He identificado varios errores comunes a la hora de redactar un currículum vitae esta semana, mientras revisaba algunas hojas de vida que me han enviado para poder corregirlas en vivo. El objetivo de esto es ayudar a evitarlos a aquellos que quieran conseguir una beca, una práctica profesional en el extranjero u obtener una oferta de trabajo en otro país.

Recuerda, cuando armes tu currículum vitae, el mismo debe estar orientado a la búsqueda que estés haciendo, es por eso que aconsejamos tener varias versiones de una hoja de vida.

Escucha este episodio de Gana la Beca de tus Sueños en iTunes, Spotify o SoundCloud.

A la hora de redactar tu CV deberás tener en cuenta varias cosas. En especial, cómo vas a hacer para diferenciarte del resto de los solicitantes. Lee las siguientes recomendaciones sobre errores que debes evitar a la hora de armarlo, y ponte a trabajarlos para así poder cumplir tu objetivo.

12 errores comunes a la hora de redactar un Currículum Vitae

1) Uso de fotografías personales

En los currículums que tienen como objetivo obtener una beca, conseguir una oferta laboral o una práctica profesional, NO debe ir la foto. Esto es porque la persona que hace la primera selección tiene ya la orden de dejar fuera los que tienen fotografías. Es la práctica común en el Reino Unido, pero el mismo criterio se está adoptando cada vez más en Estados Unidos y el resto de Europa.

Hay normas estrictas en donde los miembros del comité de selección o el personal de reclutamiento no pueden revisar un CV con foto porque estarían violando el tema de la igualdad. Tener una foto hace que una persona pueda hacerse juicios, tomar decisiones en torno a género, si la persona le parece bonita, su edad, apariencia física. Empezar a tomar decisiones a través de la foto. Para poder tener igualdad a la hora de elegir los perfiles, no está permitido tener una foto.

2) Tipografía

Asegúrate de que, al imprimirlo, ¡se pueda leer! A veces, para que entre toda la información que queremos poner y no se pase de las 2 páginas, achicamos la letra y esto es un gran error.

Se recomienda también utilizar un formato de letra estándar y fácil de leer en cada tipo de dispositivo, como pueden ser: Arial, Verdana, Calibri o Helvetica. No solo el lector de tu CV lo agradecerá después de leer otros 300 hojas de vida, los ordenadores reconocen más fácilmente este tipo de letras cuando se decide utilizar herramientas de lectura óptica para escanear o hasta seleccionar las hojas de vida, además de que es menos probable que se pierda el formato de tu currículum.

3) Secuencia de la información

Verifica que la información esté ordenada, y sea coherente leerla. Queremos entender fácilmente cuáles son tus prioridades. Estructura la información en secciones lógicas que se perciban a primera vista. De nuevo, después de leer muchos CVs para una convocatoria, la información incoherente cansa al lector. Y si se leen las hojas de vida de manera automática, la computadora entenderá tu CV con mayor facilidad.

4) Títulos de las secciones

Es importante que tengas en cuenta cómo vas a llamar a cada sección. Por ejemplo, la sección de estudios es mejor que la llames Formación Académica. Utiliza un lenguaje propio. Las principales secciones son: educación, experiencia laboral, formación complementaria, premios y habilidades.

5) Información personal o perfil

Es la zona de descripción del perfil, donde indicas: edad, estado civil, dirección, etc. Esta información no hace falta ponerla en un currículum, al menos para el objetivo de nuestros CVs.

Esto es solo para redactar un resumé. Un error muy común es confundir el CV con un Resumé. Un resumé es un documento resumido de 1 página donde detallas y describes los logros principales para obtener un trabajo. En cambio, la hoja de vida puede ser un poco más larga, y debe contener toda la información de manera detallada, y cronológica.

6) Habilidades

El error más común suele ser en la parte de describir nuestras habilidades, ya que solemos escribir cosas muy genéricas que aplican a todos los que han estudiado lo mismo que tú, y eso no te ayuda a destacar quién eres. Un ejemplo: hoy en día todos dicen tener habilidades para el trabajo en equipo, sin decir en qué funciones lo han mostrado. Otras habilidades comunes son descripciones como creativo, explorador, motivado, trabajador, ya que de usarse tanto se han desgastado.

En esta parte debemos mostrar el liderazgo y saber redactar nuestras habilidades de manera interesante. Llama la atención una acción concreta, como por ejemplo. “incrementé las ventas de la división con 25%”, o “logré un contrato con la empresa X”.

