Consejos para el TOEFL – post invitado: María Franco

Si has usado la app Mi Beca y estás pensando en becas o prácticas profesionales en el extranjero, lo más probable es que uno de los requisitos de aplicación sea rendir un examen de suficiencia de idiomas.

A menos que estés pensando en un país hispanohablante como destino, el idioma más común en el cual deberás probar tus habilidades será el inglés. El inglés es hoy en día una habilidad casi imprescindible, una puerta a un gran número de oportunidades y tal como dice Diana ¨no dominar el inglés es como tener un grado de analfabetismo

Se solicitan normalmente varios tipos de examenes, como la IELTS o el TOEFL, y en algunos casos unos alternativos tests como el Cambridge, o el Marco Común Europeo. Vamos a mirar cómo te puedes preparar para pasar el examen TOEFL.

Consejos para el TOEFL

En este post te compartiré tips para que puedas prepararte de manera individual, sin asistir a cursos caros o contratar a un profesor particular, para el examen TOEFL (Test of English as a Foreign Language).

Si quieres más consejos para cada seccion del TOEFL, siguenos en Instagram.

¿Qué es el TOEFL?

El TOEFL es una prueba estandarizada, aceptada en miles de instituciones educativas a nivel mundial, que mide tu conocimiento de inglés académico en 4 secciones o habilidades: reading, listening, speaking y writing.

Desde que me gradué del colegio hasta mi aceptación en el programa de doctorado que estoy cursando ahora, me he presentado a esta prueba en dos ocasiones con ninguna guía más que mi propio programa de preparación. Los resultados que he obtenido han sido excelentes y te los comparto algunos consejos para que te animes a ser tu propio maestro en este reto.

Algunos aspectos importantes que debes conocer sobre el TOEFL son:

  • El TOEFL no se aprueba ni se reprueba. Cada institución o programa de estudio demanda diferentes puntajes TOEFL mínimos para aceptar a sus candidatos.
  • Los resultados de tu TOEFL no tienen fecha de caducidad. Es muy común, sin embargo, que no te acepten pruebas con más de 3 o 4 años de antigüedad. En este caso, como me pasó a mi, deberás tomar el examen nuevamente para poder presentar un puntaje más actualizado.
  • Todas las secciones del examen manejan un tema en común. Si la temática es por ejemplo la polución en las ciudades, las preguntas que encontrarás en la sección de lectura o en la de escritura estarán conectadas todas a este tema.

¿Qué necesitas para preparar el TOEFL?

Así como cuando quieres seguir una rutina de ejercicio por YouTube necesitas tener listas las pesas, las bandas o el tapete de yoga (dependiendo de tu rutina), así también debes tener listos ciertos elementos antes de empezar con tu auto-preparación para el TOEFL.

Lo primero que te recomiendo es que consigas un libro específico de preparación para este examen. Los libros los puedes ordenar online, prestarlos en la biblioteca de tu ciudad o comprarlos de segunda mano a alguien que conozcas.

Lo segundo que te recomiendo es que diseñes un horario específico para tu práctica. Pueden ser 3 o 4 días a la semana de 8 a 9 pm o de 9 a 10 am dependiendo de tu disponibilidad. Se metódico, crea espacios de estudio y un horario para estudiar las diferentes secciones del examen TOEFL online. ¡La constancia y la repetición son la clave!

Tips por cada sección del test TOEFL

1. READING (60 a 80 minutos, 36 a 56 preguntas)

Tu tarea: Leer con atención 3 o 4 textos académicos y contestar preguntas relacionadas con estas lecturas.

