Una beca o un préstamo para estudios en el exterior

Una beca o un préstamo para estudios en el exterior

Cuando uno ya aplicó y fue aceptado a varios programas, ¿es viable solicitar un préstamo para estudios o es mejor esperar y obtener la beca?

Mi sueño es estudiar en Londres en la LSE, y fui aceptado, pero no obtuve la beca y tuve miedo de aceptar un préstamo porque en mi familia nadie podía ser codeudor de 20 mil dólares, ¿qué puedo hacer con el préstamo para estudios?

Gané la admisión en una maestría en Canadá, y entre las opciones para financiar los estudios, me ofrecen un préstamo/beca. ¿Acepto este tipo de financiación?

Tengo una beca para estudiar en España, sin embargo, es solamente parcial, y pienso en tomar un préstamo para pagar la diferencia de 5 mil euros. ¿Qué me aconsejas?

Hay muchas dudas acerca de las mejores vías de financiación de los estudios. ¿Cómo debes elegir entre un préstamo o una beca? Becas, subsidios y préstamos son todas ayudas económicas para estudiantes para pagar las necesidades asociadas con la educación superior como: la matrícula, el alojamiento, la comida y los viajes. Aunque a veces la gente confunde los términos o los usa indistintamente, cada uno tiene sus propios requisitos y pautas de elegibilidad.

Encuentra las pistas en el video, o el podcast en SpotifyiTunes o Soundcloud.

 

Muchas gracias por acompañarme esta semana 😉


¿Qué diferencia hay entre beca, subsidio y préstamo?

 Una beca es un monto que otorga una universidad, una fundación o un ministerio para financiar los estudios, con base en unos objetivos que se estipulan en la convocatoria. La beca puede incluir algunas o todas de las siguientes categorías:

  • La matrícula
  • Subsistencia (alojamiento, comida)
  • El transporte (viajes internacionales)
  • Seguro médico.

Una beca completa incluye todas las categorías, mientras una beca parcial cubre sólo algunos aspectos.

El subsidio es un monto que otorga una universidad, una fundación o un ministerio para financiar los estudios, y se basa en la necesidad financiera. Los subsidios no son muy comunes para los estudios en el exterior: puede incluir algunas o todas las categorías de gastos de estudios.

El préstamo es un crédito que te otorga una institución para pagar las necesidades asociadas con la educación superior, pero este monto se debe devolver a la institución.

El préstamo educativo tiene varias condiciones:

  • El monto máximo
  • La necesidad de un aval o codeudor
  • El plazo de la devolución
  • Los intereses que pagar
  • Posibles remisiones

En la tabla al final podrás ver los principales organismos de crédito para la educación en cada país.

 

¿Cuáles son las condiciones de un préstamo para estudios universitarios?

Los subsidios y becas no necesitan ser reembolsados, a diferencia de los préstamos universitarios. Los préstamos pueden ser una alternativa interesante para financiar los estudios, pero debes tener en cuenta algunos factores en las condiciones del préstamo universitario.

Si pides un préstamo para estudios, debes entender muy bien las condiciones que imponen. Revisa con mucho cuidado la letra pequeña que estipula las condiciones para el crédito, especialmente en situaciones poco comunes porque ahí es donde están esas excepciones que en algún momento si las pasamos por alto, pues te pueden perjudicar en un futuro, como: accidentes, enfermedades, y otras causas de fuerza mayor que dificulten el pago del crédito.

¿Cuáles datos hay que verificar en el préstamo?

1. El monto máximo que se puede solicitar.

En primer lugar, cada organismo impone un límite al monto que puedes solicitar.

Este monto puede variar en función de tus circunstancias, o ser un límite absoluto.

En muchos organismos no es obligatorio solicitar el máximo.

2. Tener un aval o codeudor, para garantizar la devolución del préstamo.

Vas a necesitar un respaldo suficiente para obtener el monto que has solicitado. Este respaldo viene en primera instancia de tus codeudores (o avalistas), que pondrán como garantía sus ingresos o su propiedad. Se suele pedir a la familia, o a un conocido con suficientes recursos o propiedad para pagar la deuda en caso de que tú no puedas cumplir con el pago.

