Cómo crear tu perfil en LinkedIn paso a paso para conseguir una beca

Cómo crear tu perfil en LinkedIn paso a paso para conseguir una beca

Si vamos a solicitar una beca, un documento imprescindible para presentarse es el currículum vitae. Cada vez se utilizan más las herramientas online para averiguar quién eres y cuáles son tus logros. La principal red para profesionales es sin duda LinkedIn, y las universidades consultan los perfiles en esta red para la selección de estudiantes. Crear tu perfil en LinkedIn no es nada fácil: aunque la red te permite introducir continuamente mejoras, pocos saben presentarse de la mejor manera online.

Desde hace ya 10 años, nos hemos dedicado a revisar currículums para comités de selección en programas de maestría, y en otra entrada hablamos de cómo puedes evitar los errores principales en un currículum clásico. Sin embargo, los consejos no son iguales para un perfil LinkedIn, ya que el formato de la página, y la manera de leerlo son muy distintos.

Además, si tu CV y tu perfil LinkedIn no se corresponden, puedes presentar una imagen incoherente, y queremos evitar esto a toda costa. En esta entrada repasamos cómo crear tu perfil en LinkedIn paso a paso.

Encuentra las pistas en el video, o el podcast en SpotifyiTunes o Soundcloud.

Muchas gracias por acompañarme esta semana 😉


 

Crear tu perfil en LinkedIn paso a paso

No contar con un perfil online disminuye tu éxito 

Casi todos están en algunas redes sociales, ya sea Facebook, Instagram, TikTok u otras tantas. Sin embargo, en el ámbito profesional pocos crean un perfil online.

Hoy en día necesitas tener una presencia online, y no solo en papel. Si voy a contratarte, yo investigo en internet quién eres. Busco si tienes una página web, si tienes un LinkedIn, si tienes referencias. Quiero saber qué haces, a quién ayudas, qué experiencias tienes, qué servicios ofreces y qué alternativas me brindas.

Tener un perfil potente sirve para conseguir trabajo, obtener becas, o buscar prácticas profesionales en otro país. No tener un perfil profesional es dejar que las empresas o universidades busquen cualquier evidencia en otras redes, de las que no tienes el control. O que ni se interesan en alguien que vive a espaldas de la modernidad.

Puedes controlar tu perfil creando tu currículum de manera online. La red profesional más conocida es LinkedIn, aunque también hay redes alternativas para determinados perfiles.

LinkedIn es la mayor red profesional del mundo. Tiene 150 millones de usuarios activos y presencia en 200 países del mundo. Tienes acceso a contactos de todo el mundo desde el sofá de tu casa. Puedes encontrar muchas oportunidades de trabajo gracias a los contactos que tienes en tu entorno profesional, y te pueden poner en contacto fácilmente con otras personas.

La cantidad de oportunidades a las que puedes acceder a través de esta red es ilimitada. Es importante que aprendas a hacer tuya esta red profesional, esto te permite ahorrar tiempo en la búsqueda de oportunidades. Estamos a un clic de distancia de conseguir nuevas oportunidades.

Crear un perfil en LinkedIn para presentarte a una beca

Hay que entender que, como todo, no se trata de estar, se trata de saber estar: debes tener una estrategia.

Tu lenguaje y tu forma de comportarte en la red son importantes.

LinkedIn no es una red como Facebook, WhatsApp o Tiktok, aquí tienes que comportarte de otra manera. Tienes que dedicarle tiempo para que esto florezca.

No se trata de estar y ya, debes trabajarla.

Tu currículum, o mejor dicho tu perfil en LinkedIn, es siempre el segundo documento en importancia cuando quieres conseguir una beca. El primer documento es la carta de motivación, o la carta de presentación, la cover letter.

El currículum es sin embargo el primer documento que se abre, y determina si van a proceder con los otros documentos, o descartarte completamente.

Por lo tanto, el currículum debe ser una referencia que explique de manera coherente, clara y rápida quién eres. Debe por lo tanto ser fácil de leer.

Vamos a ponernos en los zapatos de la persona que revisa esos currículums: ¿qué quieren ver? ¿Cómo vas a destacar tus habilidades y genialidad?

 

¿Cómo redactar un Currículum Vitae en LinkedIn?

Repasemos ahora las 8 secciones del perfil, y cómo debes gestionarlo.

Después rectificaremos los errores más comunes. Y al final te dejo unas tareas prácticas.

Además de los errores más comunes al redactar un currículum vitae, en este video, también hemos revisado algunos perfiles de LinkedIn.

Hemos actualizado el E-book de Crea tu CV. En esta actualización te explicamos cómo crear tu currículum en LinkedIn, cómo crear este copy, cómo interactuar en LinkedIn. Te enseñamos a cómo tener un perfil potente. Tenemos plantillas en inglés y en castellano, y un checklist de cosas que no pueden faltar.

 

Las 9 secciones de tu perfil en LinkedIn paso a paso

Toma lápiz y papel y anota los consejos para mejorar tu currículum en LinkedIn:

Sección 1: Imagen de perfil

A diferencia del CV, donde no se incluye una foto, aquí sí tienes que poner una foto de perfil.

Busca una foto de calidad, profesional, en la cual tú aparezcas en la manera en la que quieres buscar trabajo o conseguir una beca. Esto se hace ver de una manera seria y formal. La imagen vale, porque es el primer pantallazo. Queremos ver gente con la que yo quiera trabajar.

La foto del perfil debe ser de calidad, que no se vea pixelada. Tienes que verte serio: no excluye una sonrisa, pero no hagas de payaso, sigue siendo una red profesional.

Evita las fotografías grupales o las poses graciosas.

Sección 2: Imagen de cabecera

Aunque está vacío por defecto, no desaproveches este espacio. Aprovéchala porque puedes venderte o vender tu mensaje.