  • Practica y siéntete cómodo haciendo lecturas rápidas. Al principio seguramente te demorarás más de lo recomendado leyendo cada texto. ¡Esto es totalmente normal! Lo importante es que entrenes tu velocidad de lectura para demorarte no más del tiempo prudente y entender la idea general de los textos.
  • No es necesario conocer el significado del 100% de las palabras que aparecen en cada lectura. Lo que busca el TOEFL es medir tu capacidad de inferir una idea a partir de un contexto. Si te encuentras con palabras que jamás habías leído en tu vida, ¡no entres en pánico! Seguramente serás capaz de contestar correctamente las preguntas después de haber entendido la idea general del texto.
  • Aumenta tu vocabulario. Cuando practiques para esta sección y encuentres palabras que no conoces, búscalas en el diccionario y escríbelas en una cartilla. Este método me ha servido muchísimo para aprender varios idiomas y se puede convertir hasta en un juego en el que puedes involucrar a amigos. Usa cartillas del tamaño de una tarjeta de presentación de tal forma que de un lado escribas la palabra nueva en inglés y del otro lado escribas su significado en español. Otra estrategia que siempre me ha funcionado es asociar palabras nuevas con imágenes. Trata este método y cuéntame cómo te fue.
  • Por último, usa tu tiempo libre (fila en el banco o el supermercado, espera en un consultorio médico, etc.) para leer textos en inglés ya sea en periódicos, revistas, etc. Hoy en día es muy fácil tener acceso a este material online.

2. LISTENING (60 a 90 minutos, 34 a 51 preguntas)

Tu tarea: Escuchar clases en un salón, discusiones y conversaciones en un contexto académico y contestar preguntas sobre este contenido.

  • Utiliza tu libro de preparación no solo para escuchar, sino también para leer con atención el texto de cada audio varias veces.
  • Tomando en cuenta que durante el examen cada audio lo escucharás dos veces, toma pequeñas notas en un papel mientras escuchas la primera grabación y usa la segunda grabación para corroborar tus apuntes. No tienes que escribir frases completas, basta con registrar palabras clave que te ayudarán a responder las preguntas que se te presenten. Trata de tener símbolos a los que puedas recurrir para abreviar palabras o ideas clave.
  • Pon atención al tono de voz de los interlocutores (feliz, asustado, inconforme) ya que esto te ayudará también a descifrar el contenido del audio.
  • Utiliza todos tus tiempos muertos y de ocio para exponerte a contenido en inglés. Puedes ver series televisivas (trata de no leer los subtítulos), escucha música en inglés y busca la letra, suscríbete a podcasts en inglés y familiarízate con la entonación y la pronunciación de los interlocutores.

Consejos detallados para la sección de ‘listening’ ofrecemos en IG.

 

3. SPEAKING (20 minutos, 6 preguntas)

Tu tarea: dar opiniones personales sobre un tema, resumir conversaciones o resumir las opiniones de otras personas.

  • Después de escuchar cada pregunta, tienes algunos segundos para preparar tu respuesta. Usa este tiempo para organizar tus ideas un papel, una vez más utilizando palabras clave.
  • En la pregunta de opinión personal no tienes que decir la verdad. Usa tu imaginación e inventa una respuesta ficticia pero coherente si no se te vienen ideas a la mente tan rápido como deseas. Recuerda que el tiempo corre y lo importante no es si estás a favor o en contra de un tema, sino qué tan efectivo eres en comunicar esta idea.
  • Mientras estudias para el resto de secciones, recopila en un cuaderno frases útiles que pienses te puedan ayudar para expresar tus ideas durante la sección de speaking. Repite estas frases en voz alta varias veces, como si conversaras contigo mismo. Este tip me ha sido de mucha ayuda, puedes sentirte extraño, pero es algo te aconsejo hagas.
  • Utiliza el material de las otras secciones para reforzar tu speaking. ¿Cómo? Cuando escribas tu ensayo y lo hayas corregido, léelo en voz alta. En el momento de revisar textos para la sección de lectura, léelos en voz alta. Cuando practiques para la sección de listening, presta atención a la entonación y lee los textos en voz alta.
  • Busca un grupo de conversación en tu ciudad, inscríbete en algún voluntariado para ser guía de turistas o en alguna otra actividad donde te veas obligado a hablar en inglés. 

4. WRITING (50 minutos, 2 ensayos)

Tu tarea: escribir un ensayo basado en una lectura/audio y otro donde expreses tu opinión personal acerca de un tema.

