre falta un nivel elevado, y en el tiempo libre puedes aprovechar la estancia para mejorar tu inglés.

También es posible participar en concursos para conseguir un intercambio: Stefanía nos cuenta cómo consiguió una beca para viajar dos meses por Nueva Zelanda, y estudiar inglés durante la estancia.

Y ultima opción es conseguir un curso de verano: a las universidades les encanta invitar a estudiantes internacionales a sus cursos de verano. Las exigencias académicas no son tan elevadas, y puedes aprovechar la estancia de unas semanas para estudiar el idioma.

 

 

#3. Hay muchas becas para estudiar otros idiomas

Si deseas aumentar tus posibilidades de éxito profesional aprendiendo un idioma que no sea inglés. Muchas empresas internacionales buscan personas que hablan el idioma de su país. Crees que una empresa petrolera italiana asumirá a una persona que no sepa italiano, o a alguien que se ha esforzado para obtener un cierto nivel del idioma. O pensamos en las tantas empresas que quieren implantarse en Corea, pero no tienen a nadie que habla este idioma.

Algunos idiomas pueden incluso aparecerte más fácil que el inglés. Por su cercanía, el italiano o el francés son fáciles para aprender. Pero a muchas personas puede encantar también un idioma asiático.

Si te interesan otros idiomas, hay que saber que hay muchas becas disponibles, y que no hay tanta competencia para ellas:

 

#4. Si sabes enseñar español, te puedes formar como profesor

Hay un gran interes para estudiar español; sin embargo, faltan profesores que pueden enseñar el idioma.

Varios países, como el Reino Unido, Francia o Alemania, han creado esquemas para atraer personas de habla hispana para enseñar español en escuelas secundarias, o en cursos de verano. Estas becas para enseñar español son muy interesantes, ya que te permiten estudiar el inglés u otro idioma mientras. Tenemos aquí unas oportunidades de becas.

Si sabes enseñar español, hasta puedes encontrar maneras de enseñar en la universidad, mientras estudias allí: Miguel se dejó pagar una maestría entera enseñando español a otros estudiantes; y ha podido aprovechar un intercambio de clases para mejorar su inglés.

 

Y si quieres conseguir más becas de idiomas en el extranjero

¿Necesitas más ideas?

No olvides de consultar nuestra app Mi Beca, en tu móvil iOS o Android, u online. Contiene actualmente unas 5,500 becas en total, y unas 250 por varios idiomas.

Si tienes más preguntas, o quieres conocer tus oportunidades, te recomiendo hablar con Diana en la consultoría grupal o privada. Así puede darte una respuesta más personalizada.

Foto: Pizarra y libro en Aleman ¡Estudia en otro país, conoce nuevas culturas!