3. El plazo de la devolución.

Para devolver el monto, el préstamo estipula el número de años que tienes para pagar las cuotas del préstamo. A veces estos empiezan directamente después de los estudios, mientras que en otros casos puedes esperar entre 2, 5 o hasta 10 años para empezar a pagar.

4. Los intereses por pagar.

Si pides dinero prestado, devuelves el monto más los intereses.

El tipo de interés que se aplica depende del organismo: algunos aplican el interés de acuerdo con el mercado financiero, aunque la práctica más común es un tipo cero, y debes restituir solo el capital sin intereses.

Los intereses de un préstamo para estudios son siempre muy bajos, aunque se pueden incrementar si tienes penalizaciones por falta de pago en los plazos acordados con el organismo.

5. Las remisiones.

Algunos préstamos debes devolverlos en su totalidad, mientras otros organismos te permiten convertir una parte o la totalidad del préstamo en una beca si cumples con algunas condiciones, como pueden ser:

  • Estudiar en áreas prioritarias determinadas por el organismo
  • Volver a tu país, y vivir/trabajar allí durante algunos años
  • Trabajar en la administración pública
  • Ir a vivir en zonas desfavorecidas de tu país.

 

¿Debo aceptar un préstamo, o es mejor esperar a conseguir la beca?

Es viable pedir un préstamo siempre y cuando tu capacidad económica pueda soportar los requisitos del préstamo, y no haya alternativas, pero ¿cómo decidirte?

Sigue estos pasos para entender si un préstamo es para ti.

Paso 1: Conoce el verdadero coste de los estudios

Necesitas conocer el monto que requieres para los estudios. Si no conoces este número, no puedes diseñar tu estrategia financiera.

Calcula el monto que necesitas para estas 5 categorías:

  • La matrícula
  • Subsistencia (alojamiento, comida)
  • El transporte (viajes internacionales)
  • Seguro médico
  • Administración.

Repite este ejercicio por cada uno de los programas que has seleccionado.

Compara ahora el monto de algunos otros programas de estudio. ¿Necesitas 10 mil dólares, o 5 mil euros?

Paso 2: Si pido un préstamo, ¿cómo lo voy a devolver?

Ahora que sabes cuánto necesitas, puedes hacer una simulación del préstamo y del pago mensual que tendrás que realizar para devolverlo todo.

Para poner las cosas fáciles, tomamos un ejemplo simple de un préstamo de 12 mil dólares a tipo de interés 0%, a pagar en 5 años iniciando directamente después de los estudios. Son 60 meses y 60 pagos por realizar. Son 200 dólares cada mes durante 5 años.

¿Es un monto elevado o no? Posiblemente no. Por esto necesitas conocer el salario mensual que puedes ganar después de los estudios. Este pronóstico lo puedes sacar de colegas o de estudiantes que han terminado los estudios en tu mismo programa.

Todo depende de dónde vas a trabajar. Si después de los estudios regresas al mismo trabajo, ¿puedes aspirar a un salario más elevado? O si has pensado en cambiar de trabajo, ¿qué opciones tienes? O, ¿has considerado que puedes incluso cambiar de país, y migrar a un país con salarios elevados?

Estudios internacionales demuestran que un título de maestría incrementa en promedio el salario con un 30 a 40%.

¿Puedes garantizar un salario para pagar esta cuota?

Haz el ejercicio con el monto que ganas, y calcula el pago mensual que puedes asumir en el futuro.

Paso 3: Si pido un préstamo, ¿cómo reduzco su coste?

Ahora utiliza el mismo número que obtuviste en el primer paso, y evalúa: ¿qué tal si debes financiar este monto exclusivamente con un préstamo?

¿Puedes de alguna manera reducir el coste del préstamo? Si calculas el costo de la matrícula de un máster, debes saber que las universidades en EE. UU. o el Reino Unido tienen una matrícula muy elevada, y entonces el costo del préstamo se eleva.

¿Has considerado estudiar en un país o universidad con un coste menor, o donde la matrícula sea más reducida? Con esto, además, reducirás la presión del aval.

Igualmente, puedes buscar pedir remisiones planificando tu carrera al regreso al país. En función de tus ingresos laborales, puedes aplazar el pago, solicitar alguna remisión y reducir los intereses a pagar.

Paso 4: ¿Pido el préstamo, o es mejor esperar la beca?

