Cuando uno ya aplicó y fue aceptado a varios programas, ¿es viable solicitar un préstamo para estudios o es mejor esperar y obtener la beca?

Mi sueño es estudiar en Londres en la LSE, y fui aceptado, pero no obtuve la beca y tuve miedo de aceptar un préstamo porque en mi familia nadie podía ser codeudor de 20 mil dólares, ¿qué puedo hacer con el préstamo para estudios?

Gané la admisión en una maestría en Canadá, y entre las opciones para financiar los estudios, me ofrecen un préstamo/beca. ¿Acepto este tipo de financiación?

Tengo una beca para estudiar en España, sin embargo, es solamente parcial, y pienso en tomar un préstamo para pagar la diferencia de 5 mil euros. ¿Qué me aconsejas?

Hay muchas dudas acerca de las mejores vías de financiación de los estudios. ¿Cómo debes elegir entre un préstamo o una beca? Becas, subsidios y préstamos son todas ayudas económicas para estudiantes para pagar las necesidades asociadas con la educación superior como: la matrícula, el alojamiento, la comida y los viajes. Aunque a veces la gente confunde los términos o los usa indistintamente, cada uno tiene sus propios requisitos y pautas de elegibilidad.

Encuentra las pistas en el video, o el podcast en SpotifyiTunes o Soundcloud.

 

Muchas gracias por acompañarme esta semana 😉


¿Qué diferencia hay entre beca, subsidio y préstamo?

 Una beca es un monto que otorga una universidad, una fundación o un ministerio para financiar los estudios, con base en unos objetivos que se estipulan en la convocatoria. La beca puede incluir algunas o todas de las siguientes categorías:

  • La matrícula
  • Subsistencia (alojamiento, comida)
  • El transporte (viajes internacionales)
  • Seguro médico.

Una beca completa incluye todas las categorías, mientras una beca parcial cubre sólo algunos aspectos.

El subsidio es un monto que otorga una universidad, una fundación o un ministerio para financiar los estudios, y se basa en la necesidad financiera. Los subsidios no son muy comunes para los estudios en el exterior: puede incluir algunas o todas las categorías de gastos de estudios.

El préstamo es un crédito que te otorga una institución para pagar las necesidades asociadas con la educación superior, pero este monto se debe devolver a la institución.

El préstamo educativo tiene varias condiciones:

  • El monto máximo
  • La necesidad de un aval o codeudor
  • El plazo de la devolución
  • Los intereses que pagar
  • Posibles remisiones

En la tabla al final podrás ver los principales organismos de crédito para la educación en cada país.

 

¿Cuáles son las condiciones de un préstamo para estudios universitarios?

Los subsidios y becas no necesitan ser reembolsados, a diferencia de los préstamos universitarios. Los préstamos pueden ser una alternativa interesante para financiar los estudios, pero debes tener en cuenta algunos factores en las condiciones del préstamo universitario.

Si pides un préstamo para estudios, debes entender muy bien las condiciones que imponen. Revisa con mucho cuidado la letra pequeña que estipula las condiciones para el crédito, especialmente en situaciones poco comunes porque ahí es donde están esas excepciones que en algún momento si las pasamos por alto, pues te pueden perjudicar en un futuro, como: accidentes, enfermedades, y otras causas de fuerza mayor que dificulten el pago del crédito.

¿Cuáles datos hay que verificar en el préstamo?

1. El monto máximo que se puede solicitar.

En primer lugar, cada organismo impone un límite al monto que puedes solicitar.

Este monto puede variar en función de tus circunstancias, o ser un límite absoluto.

En muchos organismos no es obligatorio solicitar el máximo.

2. Tener un aval o codeudor, para garantizar la devolución del préstamo.

Vas a necesitar un respaldo suficiente para obtener el monto que has solicitado. Este respaldo viene en primera instancia de tus codeudores (o avalistas), que pondrán como garantía sus ingresos o su propiedad. Se suele pedir a la familia, o a un conocido con suficientes recursos o propiedad para pagar la deuda en caso de que tú no puedas cumplir con el pago.

3. El plazo de la devolución.

Para devolver el monto, el préstamo estipula el número de años que tienes para pagar las cuotas del préstamo. A veces estos empiezan directamente después de los estudios, mientras que en otros casos puedes esperar entre 2, 5 o hasta 10 años para empezar a pagar.

4. Los intereses por pagar.

Si pides dinero prestado, devuelves el monto más los intereses.

El tipo de interés que se aplica depende del organismo: algunos aplican el interés de acuerdo con el mercado financiero, aunque la práctica más común es un tipo cero, y debes restituir solo el capital sin intereses.

Los intereses de un préstamo para estudios son siempre muy bajos, aunque se pueden incrementar si tienes penalizaciones por falta de pago en los plazos acordados con el organismo.

5. Las remisiones.

Algunos préstamos debes devolverlos en su totalidad, mientras otros organismos te permiten convertir una parte o la totalidad del préstamo en una beca si cumples con algunas condiciones, como pueden ser:

  • Estudiar en áreas prioritarias determinadas por el organismo
  • Volver a tu país, y vivir/trabajar allí durante algunos años
  • Trabajar en la administración pública
  • Ir a vivir en zonas desfavorecidas de tu país.

 

¿Debo aceptar un préstamo, o es mejor esperar a conseguir la beca?

Es viable pedir un préstamo siempre y cuando tu capacidad económica pueda soportar los requisitos del préstamo, y no haya alternativas, pero ¿cómo decidirte?

Sigue estos pasos para entender si un préstamo es para ti.