Todos tienen oportunidad de poner una imagen que los represente. Asegúrate de que la imagen que coloques sea potente. Además, puedes sumarle texto. Escribe un mensaje, muéstrate activo en una conferencia, leyendo libros, o trabajando en un proyecto comunitario. Pon una foto de calidad.

Debes tener una estrategia. No pongas una foto que a ti parezca bonita. Pon algo que emita un mensaje: si eres ingeniera de hidráulica, quizás has trabajado en la construcción de un embalse o estanque, entonces coloca una imagen del edificio en el paisaje. Si estudias urbanismo, quizás has hecho un proyecto en un barrio o colonia con dificultades de acceso a transporte público, y quieres mostrar soluciones interesantes. Incluye algo que refleje tus objetivos.

Sección 3: Contacto

Aunque puede parecer lógico, poner los datos de contacto correctos es algo que se olvida en la mayoría de los perfiles. En muchos perfiles se ponen correos electrónicos antiguos, o números de teléfono inexistentes.

Supongo que esto pasa porque LinkedIn protege los datos personales, y sólo son visibles en un pop-up, pero nos hace olvidar esta sección.

Sección 4: Presentación, o el “Acerca de”

Esta sección es la más parecida al perfil de un Resumé (y que erróneamente muchos incluyen también en su CV). Son líneas que tienen que estar bien trabajadas para que a la persona que lo está leyendo le den ganas de hacer otro clic y “ver más”. La atención hoy en día es difícil, estamos compitiendo con el tiempo.

Trata de no repetir lo que ya has puesto en tu presentación. Debes poner aquí cuál es tu sueño u objetivo profesional. Trata de ponerle cabeza para poder diferenciarte y que así me digas qué es lo que aportas en este tema: qué tienes para ofrecer en lo que estás buscando.

Pregúntate, ¿para qué estás en LinkedIn? ¿Para conseguir una beca, para buscar trabajo en tu ciudad, o fuera de ella? En este Acerca de, tienes que decirme en qué eres fuerte, es tu momento.

Esta sería como una mini versión de tu carta de motivación en la plataforma, pero, con menos extensión. LinkedIn te deja ver primero 3 líneas, y en estas 3 líneas debes atraer la atención del lector, para poder generar las ganas de “ver más” y que así puedan conocerte en profundidad. No lo dejes limitado a unas pocas palabras, ni tampoco redactes una novela. El punto es decirlo todo en unas 70 a 100 palabras.

Evita utilizar saludos, contar tu nombre, o contar tu historia desde tus comienzos de forma narrativa. Los detalles ya se podrán leer en el resto de tu perfil en LinkedIn.

Es el momento de decir qué es lo que te apasiona, qué te motiva, cuáles son tus objetivos. Hay que redactarlo muy bien, tienes que ponerle cabeza, y tener una estrategia detrás. Asegúrate de poner algo en esa redacción que atraiga a quien lo está leyendo.

Sé claro y específico. No menciones capacidades tuyas muy vagas como team-working, proactividad, dinámico… todas son tan comunes que aburren hoy en día.

Sección 5: Destacados

Como el perfil en LinkedIn puede ser muy largo, y tienes poco juego con el orden de las secciones o el orden cronológico, no es tan fácil destacar la información como en un currículum. Es el problema del formato online.

La sección ‘Destacados‘ te ayuda a poner lo que crees es más importante en tu experiencia. Si buscas una beca para estudiar un máster en Biología en Estados Unidos, ¿por qué no mencionas tu práctica en un bioparque? Si lo que quieres es una beca en derecho, ¿por qué no creas un breve video de 40 segundos donde demuestres tus capacidades oratorias?

Pon cosas en la sección de Destacados. Puedes poner trabajos que realizaste, videos de YouTube, informes, reportes, presentaciones, etc. Es el momento de que te vean en acción, así que pon todo lo que quieras y que sea relevante para tu perfil.

Puedes resaltar tu formación, o algún enlace. Utilízala bien, ya que tiene un máximo de 2 elementos que puedes poner.

Sección 6: Actividades

Un currículum es estático, mientras que el perfil online es dinámico. Esta sección demuestra las últimas acciones que has tomado en LinkedIn, como comentar una entrada, compartir una información, contestar a unas preguntas, participar en grupos.

Haz que aparezcan aquí informaciones que apoyen tu candidatura a la beca. Si todo el tiempo compartes fotos de memes políticos, pero quieres obtener una beca en química, quizás no parezca muy seria tu candidatura.

Sección 7: Experiencia profesional

En la experiencia no hay límite para escribir, así que escribe. Queremos ver esas habilidades. Explícale al mundo qué hiciste y cuáles fueron tus logros. Dale vida a tu hoja.

Este apartado te permite poner la empresa, el año de inicio y fin, la descripción. Es importante no solo poner en la descripción las tareas. Agrégale valor a lo que quieres decir, tienes espacio para extenderte, pero úsalo con sensatez. Procura incluir los detalles necesarios, y no hundas la información importante en un mar de detalles. Si vas a solicitar una beca para una investigación en medicina, destaca tu trabajo científico en un laboratorio, pero no añadas todos los detalles burocráticos de cada función.

Si tuviste varias funciones en un rol, lo bueno de LinkedIn es que te permite añadirlo, y te crea ramificaciones o secciones. Puedes revisar mi perfil y tomarlo de inspiración. Aquí tienes espacio para explayarte, y lo mejor es que puedes añadir recursos multimedia. Amplía lo más que puedas esas descripciones, pero sin crear una novela: redacta de manera coherente y lógica.

Sección 8: Educación

Esta sección te permite poner tus logros académicos. Ponlos todos con las fechas correctas. No utilices abreviaciones raras, o nombres poco claros. Indica como siempre tu puntuación en la escala de la universidad, y pon tus logros más importantes, como una tesis.