 Si no acepto un préstamo, ¿cuáles alternativas de financiación tengo?

Como he dicho, una opción es probar otras opciones: revisa suficientes programas de maestría en otros países.

También puedes considerar solicitar becas.

Incluso puedes solicitar ambos al mismo tiempo. Solicitar un préstamo para estudios no te excluye de solicitar una o más becas. Sólo tienes que verificar si puedes cancelar el contrato del préstamo, o si puedes pagar el préstamo con el dinero de una beca.

Entre las varias opciones de becas, distingue claramente entre una beca completa o parcial

  1. Becas completas: Son muy cómodas, pero vienen con condiciones específicas. Por lo general debes regresar y trabajar en tu país el doble de tiempo que estuviste disfrutando la beca. Entonces, si estás fuera por un año, debes estar en tu país dos años trabajando y así solventar el préstamo.

Sin embargo, algunas becas completas te permiten quedarte y si empiezas a trabajar, generas dinero y vas pagando el préstamo a distancia. Eso depende del tipo de organización o entidad que te haga el préstamo porque hay bancos, organizaciones, fundaciones e instituciones de todo tipo.

Si te interesan becas completas por maestría, también puedes leer nuestra libro de becas completas.

Abre este panorama a más programas con el ánimo también de efectivamente tener una oferta mayor de becas y poder solicitar una, aunque hayas pedido un préstamo, ya que en muchos casos lo puedes devolver con la beca.

  1. Becas parciales: Estas no cubren todos los costos, sin embargo, pueden ser una opción interesante. ¿Por qué?
    1. Las becas parciales no te exigen regresar a tu país, y si consigues un trabajo interesantedespués de los estudios, te puedes quedar.
    2. Con una beca parcial el préstamo se vuelve menos oneroso. Con una beca que te paga la matrícula, por ejemplo, solo necesitas un monto para los demás gastos.
    3. Una beca parcial es más flexible, porque normalmente te permite solicitar otras becas complementarias.

 

¿Tú qué duda tienes? Pregúntanos

Verifica las condiciones de un préstamo, y haz el cálculo de tu necesidad.

Comparte tus números en los comentarios para que los comentemos.

Recuerda: primero debes saber cuánto necesitas, y luego puedes combinar tus fuentes de financiación: becas, préstamo y tu trabajo.

¡Sigue una estrategia financiera!

 

Principales organismos de crédito para la educación en cada país
PaísOrganismoPaísOrganismo
ChileBanco BICE
Banco de Chile
VenezuelaEducredito
ColombiaColfuturoBrasilFundacred
PerúPronabec
BCP
BoliviaFundación CIDEP
Crecer
MéxicoFIDERH
Edupass
GuatemalaBCIE
Guatefuturo
EcuadorBanco del PacificoNicaragua INDE
BCIE
ArgentinaBanco de la NaciónCosta Rica CONAPE
BCIE
Panamá IFARHU
Cómo conseguir más de una beca por año académico

Cómo conseguir más de una beca por año académico

¿A cuántas becas me puedo presentar?

¿Puedo solicitar más de una beca?

¿Cuántas becas existen en mi país?

¿Cuántas becas hay para mi situación?

Estas son algunas de las preguntas que recibo a menudo de personas que quieren solicitar una beca. En esta entrevista, quiero darte las respuestas a estas inquietudes.

Suscríbete ya a Gana la beca de tus sueños en iTunes  y no te pierdas los nuevos episodios.

Cómo conseguir más de una beca por año académico

Cuando te planteas conseguir una beca para estudiar en el extranjero es sumamente importante tener en cuenta dos aspectos.

1. Aplicar a becas en el exterior: una meta a largo plazo

El primero, necesitas ser consciente que te estás fijando una meta a largo plazo y que tendrá repercusión en tu vida por siempre.

¿Qué quiero decir con esto? Si estás pensando en conseguir una beca para realizar tu pregrado, una maestría o máster o un doctorado este es un propósito que estará de por vida en tu CV, en tu carrera profesional, en tu parte académica y por supuesto será una experiencia que llevarás por siempre en tu vida, que te cambiará la vida.

Como es una meta a largo plazo, necesitas empezar la planificacion a tiempo.

Siendo consciente del impacto que tendrá esto en tu vida, viene el segundo aspecto y de mayor importancia.