  • Usa tu libro de preparación para familiarizarte con el tipo de preguntas que deberás contestar en esta sección. De la lista de preguntas que veas, escoge primero el tema que más te llame la atención para que te sientas motivado a escribir sobre esto.
  • Investiga la estructura genérica de un ensayo (introducción, cuerpo y conclusión) y de un párrafo (idea de introducción, ideas de soporte, thesis statement). Una vez que tengas clara esta estructura, ¡úsala como plantilla para todos tus ensayos!
  • Ten a la mano una lista de ¨keywords¨ (conectores, verbos, etc), otra lista de ¨keyphrases¨ (“according to the speaker/lecturer….”, “the reading states…”) y un diccionario para darle cuerpo a tus ideas de manera efectiva.
  • Antes de empezar a escribir, arma un borrador con los argumentos que expondrás en tu ensayo. Una vez que tengas clara la estructura de un ensayo y cuáles son las ideas que presentarás, la escritura del mismo será mucho más fluida.
  • Una vez que estés familiarizado con el tipo de preguntas y confíes en que has ganado un poco de habilidad en la escritura, empieza a medir el tiempo que toma escribir cada ensayo.
  • Revisa tus textos de manera crítica analizando siempre cómo puedes mejorarlos. Si puedes comparte tu trabajo con algún amigo que pueda ayudarte con correcciones.

Consejos finales: otros tips para el TOEFL

  • Familiarízate con el formato del examen (tiempos por sección, formatos de respuesta, lógica de las preguntas, etc.). Así no perderás tiempo el día de la prueba digiriendo información que ya conoces y podrás racionar tu tiempo para cada pregunta de manera más eficiente. Hay simuladores del TOEFL, en libros y online. Me fio algo mas de los libros, porque se encuentran muchos ejemplos antiguos o copiados en internet.
  • Completa varios exámenes de prueba o ¨mock exams¨ antes de presentarte al examen final. Recuerda, la práctica hace al maestro.
  • No basta con saber inglés. Lo que se necesita para estos exámenes es, a más de la práctica, tener a la mano una caja de herramientas o un conjunto de frases, palabras, estructuras gramaticales y de redacción que utilizarás naturalmente para contestar cada pregunta. Asegúrate de armar este toolkit desde tu primera práctica.
  • Desarrolla habilidades durante tu periodo de preparación. Estas habilidades son claves al momento de salir victorioso del TOEFL. Me refiero a la toma rápida de notas, a la lectura rápida, a la comprensión de textos o audios guiándose por el contexto, a parafrasear, a armar la plantilla de un ensayo en cuestión de segundos, etc. Asegúrate de que la práctica constante te lleve a desarrollar esas habilidades críticas.
  • Usa ropa cómoda y come bien antes del examen. Estarás sentado alrededor de 4 horas en frente de un computador y lo últimos detalles que deberían preocuparte son estos.
  • Por último, ¡a darlo todo el día del examen! Recuerda que para el día cero el TOEFL será territorio conocido para ti y lo único nuevo con lo que te encontrarás será el tema alrededor del cual girarán las preguntas. Ya conoces los tiempos, la metodología y las herramientas para resolver cada sección. Confía en ti y antes de empezar habla contigo mismo y repite: let´s do this!

Espero que este post sea un empujoncito para los que están pensando tomar este examen de suficiencia de inglés. Como todo en la vida, un reto es primero territorio descocido pero la práctica, la constancia y la automotivación son la clave. Esto nos lo demuestra Laura en su entrevista con Diana cuando nos cuenta cómo se decidió a aplicar a un programa de maestría en inglés incluso cuando su conocimientos en este idioma eran muy básicos. Si Laura lo logró, todos los podemos lograr, así que ¡adelante!

Te deseo todo el éxito en esta aventura y ¡hasta la próxima!

Si tienes dudas acerca del examen TOEFL no dudes en dejarlas en los comentarios.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email