No podemos enfatizar lo importante que es la coherencia con este punto: si en tus logros has puesto algo poco importante, pero luego resulta que has estudiado en la mejor universidad en tu país, algo no es coherente. Tuvimos que aconsejar a una persona que quería estudiar un máster en políticas sociales en una universidad inglesa, que había escrito un artículo en una revista científica durante los estudios, de ponerlo, porque no se le había ocurrido.

Sección 9: Habilidades

Las aptitudes son las palabras clave que definen en qué puedes trabajar. La forma en que puedes interactuar con tus jefes o amigos o equipo, puedes pedir que te valoren esas aptitudes. Y eso sale puntuado y va destacando en qué eres más fuerte. Eso da claridad de lo que tú has hecho.

  • Voluntariado: Siempre repito la importancia de las actividades extracurriculares en las decisiones de los comités de selección. Si estás en condiciones iguales que otro candidato, se prefiere siempre al candidato que ha hecho este plus. ¡Menciónalo!
  • Idiomas: En el caso de que quieras incluir más idiomas, es importante que indiques, si los tienes, tus certificaciones. LinkedIn además permite hasta 20 idiomas, y pone tu perfil en todos los idiomas que indiques.
  • Logros y reconocimientos: LinkedIn te permite compartir tus logros y reconocimientos. Indica por qué obtuviste el reconocimiento y en qué fecha fue.
  • Publicaciones: LinkedIn también te permite colocar enlaces a tus publicaciones en otras redes, tanto de blogs como de artículos científicos.

Ponte a trabajar esa zona. Hoy en día casi todo puede encontrarse en línea. Pon un enlace relevante.

Tu perfil en LinkedIn es dinámico

SI bien tu currículum no lo puedes cambiar una vez que lo has enviado, tu perfil en LinkedIn sí lo puedes modificar todo el tiempo. Puedes continuamente mejorar las 9 secciones de tu perfil, pero no se detiene allí.

Es importante en LinkedIn mejorar el perfil relacionándote con tus contactos.

LinkedIn es la red de contactos profesionales más potente del planeta. Asegúrate de participar y estar activo con los contactos que son de tu interés para poder así cumplir tus objetivos.

Hay dos maneras de hacerlo:

  1. Recomendaciones: Para esta sección, es clave los contactos que te hagas. Este es el momento de pedir recomendaciones a alguien que haya trabajado contigo. Antes de solicitarlo, si puedes recomendar a alguien, es un gesto interesante. Si primero das, la otra persona puede estar más dispuesta a querer escribir algo sobre ti y recomendarte. Es como tener un listado de cartas de recomendación ya listo.
  2. Aprender a interactuar: Conectar con una persona te abre la puerta a toda su red de contactos, que te aparecerán en el 2do nivel. Aquí todo importa, debes aprender a moverte y conectar con ellos. De acuerdo con lo que estés buscando, se encamina la estrategia de con quiénes quieres conectar.

La diferencia entre tu CV y tu perfil en LinkedIn

Si bien es mejor no tener un currículum estándar para enviar a todas las convocatorias, un perfil LinkedIn siempre queda igual. Esto facilita tu trabajo.

Sin embargo, como el perfil online es dinámico, vas a tener que seguir ampliando el perfil todo el tiempo. Así como no tienes una página de Facebook o Instagram siempre igual, vas a utilizar LinkedIn para hacer nuevos contactos todo el tiempo.

Otra ventaja de crear tu perfil en LinkedIn es la extensión: si un currículum tiene máximo 2 páginas, y un Resumé solo 1, aquí puedes alargarte sin problema alguno, pero no abuses de esta libertad para añadir detalles innecesarios.

¿Quieres que revise tu currículum?

Después de todas estas recomendaciones, quizás dices, es mucho trabajo o no estoy del todo seguro. Déjanos un comentario con tu primera acción hoy para mejorar tu CV.

Y si necesitas ayuda, claro que podemos hacerlo. Con mi equipo hacemos esta revisión: nos envías el documento y nos dices para qué lo necesitas. Nosotros perfeccionamos tu CV en pocos días, y si hace falta, con servicio exprés en menos de 24 horas. Encuentras toda la información en mi página de la asesoría personalizada.

Si quieres hacerlo por cuenta propia, he actualizado mi libro de Crea tu CV, el cual es una guía paso a paso para que redactes correctamente tu currículum y tengas un perfil potente en LinkedIn. Hacemos actualizaciones permanentemente. Hay plantillas en español e inglés e incluye un checklist de cosas que no pueden faltar. Incluye además una tutoría que te enseña a relacionarte en LinkedIn.

Ahora te toca a ti: crea tu perfil en LinkedIn

Ahora es tu turno, toma los consejos y empieza a mejorar tu currículum vitae ya.

Te invito este fin de semana a empezar a trabajar en el contenido de tu perfil para cambiarlo y tener mayor impacto.

¡Escríbeme y mándame comentarios!

Cómo conseguir un contrato de trabajo en Alemania

Cómo conseguir un contrato de trabajo en Alemania

¿Quieres conseguir un contrato de trabajo en Alemania?

¿Y quieres aprovechar para estudiar y trabajar?

Te interesa vivir después en Alemania, ¿pero no sabes alemán?

En esta ocasión tuvimos una charla con Laura Camila Murcia, que consiguió un contrato de trabajo como personal sanitario en Alemania el cual, además de pagarle los gastos del viaje y los trámites para emigrar, también le pagó las clases de alemán para poder trabajar. Ella nos deja importantes lecciones de cómo sí se pueden cumplir los sueños, solo es cuestión de saber buscar.

Escucha este episodio de Gana la Beca de tus Sueños en iTunes, Spotify o SoundCloud.

 

Conseguir un trabajo en el extranjero es una de las posibilidades para tener experiencias internacionales cuando no quieres estudiar una maestría o un doctorado. Debido a que el requerimiento y la necesidad de personal sanitario en Alemania son muy altos, existen algunas compañías intermediarias que se encargan de reclutar personal de áreas de la salud de diversas partes del mundo para que trabajen en Alemania.