2. ¿Cuándo solicitar becas en el exterior?

Los procesos de solicitud a una beca son anuales. Es decir, los estudios académicos en su mayoría se rigen por un año académico o dos semestres.

Si quieres realizar un máster en Europa o Estados Unidos, por ejemplo; necesitas saber que por lo general las clases empezarán en septiembre o en octubre.

O si quieres aplicar a un máster en Australia o Nueva Zelanda, las clases empezarán en enero o en agosto.

Esto qué significa?

Que si no has conseguido ser admitido o no has conseguido la beca para el período académico que te has planteado tendrás que esperar un año más para volver a ponerte en marcha y conseguir tu propósito.

Con estos dos puntos claros ahora sí, entremos a dar respuesta a la pregunta: ¿Cuántas becas puedo solicitar?

Estas listo? Vamos allá!

A cuántas becas me puedo presentar

 

 

Siguiendo estos consejos tendrás más probabilidades de conseguir esa beca que tanto deseas.

Quizás tienes preguntas tambien respecto a cómo enfocar la busqueda de becas. Tengo un par de consejos sobre como iniciar la busqueda, para que rinde a lo maximo tu trabajo. Tambien he desarrollado una herramienta, Mi Beca, en tu móvil u online, para encontrar rapidamente entre unas 4,500 becas en total. Hay becas para maestría, pero también para pasantías y cursos cortos, para qué vas ensayando y conociendo las posibilidades. Mantenemos el coste de la app muy bajo para que muchas personas pueden aprovechar esta información.

Si tienes más dudas respecto a las becas, tambien tengo preparado una series sobre los mitos que se crean alrededor de las becas, y que no son para nada verdad. El primer mito es que se te dice que tú no puedes aplicar, porque no eres un genio. ¡Y no es verdad! Lee sobre este mito #1 en esta entrada.

Más consejos sobre becas

Y tengo más consejos en esta series de podcast “Ganal a Beca de tus Sueños”.

Ayuda a los demás

Si conoces a alguien que quiera conseguir una beca o que se encuentre en el proceso de solicitud,  reenvíale este post para que lo haga bien a la primera y se ahorre muchos quebraderos de cabeza.

Muchas gracias por acompañarme esta semana 😉

Nosotros estamos aquí para ayudarte

Y dime, ¿Cuántas becas ya tienes seleccionadas para enviar tu solicitud?

¿Tienes algún quebradero de cabeza en cuanto a la documentación?

Dímelo en los comentarios y te daré respuesta.

Un fuerte abrazo y muchas gracias por leerme y ver mis vídeos.

Diana

 

Fuera mito #7: Temo ir a estudiar a otro país y no encontrar un trabajo similar

Fuera mito #7: Temo ir a estudiar a otro país y no encontrar un trabajo similar

¿Está trabajando y te da miedo irte a estudiar en el extranjero y a tu regreso no encontrar un trabajo de características similares al que tenías?

¿Tienes un buen trabajo y has ido aplazando durante años tu sueño de viajar a otro país para formarte por miedo a perder tu trabajo?

Este es el séptimo mito que puede surgirte cuando empiezas a pensar que te gustaría estudiar y viajar a otro país.

Este post corresponde a la serie “Fuera mitos”. Si quieres conocer los otros mitos que he derrumbado los puedes leer en los siguientes enlaces:

Mito #1. Para obtener una beca no necesitas ser un genio

Mito #2. Para ganar una beca no necesito tener suerte

Mito #3. Para ganar una beca no necesito ser joven

Mito #4. No encuentro becas en mi tema

Mito #5: Para conseguir una beca no necesito ser adinerado

Mito #6: Si gano una beca me perderé de vivir otras cosas

Fuera mito #7: Temo ir a estudiar a otro país y no encontrar un trabajo similar

Hace unas semanas una de las lectoras del blog nos planteó otro mito que en ocasiones puede detener a las personas de tomar la decisión y ponerse en marcha para solicitar una beca que le permita estudiar y viajar al extranjero.

Este mito esta relacionado cuando tienes un trabajo, llevas un tiempo importante en la empresa u organización y te da miedo dejar tu trabajo para irte a estudiar y viajar al extranjero debido a que no sabes si a tu regreso encontrarás un trabajo de características similares.