Paso 1: Conoce el verdadero coste de los estudios

Necesitas conocer el monto que requieres para los estudios. Si no conoces este número, no puedes diseñar tu estrategia financiera.

Calcula el monto que necesitas para estas 5 categorías:

  • La matrícula
  • Subsistencia (alojamiento, comida)
  • El transporte (viajes internacionales)
  • Seguro médico
  • Administración.

Repite este ejercicio por cada uno de los programas que has seleccionado.

Compara ahora el monto de algunos otros programas de estudio. ¿Necesitas 10 mil dólares, o 5 mil euros?

Paso 2: Si pido un préstamo, ¿cómo lo voy a devolver?

Ahora que sabes cuánto necesitas, puedes hacer una simulación del préstamo y del pago mensual que tendrás que realizar para devolverlo todo.

Para poner las cosas fáciles, tomamos un ejemplo simple de un préstamo de 12 mil dólares a tipo de interés 0%, a pagar en 5 años iniciando directamente después de los estudios. Son 60 meses y 60 pagos por realizar. Son 200 dólares cada mes durante 5 años.

¿Es un monto elevado o no? Posiblemente no. Por esto necesitas conocer el salario mensual que puedes ganar después de los estudios. Este pronóstico lo puedes sacar de colegas o de estudiantes que han terminado los estudios en tu mismo programa.

Todo depende de dónde vas a trabajar. Si después de los estudios regresas al mismo trabajo, ¿puedes aspirar a un salario más elevado? O si has pensado en cambiar de trabajo, ¿qué opciones tienes? O, ¿has considerado que puedes incluso cambiar de país, y migrar a un país con salarios elevados?

Estudios internacionales demuestran que un título de maestría incrementa en promedio el salario con un 30 a 40%.

¿Puedes garantizar un salario para pagar esta cuota?

Haz el ejercicio con el monto que ganas, y calcula el pago mensual que puedes asumir en el futuro.

Paso 3: Si pido un préstamo, ¿cómo reduzco su coste?

Ahora utiliza el mismo número que obtuviste en el primer paso, y evalúa: ¿qué tal si debes financiar este monto exclusivamente con un préstamo?

¿Puedes de alguna manera reducir el coste del préstamo? Si calculas el costo de la matrícula de un máster, debes saber que las universidades en EE. UU. o el Reino Unido tienen una matrícula muy elevada, y entonces el costo del préstamo se eleva.

¿Has considerado estudiar en un país o universidad con un coste menor, o donde la matrícula sea más reducida? Con esto, además, reducirás la presión del aval.

Igualmente, puedes buscar pedir remisiones planificando tu carrera al regreso al país. En función de tus ingresos laborales, puedes aplazar el pago, solicitar alguna remisión y reducir los intereses a pagar.

Paso 4: ¿Pido el préstamo, o es mejor esperar la beca?

 Si no acepto un préstamo, ¿cuáles alternativas de financiación tengo?

Como he dicho, una opción es probar otras opciones: revisa suficientes programas de maestría en otros países.

También puedes considerar solicitar becas.

Incluso puedes solicitar ambos al mismo tiempo. Solicitar un préstamo para estudios no te excluye de solicitar una o más becas. Sólo tienes que verificar si puedes cancelar el contrato del préstamo, o si puedes pagar el préstamo con el dinero de una beca.

Entre las varias opciones de becas, distingue claramente entre una beca completa o parcial

  1. Becas completas: Son muy cómodas, pero vienen con condiciones específicas. Por lo general debes regresar y trabajar en tu país el doble de tiempo que estuviste disfrutando la beca. Entonces, si estás fuera por un año, debes estar en tu país dos años trabajando y así solventar el préstamo.

Sin embargo, algunas becas completas te permiten quedarte y si empiezas a trabajar, generas dinero y vas pagando el préstamo a distancia. Eso depende del tipo de organización o entidad que te haga el préstamo porque hay bancos, organizaciones, fundaciones e instituciones de todo tipo.

Si te interesan becas completas por maestría, también puedes leer nuestra libro de becas completas.

Abre este panorama a más programas con el ánimo también de efectivamente tener una oferta mayor de becas y poder solicitar una, aunque hayas pedido un préstamo, ya que en muchos casos lo puedes devolver con la beca.

  1. Becas parciales: Estas no cubren todos los costos, sin embargo, pueden ser una opción interesante. ¿Por qué?
    1. Las becas parciales no te exigen regresar a tu país, y si consigues un trabajo interesantedespués de los estudios, te puedes quedar.
    2. Con una beca parcial el préstamo se vuelve menos oneroso. Con una beca que te paga la matrícula, por ejemplo, solo necesitas un monto para los demás gastos.
    3. Una beca parcial es más flexible, porque normalmente te permite solicitar otras becas complementarias.

 

¿Tú qué duda tienes? Pregúntanos

Verifica las condiciones de un préstamo, y haz el cálculo de tu necesidad.

Comparte tus números en los comentarios para que los comentemos.

Recuerda: primero debes saber cuánto necesitas, y luego puedes combinar tus fuentes de financiación: becas, préstamo y tu trabajo.

¡Sigue una estrategia financiera!

 

Principales organismos de crédito para la educación en cada país
PaísOrganismoPaísOrganismo
ChileBanco BICE
Banco de Chile
VenezuelaEducredito
ColombiaColfuturoBrasilFundacred
PerúPronabec
BCP
BoliviaFundación CIDEP
Crecer
MéxicoFIDERH
Edupass
GuatemalaBCIE
Guatefuturo
EcuadorBanco del PacificoNicaragua INDE
BCIE
ArgentinaBanco de la NaciónCosta Rica CONAPE
BCIE
Panamá IFARHU
Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email