¿Cómo se logra pasar este tipo de convocatorias? Hay que saber dónde buscar y revisar qué es lo que ofrece cada compañía. Debido a que están enfocadas en ofrecer trabajo en Alemania para personal sanitario, por lo general están limitadas a menos de 20 personas. Es necesario saber inglés o algún otro idioma, tener tu título profesional con buenas notas, y realizar una entrevista cara a cara. Aunque la experiencia importa, también aceptan estudiantes que estén cerca de graduarse, por lo que esto no es una limitante.

La empresa que abre la convocatoria puede concertar las entrevistas vía online con los posibles hospitales, por lo que ya desde antes de salir de tu país tienes la certeza de que tendrás un trabajo. Por lo general se firman contratos por 2 años de trabajo en el hospital, después de los cuales puedes extenderlo, o elegir regresar a casa.

 


 

Aprendizaje del alemán

Eso suena muy bien pero espera, ¿no necesito saber alemán para irme? Bueno, sí. Para trabajar en Alemania necesitas saber el idioma. Sin embargo, estas compañías saben que no es un idioma ni tan popular ni tan sencillo como el inglés, por lo que en muchos casos la convocatoria incluye un periodo de estudio del alemán de tiempo completo con una beca de manutención. Deberás alcanzar el nivel B1 en tu país, y posteriormente realizar un periodo adicional de estudio en Alemania para lograr la certificación de alemán nivel B2, que es el requisito mínimo.

¿Qué más ofrecen estos contratos para personal sanitario?

El contrato con estas compañías intermediarias puede incluir desde el curso intensivo de alemán en tu país, apoyo con los trámites para la visa y la homologación del título, apoyo para conseguir abrir una cuenta bancaria, alojamiento pagado mientras obtienes el certificado del nivel B2, y hasta los tiquetes de avión.

La enorme ventaja de estas oportunidades es que, una vez que has logrado llegar a Alemania, la convivencia diaria consigue una inmersión total que facilita el aprendizaje, por lo que puedes obtener la certificación B2 muy rápido.

¿De qué maneras puedes facilitar tu aprendizaje del alemán para que sea más rápido?

Busca el método que más te ayude a maximizar tu aprendizaje, dependiendo de si eres visual, auditivo o kinestésico:

  • Haz ilustraciones para asociar las palabras con su concepto.
  • Usa podcasts para oír el idioma y acostumbrarte a él. Hay algunos como el de Langsam gesprochene Nachrichten de la Deutsche Welle donde hablan más lento, y el de Die Nachrichten.
  • Utiliza notitas autoadheribles de colores para pegarlos en las cosas que te aprendes, usando un color para cada género.
  • Busca videos de YouTube o podcasts para acostumbrar tu oído.
  • Canta canciones en alemán.
  • Habla en voz alta en casa. Suena tonto, pero ayuda a acostumbrar a la lengua con la complejidad de las palabras.

¿Cuáles son los retos a los que te enfrentas?

  • Adaptación cultural. Al estar en otro país, las costumbres locales para la atención de pacientes y la cultura laboral son diferentes a las de tu país, no solo a nivel tecnológico, sino también en cuanto a trato al paciente y tipo de prácticas.
  • El tipo de actividades que tiene el alcance de la profesión. Dependiendo del país, la formación de los profesionales de la salud es diferente, por lo que es probable que en algunos casos te falten habilidades, o tus conocimientos sean mayores a los esperados para tu trabajo. Este último caso es una enorme ventaja, porque te ayudará a destacar.
  • La multiculturalidad. Debido a que este tipo de convocatorias se abren para varios países, podrás interactuar no solo con los alemanes, sino con personal sanitario de otros países en la misma situación que tú.

En conclusión, conseguir un trabajo de este tipo puede parecer un sueño, pero es una realidad. Necesitas disciplina, consistencia y persistencia, pero puedes lograrlo si te lo propones.

Si tienes preguntas para Laura Camila, también las puedes escribir en los comentarios.

 

Cómo construir resiliencia en contexto de crisis

Cómo construir resiliencia en contexto de crisis

Hoy quiero hablar y hacer esta reflexión sobre la importancia de desarrollar la resiliencia en este contexto de crisis.

Escucha este episodio de Gana la Beca de tus Sueños en iTunes, Spotify o SoundCloud.

¿Qué es la resiliencia?

Por definición, la resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas. Otra definición que encontramos es: La capacidad que tiene una persona de superar situaciones adversas y salir fortalecido de ellas.

Una persona resiliente entiende que es el arquitecto de su propia alegría, y de su propio destino.

¿Por qué es importante hablar sobre la resiliencia?

La manera como respondes a esta crisis, a esta situación que no habíamos vivido nunca, está impactando a tus hijos, padres, hermanos y pareja. La manera en la que tú afrontas este estrés, esta incertidumbre, les está afectando porque ellos están aprendiendo de ti, al ver cómo te adaptas esta situación.

Voy a enseñarte hoy 3 maneras para ayudarte a desarrollar la resiliencia en este contexto de crisis. Es una situación crítica, lo sé. Te sientes solo, pero no lo estás. Te preocupa que la sociedad no está preparada para esto, pero tú puedes prepararte para afrontar esta situación. Estamos frente a una oportunidad de aprender, explorar y desarrollar nuevas habilidades académicas o profesionales. Por eso es importante el tema de estudiar, de aprender, de las posibilidades en el extranjero. Es una oportunidad de mejorar las oportunidades a nivel personal: para mantener el foco en momentos de caos.

El mundo nos pide hacer un alto para poder reflexionar en nuestro interior, para que nos analicemos. Qué es lo importante, qué nos mueve, cuál es nuestro compromiso como sociedad. Cuál es el rol que estoy jugando en mi familia, con mi familia, con la sociedad.