Antes de derrumbar este mito con algunos argumentos y mi experiencia personal, quiero dar las gracias a Gabi por habernos planteado otro quebradero de cabeza que surge cuando quieres solicitar una beca para estudiar en otro país.

#1.  ¿Eres realmente bueno en tu trabajo?

En el momento en que por un lado te surjan las inquietudes por conseguir una beca para estudiar una temporada en otro país y por otro lado aparezcan los temores de si encontraras un trabajo con características similares al que tienes actualmente, sería importante preguntarte lo siguiente:

  • ¿Si trabajas con el sector público podrías pedir una excedencia laboral que te permita dejar de ejercer tus funciones durante un tiempo y así mantener tu puesto de trabajo a tu regreso?
  • ¿Si trabajas con el sector privado podrías pedir una licencia no remunerada para irte una temporada al extranjero y conservar tu posición dentro de la empresa?
  • ¿Podrías pedir una año sabático para formarte en otro país y a tu regreso poner en práctica todo lo que has aprendido?

En caso que tu respuesta sea sí para alguna de estas preguntas, no tendrías que renunciar a tu puesto de trabajo.  Lo que tendrías que hacer es informarte de los requisitos para poder solicitar una de estas tres posibilidades y tus compromisos y responsabilidades a la hora de volver a tu país.

En el caso que la respuesta sea no, ya sea porque en tu empresa no existe este tipo de incentivos, o porque llevas muy poco tiempo vinculado para solicitar algo del tipo que he mencionado anteriormente o porque tienes un trabajo temporal o contrato a termino fijo; con lo cual la única alternativa sería renunciar a tu puesto de trabajo para estudiar y viajar a otro país te diré lo que podrías hacer al respecto.

En este caso la pregunta que necesitas plantearte es: ¿Soy realmente bueno y destaco en mi trabajo?

En este punto es muy importante ser muy honestos con nosotros mismos.

Esto quiere decir:

  • Reconocer si estás dando el 100% de tus capacidades en las tareas que desarrollas cada día y si realmente te apasiona tu trabajo.
  • Reflexionar si te involucras en el trabajo o lo ves como un medio para ganar un dinero y nada más.
  • Identificar si eres una persona que colabora con los jefes y equipos de trabajo, si eres una persona propositiva, proactiva, con ideas y que las comparte dentro de la institución.
  • Pensar si eres una persona que destaca y marca diferencia en el trabajo. Te caracterizas por ser una persona puntual, organizada, que cumple con los plazos, con inteligencia emocional y de buen trato.
  • Identificar si durante el tiempo que llevas trabajando te has formado en algo más, te has actualizado con algún curso fuera de los que te da la empresa o la institución.

Resulta importante reflexionar sobre estos puntos porque esto hará que en primer lugar si decides irte a estudiar al extranjero puedas dejar las puertas abiertas en tu trabajo para cuando regreses y cómo eres una persona que aporta mucho valor a la organización puedas presentarte y es muy probable que no duden en volverte a contratar para la misma posición o una superior gracias a la cualificación que recibirás en otro país.

Durante mi carrera profesional he trabajado con el sector público, sector privado y ONG y en todas partes y países he encontrado todo tipo de empleados.

Personas que disfrutan enormemente de su trabajo, que lideran procesos, que marcan diferencia y por supuesto estas personas además de ser muy apreciadas personalmente también cuando han querido realizar una formación fuera o tomar un año sabático han podido hacerlo porque es tal el valor que aportan a la empresa que los directivos o jefes no dudan en volverlos a contratar.

Sin embargo también he conocido personas que no les gusta lo que hacen, que tienen dificultades para cumplir los plazos de entrega, que llegan tarde sistemáticamente cada día y a cualquier evento, que están en cuerpo presente pero en mente ausente, que no están alineados con la misión de la entidad con lo cual no creen en lo que están haciendo cada día y por lo tanto no tienen nada nuevo para aportar.

En el caso que te encuentres o te veas reflejado en alguna de estas situaciones necesitarías preguntarte como darle un giro a tu situación actual. No te estoy diciendo que renuncies a tu puesto de trabajo así no más, claro que no!

Pero es muy probable que haya llegado el momento de preguntarte como darle un nuevo aire a tu vida.