7) Información para contacto

Pon tu teléfono junto con el indicativo del país, un correo electrónico que refleje seriedad (“[email protected]” no lo hace), tu usuario de Skype y tu perfil de LinkedIn. Aquí te recomiendo que lo hagas todo clickeable y lo enlaces con tu perfil profesional. Dependiendo de cuál sea el objetivo de tu beca, puedes o no agregar más redes, pero estas son las que deberían ir sí o sí.

8) Información académica

En esta sección generalmente cuesta entender cuál es la prioridad. Resalta bien qué título es cada formación, es decir: es un postgrado, una maestría, un seminario, o un curso online.

Quita lo de Bachiller, ya no hace falta tener esta información en nuestro currículum. Es importante mostrar a partir de nuestro título universitario o profesional. Para una hoja de vida que se utiliza para lograr una beca, menciona tu promedio (en el formato original), y sobre todo, menciona el título de tu trabajo de tesis o proyecto de titulación.

9) Promedio

Para este tipo de currículums que estamos armando, incluir el promedio es un plus, sin importar los años de experiencia que tengas. Hazlo en formato original, y no intentes traducir tu nota a la nota de otro sistema. Hay tanta variedad en los esquemas de notas, y tanta diferencia en la calidad de la nota entre universidades, que sería imposible calcular tu nota para un país diferente. En estos casos, y para facilitar la claridad, indica la escala con que se mide tu promedio: 4.5 / 5, 8.3 / 10, 94/100, etc.)

10) Experiencia laboral

Para el objetivo que tenemos, esta sección tiene que estar muy bien redactada. Aquí es importante que demuestres en lo que contribuiste en cada puesto de trabajo. No pongas solo las tareas que realizaste, eso es muy general. Es mejor que redactes un párrafo de 3 líneas sobre lo que has conseguido. Deberás emplear verbos activos que te ayuden a demostrar qué cosas has hecho o has conseguido en ese rol.

Debes hacer énfasis en lo que tenga relación sobre a dónde va a ir este currículum. Si va a ir a una beca, o máster de desarrollo internacional, intenta ajustar lo que estuviste haciendo para presentarlo. Queremos ver qué hay detrás de tus tareas diarias, eso es lo que demuestra tu potencial. Conecta tu experiencia con los objetivos del programa de estudios: si estás aplicando a una maestría en arqueología, y trabajaste un año en una fábrica de helados, destaca tu gestión del tiempo, o la gestión de personas, y no las ventas logradas.

Recuerda indicar claramente las fechas del periodo en que has trabajado en cada lugar, de preferencia en el formato Mes/Año.

11) Contactos y referencias relevantes

No hace falta que pongas quién fue tu jefe inmediato en cada trabajo para el objetivo de este CV. Tampoco hace falta poner referencias al final de la hoja de vida.

En el caso de que quieran saber más sobre ti, la Universidad te pedirá los datos de referencia, ya sea a nivel académico o profesional.

Además, tienes más margen para adaptar las referencias durante el proceso. Si revelas desde el inicio tus referencias en la hoja de vida, y luego resulta que te piden dos referencias académicas, tienes un problema. Si no las pones, puedes todavía elegir nuevas referencias.

12) Firma al final del documento

No hace falta que tu CV esté firmado. La firma quita espacio para poder sumar otras cosas más importantes.

Mira el video y observa los ejemplos que hemos corregido en vivo:


¿Quieres que revise tu currículum?

Despues de todas estas recomendaciones, quizas dices, es mucho trabajo. Dejenos un comentario con tu primera accion hoy para mejorar tu hoja de vida.

Y si necesitas ayuda, claro que podemos hacerlo. Con mi equipo hacemos esta revisión: nos envías el documento y nos dices para que lo necesitas. Nosotros perfeccionamos tu hoja de vida en pocos dias, y si hace falta, con servicio Express, en menos de 24 horas. Encuentras toda la info en mi página: asesoría personalizada.

He actualizado mi e-book de Crea tu CV, el cual es una guía paso a paso para que redactes correctamente tu currículum y tengas un perfil potente en LinkedIn. Hacemos actualizaciones permanentemente. Hay plantillas en español e inglés e incluye un checklist de cosas que no pueden faltar. Incluye además una tutoría que te enseña a relacionarte en LinkedIn.

Ahora es tu turno, toma los consejos y empieza a mejorar tu currículum vitae ya.

¡Escríbeme y mándame comentarios!

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email