 

Tip # 1. Aceptar dónde estás

Estaremos en casa, necesitamos aceptar que estás en tal ciudad, en tal país. En casa con las personas con las que estás. Probablemente estás con hijos que demandan el 100% de tu atención y no te dejan concentrar para sacar el trabajo adelante. O necesitas aceptar que estás con adolescentes, que se sienten frustrados por que no pueden salir a compartir con sus amigos. O necesitas aceptar que estás con tu pareja y no está pasando por un buen momento.

Acepta dónde estás. Acepta que desconoces el plazo para que esto termine, no lo puedes controlar. Esta situación se sale de tu control. Si te han dicho que terminará en tal fecha, es probable que esto se amplíe. Aceptar que estás donde estás y no mirar esa fecha con esa obsesión de que esto va a acabar. Sino más bien, prepararte para sí es más, más resiliente te vas a convertir.

Tip # 2. Establece rutinas nuevas.

A menos que trabajes desde casa de tiempo completo, estar encerrado en casa implica un cambio de rutina al que puedes no estar acostumbrado, especialmente cuando convives con más personas bajo el mismo techo. Esto puede llegar a afectar a la salud mental tuya y de tus seres queridos, puesto que no están acostumbrados a pasar tanto tiempo juntos, para lo cual te doy estas sugerencias:

 

1. ¿Dónde te vas a informar?

Define muy bien cuánto tiempo le vamos a dedicar a las noticias. ¿Cómo te vas a informar? Infórmate solamente con los organismos autorizados, con el ministerios de salud, o el departamento de salud de tu país, o con la entidad que da los datos confiables, pero no estés únicamente leyendo o consumiendo información en redes sociales, porque empieza a aparecer mucha información falsa. Además, la saturación de información puede afectar tu salud mental y generar estrés adicional y pánico.

2. Crea una rutina en familia.

Estar dentro de casa por periodos largos de tiempo tiende a afectar la noción del tiempo. Necesitas definir una rutina que te ayude mejorar la convivencia y cuidar de tu salud mental. Delimitar con tus hijos, contigo y tu pareja una rutina que considere tiempos de actividad mental, física y de esparcimiento. Si les gustan los juegos de mesa, es un buen momento para sacarlos. También pueden armar puzzles, hacer juegos de mímica y más. Aprovechen para tomar cursos en línea, aprende inglés u otros otros idiomas, perfeccionar las habilidades musicales que tenías olvidadas, o incluso, investigar y empezar a preparar lo que necesitas para conseguir una beca.

3. A qué hora nos vamos a levantar en casa.

Tener horarios te ayudará mantenerte enfocado. Esto comienza por un horario para despertar y comenzar con las actividades en casa. Procura dormir bien y mantener horarios de sueño acordes con tus necesidades.

4. Salud.

No todo es trabajo o estudio. Aprovecha para preparar un desayuno saludable, hacer ejercicio, y definir los momentos para trabajar y hacer tareas. Si te gusta cocinar, al estar en casa, también puedes aprovechar para darte el tiempo y descubrir recetas nuevas que puedas seguir preparando más adelante. Sitios web como Kiwilimón o Paulina Cocina tienen una enorme cantidad de recetas desde lo más básico a lo más complejo. Utiliza videos de YouTube para hacer ejercicios. Hay canales de yoga, pilates, y otros para hacer en casa, e incluso aplicaciones como 8 Fit, que tienen versiones gratuitas con las que puedes hacer ejercicios desde casa.

5. Amigos y familiares.

Aprovecha las funciones de conferencias virtuales para mantener el contacto con tus seres queridos que tienen los sistemas de mensajería instantánea, o utiliza aplicaciones como Google Hangouts, Zoom o Skype. Define en qué momento van a ser los encuentros virtuales con amigos, cuándo te vas a ver con tu novio o novia vía online. Permítele eso a tus hijos, no critiques esos momentos en donde necesitamos contacto. Nuestros otros seres queridos están pasándola igual que nosotros. Todos estamos en el mismo barco, todos estamos sintiendo lo mismo.

6. Cuidar nuestra higiene y vestimenta.

Es importante ducharnos todos los días y vestirnos, nada de estar todo el día en pijama. Usar ropa cómoda es preferible que estar en pijama, nos ayuda a sentir que el tiempo en casa es productivo. También es importante incluir esto en la rutina y esa actitud para que todos vayamos de la mano en esto.

La importancia de desarrollar la resiliencia en este contexto de crisis es que los otros te están mirando. Tu familia te está mirando, ellos están aprendiendo de ti. Si ven que tienes ese coraje, ese centro, que mantienes el foco. Ellos se inspiran en tío y se hace más llevadera la situación.

Tip # 3. Aprovecha el tiempo para pensar en ti y cuidarte.

Pasa por redefinir las rutinas que tenías y reinventarte en cosas. En mi caso, yo iba al gimnasio y ahora, como no es posible, hago actividad física porque creo que mantiene mi energía alta. Es por eso que he establecido mis rutinas diarias con videos de YouTube.

Cuida también tu salud mental. Practica la meditación si sientes ansiedad, o apóyate de materiales como el libro de ejercicios que publicó The Wellness Society. Si es necesario, busca apoyo profesional que te facilite manejar la situación. En algunos países están ofreciendo apoyo en línea y vía telefónica para ayudar a manejar el estrés y la ansiedad que provoca esta situación tan inusual.

Reinvéntate en cuanto a preguntarte qué quieres aprender, qué tienes pendiente.  Cuídate en lo físico, en lo mental y en lo emocional. Cuida tu interior y reflexiona sobre qué tenemos que hacer con este parón.

Hay dos opciones: quienes se derrumban en el parón y los que ven las oportunidades en el parón. Pocas personas son las que ven esas oportunidades en el parón. ¡Y son ustedes!