Tal vez irte una temporada a estudiar a otro país podría ayudarte o sencillamente reconocer que tu tiempo en esa empresa o entidad ha terminado y ha llegado el momento de prepararte para el cambio.

Al respecto me ha venido a la memoria un fragmente de un discurso de Steve Jobs:

“Estoy convencido que la única cosa que me sostuvo era que amaba lo que hacía. Uno tiene que descubrir lo que ama. Y eso es tan cierto con respecto a tu trabajo como a quienes te aman. Tu trabajo va a llenar una gran parte de tu vida y la única manera de estar verdaderamente satisfecho es hacer lo que uno cree que es un gran trabajo. Y la única manera de hacer un gran trabajo es amar lo que uno hace. Si no lo has encontrado todavía, sigue buscando. No te quedes quieto. Como en todos los asuntos del corazón, ya sabrás cuando lo encuentres. Y, como en toda gran relación, solo será mejor y mejor a medida que pasan los años. De modo que sigue buscando hasta que lo encuentres. No te quedes quieto”.

Entonces ante la duda de si encontrarás trabajo, depende de ti. ¿Eres realmente bueno en lo que estás haciendo? ¿Amas lo que haces?

Cuando esto sucede no hay de que temer, tendrás un trabajo, serás capaz de encontrar el lugar adecuado.

#2.  Tomas acción o sufres en silencio

¿Sabes de que se arrepiente la gente antes de morir?

Muchas de las personas a las que se les ha realizado esta pregunta antes de morir, coinciden en que se arrepienten de no haber tenido el coraje de vivir una vida, siendo fiel a sus sueños.

Se arrepienten de no haber viajado, de no haber aprendido a tocar un instrumento que les encantaba, de no haber aprendido algo que les apasionaba, de no haber tenido la fuerza de hacer lo que querían hacer.

En conclusión, se arrepienten de no haber hecho tal o cual cosa.

Hace unos años cuando supe de esta investigación, me prometí a mi misma de hacer todo lo que esté en mis manos, para vivir siendo fiel a mis sueños y por hacer lo que me gusta y renunciar a tiempo a lo que no me gusta.

Un ejemplo de ello es que cuando he sentido que ya he dado todo mi potencial en un trabajo y que ha llegado la hora de aprender más o de cambiar, me he preparado y lo he hecho.

No quiero para mi una jubilación (pensión) segura pero cargada de…. “si lo hubiera hecho”…

Así que si tu sueño es viajar, estudiar en otro país y estar una temporada en el extranjero, ponte manos a la obra para hacerlo realidad y en cuanto al trabajo sigue buscando y dando lo mejor de ti para que seas bien valorado.

Conseguir-una-beca-mi-beca

 #3.  Mi experiencia personal: Ir a Israel o aceptar un trabajo

Muchos meses antes de ir a Israel estaba buscando trabajo y la verdad es que me estaba costando más tiempo de lo que me había imaginado.

Durante la búsqueda aproveche para enviar mi solicitud a la beca de Israel.

Imagínate que una semana después de haber sido admitida para ir a Jerusalem con la beca me llamaron de un trabajo al que me había presentado en el sector público en Bogotá para decirme que había aprobado todas las pruebas y pasaba a la entrevista.

Antes de ir a la entrevista, recuerdo que mi padre me pregunto: “¿Que vas a decir si te seleccionan y te dicen de comenzar a trabajar ya? Me imagino que dejas la idea del viaje y te quedas con el trabajo, no?.

Mi respuesta fue: Les explicaré lo de la beca y si no existe manera de solucionarlo, escogeré irme a estudiar a Jerusalem; aunque la beca sea solamente de un mes.

Sí, se me había olvidado decirte que la beca era para estar únicamente un mes.

Mi padre no se lo podía creer, se quedó desconcertado sin decir nada más. Estaba pensando en cómo se me podía ocurrir rechazar un contrato indefinido en una entidad con el sector público por irme un mes a Israel.

La entrevista fue muy bien, con personas muy profesionales; con una mentalidad muy amplia (mi jefe había vivido y estudiado en París) y la respuesta que me dieron fue: “que era estupendo que pudiera ir a Israel a aprender más, para aplicar esto en la entidad y que no me preocupara, que me esperaban para trabajar cuando volviera”.