Si te estás sintiendo deprimido, estresado, cansado emocionalmente, con ansiedad y preocupación, recuerda:

  • El primer punto para desarrollar la resiliencia en este contexto de crisis: acepta dónde estás y que la situación no puede ser diferente. Es lo que es, acepta dónde estás y con quién.
  • Segundo, crea rutinas con tu familia: rutinas saludables para tu familia, sé la luz que los guíe.
  • Y el tercero, cuida de ti mismo, cuida tu parte mental, física y emocional.

 

Con estas tres herramientas pretendo eso, ayudarte a transitar este camino juntos. Estamos en el mismo bote, todos estamos pasando por lo mismo. Pero el cambio de perspectiva va a ser lo que va a hacer que salgamos fortalecidos de esta situación que es diferente, crítica y no se había vivido en el mundo de manera conjunta.

Cuéntame cómo estás viviendo esta situación y qué haces para ser un poco más resiliente día a día. 

12 errores comunes a la hora de redactar un Currículum Vitae

12 errores comunes a la hora de redactar un Currículum Vitae

He identificado varios errores comunes a la hora de redactar un currículum vitae esta semana, mientras revisaba algunas hojas de vida que me han enviado para poder corregirlas en vivo. El objetivo de esto es ayudar a evitarlos a aquellos que quieran conseguir una beca, una práctica profesional en el extranjero u obtener una oferta de trabajo en otro país.

Recuerda, cuando armes tu currículum vitae, el mismo debe estar orientado a la búsqueda que estés haciendo, es por eso que aconsejamos tener varias versiones de una hoja de vida.

Escucha este episodio de Gana la Beca de tus Sueños en iTunes, Spotify o SoundCloud.

A la hora de redactar tu CV deberás tener en cuenta varias cosas. En especial, cómo vas a hacer para diferenciarte del resto de los solicitantes. Lee las siguientes recomendaciones sobre errores que debes evitar a la hora de armarlo, y ponte a trabajarlos para así poder cumplir tu objetivo.

12 errores comunes a la hora de redactar un Currículum Vitae

1) Uso de fotografías personales

En los currículums que tienen como objetivo obtener una beca, conseguir una oferta laboral o una práctica profesional, NO debe ir la foto. Esto es porque la persona que hace la primera selección tiene ya la orden de dejar fuera los que tienen fotografías. Es la práctica común en el Reino Unido, pero el mismo criterio se está adoptando cada vez más en Estados Unidos y el resto de Europa.

Hay normas estrictas en donde los miembros del comité de selección o el personal de reclutamiento no pueden revisar un CV con foto porque estarían violando el tema de la igualdad. Tener una foto hace que una persona pueda hacerse juicios, tomar decisiones en torno a género, si la persona le parece bonita, su edad, apariencia física. Empezar a tomar decisiones a través de la foto. Para poder tener igualdad a la hora de elegir los perfiles, no está permitido tener una foto.

2) Tipografía

Asegúrate de que, al imprimirlo, ¡se pueda leer! A veces, para que entre toda la información que queremos poner y no se pase de las 2 páginas, achicamos la letra y esto es un gran error.

Se recomienda también utilizar un formato de letra estándar y fácil de leer en cada tipo de dispositivo, como pueden ser: Arial, Verdana, Calibri o Helvetica. No solo el lector de tu CV lo agradecerá después de leer otros 300 hojas de vida, los ordenadores reconocen más fácilmente este tipo de letras cuando se decide utilizar herramientas de lectura óptica para escanear o hasta seleccionar las hojas de vida, además de que es menos probable que se pierda el formato de tu currículum.

3) Secuencia de la información

Verifica que la información esté ordenada, y sea coherente leerla. Queremos entender fácilmente cuáles son tus prioridades. Estructura la información en secciones lógicas que se perciban a primera vista. De nuevo, después de leer muchos CVs para una convocatoria, la información incoherente cansa al lector. Y si se leen las hojas de vida de manera automática, la computadora entenderá tu CV con mayor facilidad.

4) Títulos de las secciones

Es importante que tengas en cuenta cómo vas a llamar a cada sección. Por ejemplo, la sección de estudios es mejor que la llames Formación Académica. Utiliza un lenguaje propio. Las principales secciones son: educación, experiencia laboral, formación complementaria, premios y habilidades.

5) Información personal o perfil

Es la zona de descripción del perfil, donde indicas: edad, estado civil, dirección, etc. Esta información no hace falta ponerla en un currículum, al menos para el objetivo de nuestros CVs.

Esto es solo para redactar un resumé. Un error muy común es confundir el CV con un Resumé. Un resumé es un documento resumido de 1 página donde detallas y describes los logros principales para obtener un trabajo. En cambio, la hoja de vida puede ser un poco más larga, y debe contener toda la información de manera detallada, y cronológica.

6) Habilidades

El error más común suele ser en la parte de describir nuestras habilidades, ya que solemos escribir cosas muy genéricas que aplican a todos los que han estudiado lo mismo que tú, y eso no te ayuda a destacar quién eres. Un ejemplo: hoy en día todos dicen tener habilidades para el trabajo en equipo, sin decir en qué funciones lo han mostrado. Otras habilidades comunes son descripciones como creativo, explorador, motivado, trabajador, ya que de usarse tanto se han desgastado.

En esta parte debemos mostrar el liderazgo y saber redactar nuestras habilidades de manera interesante. Llama la atención una acción concreta, como por ejemplo. “incrementé las ventas de la división con 25%”, o “logré un contrato con la empresa X”.

7) Información para contacto

Pon tu teléfono junto con el indicativo del país, un correo electrónico que refleje seriedad (“[email protected]” no lo hace), tu usuario de Skype y tu perfil de LinkedIn. Aquí te recomiendo que lo hagas todo clickeable y lo enlaces con tu perfil profesional. Dependiendo de cuál sea el objetivo de tu beca, puedes o no agregar más redes, pero estas son las que deberían ir sí o sí.

8) Información académica

En esta sección generalmente cuesta entender cuál es la prioridad. Resalta bien qué título es cada formación, es decir: es un postgrado, una maestría, un seminario, o un curso online.

Quita lo de Bachiller, ya no hace falta tener esta información en nuestro currículum. Es importante mostrar a partir de nuestro título universitario o profesional. Para una hoja de vida que se utiliza para lograr una beca, menciona tu promedio (en el formato original), y sobre todo, menciona el título de tu trabajo de tesis o proyecto de titulación.

9) Promedio

Para este tipo de currículums que estamos armando, incluir el promedio es un plus, sin importar los años de experiencia que tengas. Hazlo en formato original, y no intentes traducir tu nota a la nota de otro sistema. Hay tanta variedad en los esquemas de notas, y tanta diferencia en la calidad de la nota entre universidades, que sería imposible calcular tu nota para un país diferente. En estos casos, y para facilitar la claridad, indica la escala con que se mide tu promedio: 4.5 / 5, 8.3 / 10, 94/100, etc.)

10) Experiencia laboral

Para el objetivo que tenemos, esta sección tiene que estar muy bien redactada. Aquí es importante que demuestres en lo que contribuiste en cada puesto de trabajo. No pongas solo las tareas que realizaste, eso es muy general. Es mejor que redactes un párrafo de 3 líneas sobre lo que has conseguido. Deberás emplear verbos activos que te ayuden a demostrar qué cosas has hecho o has conseguido en ese rol.

Debes hacer énfasis en lo que tenga relación sobre a dónde va a ir este currículum. Si va a ir a una beca, o máster de desarrollo internacional, intenta ajustar lo que estuviste haciendo para presentarlo. Queremos ver qué hay detrás de tus tareas diarias, eso es lo que demuestra tu potencial. Conecta tu experiencia con los objetivos del programa de estudios: si estás aplicando a una maestría en arqueología, y trabajaste un año en una fábrica de helados, destaca tu gestión del tiempo, o la gestión de personas, y no las ventas logradas.

Recuerda indicar claramente las fechas del periodo en que has trabajado en cada lugar, de preferencia en el formato Mes/Año.

11) Contactos y referencias relevantes

No hace falta que pongas quién fue tu jefe inmediato en cada trabajo para el objetivo de este CV. Tampoco hace falta poner referencias al final de la hoja de vida.

En el caso de que quieran saber más sobre ti, la Universidad te pedirá los datos de referencia, ya sea a nivel académico o profesional.

Además, tienes más margen para adaptar las referencias durante el proceso. Si revelas desde el inicio tus referencias en la hoja de vida, y luego resulta que te piden dos referencias académicas, tienes un problema. Si no las pones, puedes todavía elegir nuevas referencias.

12) Firma al final del documento

No hace falta que tu CV esté firmado. La firma quita espacio para poder sumar otras cosas más importantes.

Mira el video y observa los ejemplos que hemos corregido en vivo:


¿Quieres que revise tu currículum?

Despues de todas estas recomendaciones, quizas dices, es mucho trabajo. Dejenos un comentario con tu primera accion hoy para mejorar tu hoja de vida.

Y si necesitas ayuda, claro que podemos hacerlo. Con mi equipo hacemos esta revisión: nos envías el documento y nos dices para que lo necesitas. Nosotros perfeccionamos tu hoja de vida en pocos dias, y si hace falta, con servicio Express, en menos de 24 horas. Encuentras toda la info en mi página: asesoría personalizada.

He actualizado mi e-book de Crea tu CV, el cual es una guía paso a paso para que redactes correctamente tu currículum y tengas un perfil potente en LinkedIn. Hacemos actualizaciones permanentemente. Hay plantillas en español e inglés e incluye un checklist de cosas que no pueden faltar. Incluye además una tutoría que te enseña a relacionarte en LinkedIn.

Ahora es tu turno, toma los consejos y empieza a mejorar tu currículum vitae ya.

¡Escríbeme y mándame comentarios!

4 tipos de doctorado en los que puedes conseguir una beca

4 tipos de doctorado en los que puedes conseguir una beca

Una vez que estás decidido a estudiar el doctorado, y que empiezas a buscar información sobre el tema, te encontrarás con varios tipos de doctorado. Dependiendo de la universidad y del tema en los que estés interesados, cada uno de ellos tendrá además requisitos diferentes para poder participar. Hay grandes diferencias entre países y sistemas educativos. También son diferentes los doctorados según las áreas de estudio.

Los 4 tipos de doctorado para los que puedes lograr una beca

Antes de conocer los requisitos necesarios para acceder a un doctorado, debes saber qué tipo de doctorados existen, para elegir el que más te convenga de acuerdo con tus intereses y planes a futuro. En este artículo te explicaré cuáles son según su enfoque, así como algunos requisitos básicos para cada uno de ellos.

Puedes escuchar este episodio en mi podcast Gana la Beca de tus Sueños en iTunes, Spotify o Soundcloud.

En general, los programas de doctorado se pueden clasificar dependiendo de las siguientes características:

  1. Si hay cursos para mejorar tu nivel inicial de conocimientos;
  2. Aunque siempre tendrás que desarrollar un proyecto de investigación, puede ser un proyecto personal o puedes integrarte a un proyecto que se encuentra en curso,
  3. La necesidad de apoyar a tu supervisor en tareas de docencia.

 


Tipo #1. El doctorado estructurado

El programa de doctorado estructurado es el típico programa de estudio en Estados Unidos, Australia o el Reino Unido. Es un programa de al menos 4 o 5 años, donde el primer año consiste en una maestría con clases teóricas, y luego, se inicia la investigación científica en un proyecto personal.

La inscripción al programa es anual y solo tienes una fecha límite para aplicar. Las universidades suelen tener muchos candidatos para este tipo de programa, sobre todo de reciente graduación.

La selección de estudiantes es muy exigente. Por esto, los candidatos se seleccionan con base en la excelencia que han tenido en los estudios anteriores, en especial estudiantes con muy buenas notas. En muchos casos, sobre todo en Estados Unidos, suelen pedir una prueba de GMAT o GRE.