Y así fue. Estuve en Israel y luego me incorporé con la entidad.

Estoy segura que mi convicción por apostar a lo que quería ayudó para que la vida me diera un empujón y me permitiera hacer ambas cosas.

Si por el contrario yo hubiera pensado en no aceptar la beca para quedarme con el trabajo; durante la entrevista habrían surgido todo tipo de problemas que me hubieran hecho desistir de la idea del viaje y aceptar el trabajo.

Me hubiera arrepentido toda mi vida de no haberlo hecho o me estaría preguntando: “Que hubiera pasado si hubiera ido a Israel…”.

Antes de despedirme, acuérdate cuanto de vuelvan a surgir temores de no conseguir un trabajo a tu regreso de estudiar en otro país, que lo que necesitas es destacar en lo que haces y el trabajo llegará por añadidura.

También es importante que en algún momento de tu vida (mejor antes que tarde) pongas en la balanza, si un trabajo compensa todo el sacrificio de no hacer lo que quieres.

#4. No lo hagas solo

Si no sabes donde empezar, que papeles preparar o todos los detalles te abruman. Y en tu entorno no hay nadie con estudios universitarios, o que te puede aconsejar sobre los pasos a tomar? No pierdes esta oportunidad de estudiar + viajar por no prepararte bien.

Es fácil olvidarse de detalles en la aplicación, o de enviar una hoja de vida que a ti parece bien, pero que en una universidad de renombre no califica. Es posible que nunca has escrito una carta de motivación ganadora en ingles. O que no sabes que preguntas te pueden hacer en la entrevista.

Estamos aqui­ para ayudarte! Tenemos el programa de mentoring AVANZA para personas que quieren iniciar una maestría. En el mentoring te desvelamos todos los pasos para aplicar con éxito. Ahorra las frustraciones de aplicar durante años y nunca acertar, y aprende de nuestro equipo.

Juntos, mi equipo ha ganado mas de 15 becas en varios países del mundo, … y también han perdido otras. Pero saben qué se necesita para ganar la admisión, y ganar la financiación.

Escríbenos con tus dudas y preguntas, o para obtener más detalles, y así prepararte de la mejor manera para la próxima convocatoria.

Sientes que estas estancado en tu búsqueda, y no encuentras maneras de dar un empuje a tu carrera profesional? No eres la unica persona con este problema. Muchos profesionales sienten que no se valora su talento. Al mismo momento, es frustrante no encontrar la financiación para mejorar tu vida.

Utiliza nuestro mentoring AVANZA para dibujar el camino más corto y exitoso para un futuro mejor.

Si te interesan becas completas por maestría, también puedes leer nuestra guía. La versión actualizada sale en agosto.

Si tienes más preguntas sobre como ganar una beca, o quieres conocer tus oportunidades, te recomiendo hablar con Diana en la consultoría grupal o privada. Así puede darte una respuesta más personalizada.

#5. Empieza a diseñar un plan con una estrategia clara

Dicho esto, hazme un favor: deja de pensar que necesitas de la suerte para alcanzar tus sueños.

Lo que necesitas es echarle ganas e ir a por ellos.

Y si lo que quieres es estudiar en el extranjero con una beca, entonces empieza a diseñar un plan con una estrategia clara.

Lo que si te puedo asegurar es que si dedicas tiempo, pones esfuerzo, disciplina y motivación lo conseguirás.

Y si quieres leer más sobre como ganar una beca, lee todos los mitos acerca de las becas:

Este post corresponde a la serie “Fuera mitos”. Si quieres conocer los otros mitos que he derrumbado los puedes leer en los siguientes enlaces:

Mito #1. Para obtener una beca no necesitas ser un genio

Mito #2. Para ganar una beca no necesito tener suerte

Mito #3. Para ganar una beca no necesito ser joven

Mito #4. No encuentro becas en mi tema

Mito #5: Para conseguir una beca no necesito ser adinerado

Mito #6: Si gano una beca me perderé de vivir otras cosas

Y dime:

¿Tienes un trabajo y estás pensando en irte una temporada al extranjero? ¿Qué pasos tienes vas a empezar a dar para conseguirlo?

O por el contrario tienes otro quebradero de cabeza que no te deja tomar la decisión de solicitar una beca.

Cuéntamelo en los comentarios.