Este tipo de doctorado es el más estandarizado y, por el tipo de requisitos de entrada, es el más exigente. Típicamente, son las mejores universidades que gestionan este tipo de programas, como el programa de doctorado de Harvard, Princeton o el MIT.

Para entrar a un doctorado de este tipo tienes que enviar tu currículum, una carta de motivación y un proyecto de investigación.

 

Tipo #2. Convocatorias de doctorado para desarrollar tu propio proyecto

En estos casos tú propones el proyecto que te interesa para desarrollarlo bajo la guía de un profesor.

El acceso a este tipo de doctorados es competitivo. Aquí la clave, y en GENIUS trabajamos mucho en esto, es que tengas una propuesta de investigación de nivel para poder acceder a los doctorados en la convocatoria.

Aquí no van a contar tanto ni tu currículum, ni los resultados de tus estudios anteriores, ni siquiera la universidad en la que estudiaste, sino tu capacidad de investigación. Y esto lo demuestras con una propuesta de investigación.

La exigencia es más que nada por la parte investigativa, ya que requiere disciplina y capacidad para trabajar en solitario, a un nivel científico elevado. No importa si no tienes buenas notas o no vienes de una universidad tan conocida, ya que la prioridad es que la propuesta sea interesante.

Debes investigar las fechas en que se abren las convocatorias para este tipo de proyectos: normalmente siguen un calendario fijo, pero cambian de país a país, e incluso de universidad a universidad. En Mi Beca hemos incluido las fechas de los principales programas de universidades en diferentes países.

 

Tipo #3. Involucrarte en un proyecto de doctorado en curso

Para este tipo de doctorados, un profesor o una universidad ya tiene un proyecto en curso y tú aplicarás como candidato para participar en este programa. Tu objetivo debe ser presentarte como el candidato más idóneo.

Por ejemplo, hay universidades que trabajan en investigaciones sobre el cambio climático con base en la Antártica, y necesitan climatólogos que entren en un proyecto donde se está analizando el nivel de CO2 en muestras de hielo, o biólogos para investigar el impacto en los pingüinos. O un profesor de historia gestiona un proyecto sobre la época bizantina, y gestiona un yacimiento romano en Turquía, y la universidad quiere enviar equipos de arqueólogos dentro de unos meses.

Este tipo de doctorados suele ser más largo porque el proyecto está en curso. Por ejemplo, retomando el caso del análisis de CO2 en muestras de hielo, podrías desarrollar una investigación sobre la duración de las eras glaciales a través de la cantidad de CO2 en las capas de hielo

Este tipo de proyectos suele estar financiado por algún organismo de ciencia, típicamente el Ministerio de Ciencia nacional. Ellos financian profesores para que trabajen en los proyectos, y los profesores necesitarán personas con capacidades investigativas para ayudarlos en esos proyectos.

Entonces, como requisito, es importante tener un buen currículum y demostrar que eres capaz de entrar rápidamente en un proyecto y apoyar en las actividades que se requieran.

El gran problema de este tipo de convocatorias es que no hay fechas fijas, sino que se llevan a cabo durante todo el año. Tienes que estar atento y listo siempre. Debes averiguar incluso dónde salen estas convocatorias de doctorados, ya que no hay información unificada.

¿Dónde encontrar este tipo de doctorado?

Las convocatorias de estos tipos de doctorado se publican en las páginas web de universidades, en páginas de organismos nacionales, o en páginas internacionales de doctorados. Incluso hay una página central para doctorados en la Unión Europea, pero no hay información centralizada al respecto. La tarea más complicada es enterarte de la información de las convocatorias.

Si quieres enfocarte en alguna beca de este estilo, en GENIUS guiamos a las personas a encontrar estas becas de manera rápida utilizando conocimientos de profesores y departamentos. Hacemos este tipo de búsquedas, y te brindamos una guía más cercana y centralizada para cada caso en particular.

 

Tipo #4. Un doctorado como asistente de docencia

Estas convocatorias surgen porque cada universidad necesita siempre personal para que ayude a los profesores a dar las clases, las prácticas, o los ejercicios a los estudiantes durante el año académico.

Estos tipos de doctorado te permiten un salario como asistente de docencia, al mismo tiempo que desarrollas tu proyecto de investigación, guiado por un profesor.

Cada año se busca nuevo personal para dar estas clases a los estudiantes. Es el tipo de doctorado que más surge porque se necesita mucho personal.

En cuanto a requisitos, van a ser importantes tu currículum y tu proyecto de investigación.

 

¿Dónde encontrar este tipo de convocatorias?

Esta convocatoria de doctorado es difícil de buscar, ya que no está centralizada la información, ni tampoco las fechas son muy estables, pero si buscas bien, es una buena oportunidad para presentarte sin tener mucha competencia en la convocatoria.

El consejo que te podemos dar es buscar dónde quieres hacerlo y esperar que allí surja una posibilidad de dar clase durante tu doctorado. Debo decir que el momento en el cual surgen las convocatorias suele ser al cierre del año académico. Por ejemplo, en Europa el año académico termina en junio y ya se sabe a quiénes van a necesitar a partir de septiembre cuando inicie el nuevo año. En Australia, el año académico comienza en enero, por lo que la convocatoria es entre noviembre y diciembre.

Estos son los 4 tipos de doctorado que puedes realizar, y tienes que ver cuáles son las posibilidades que hay para cada uno de ellos. Hay que ser flexibles y abiertos a lo inesperado.

Los puntos esenciales de tu candidatura van a ser tu currículum y sobre todo la propuesta de investigación: esto demuestra si eres o no capaz de hacer una investigación. Un documento bien redactado con detalles y que cumpla con todos los criterios, destaca una candidatura.

Si tienes alguna duda, escríbenos para que podamos ver tu caso en particular.