La Escuela Leonardo Da Vinci ofrece 40 becas para estudiar italiano

La Escuela Leonardo Da Vinci ofrece 40 becas para estudiar italiano

¿Te apasiona la cultura italiana? Si pudieras ¿viajarías a él? O mejor ¿Sueñas con estudiar italiano?

Pero ¿piensas que eso sería imposible? ¡Pues aquí estamos para sorprenderte! Porque tus sueños están hoy más que nunca al alcance de unos cuántos clics.

40 becas para estudiar italiano

¿Por qué te decimos esto? ¡Porque la Escuela Leonardo Da Vinci está ofreciendo 40 becas para quienes quieran estudiar italiano! Y por si quieres ampliar tus opciones y no pensar sólo en aplicar a una única beca, también tenemos algo que decirte: Mi Beca es la solución. Una aplicación diseñada para teléfonos Android que te permitirá, siempre que tengas acceso a internet, ver cientos de opciones de becas.

De hecho, podrás ingresar el nivel académico que te interesa, el área de estudio ¡y hasta el país donde quieres cursarlo! Y Mi Beca hará el resto del trabajo por ti.  Podrás decir adiós a las excusas y a las horas de complicadas e ineficaces investigaciones.

Ahora que ya sabes todo esto, ¡revisemos juntos las becas de la Escuela Leonardo Da Vinci! Con ellas, te aseguramos, que aprender italiano jamás había sido tan seductor ¡Comencemos!

¿Cuál es el objetivo de la beca?

Fomentar la difusión de las costumbres y cultura italiana en diversos países del mundo, a través del aprendizaje del idioma local. Así que si te encanta Roma y el italiano ¡esta es tu oportunidad!

¿Cuántos cupos para esta beca ofrece la Escuela Leonardo Da Vinci?

La beca ofrecida por la Escuela Leonardo Da Vinci para el aprendizaje del idioma italiano cuenta con 40 vacantes disponibles.

¿Qué cubre esta beca?

Si quedas seleccionado para la beca, ésta cubrirá el 100% de los costos de un curso estándar, de una duración de cuatro semanas. Esto no incluye gastos de alojamiento, traslado o gastos personales (transporte, comida, etc)

¿Qué requisitos debo cumplir si quiero aplicar para las becas de la Escuela Leonardo Da Vinci?

Si quieres estudiar italiano en la Escuela Leonardo Da Vinci debes tener en cuenta que existen ciertos requisitos con los que debes cumplir. A continuación, te los mencionamos, pero queremos aclararte que al momento de llenar la planilla de aplicación para la solicitud de la beca podrían surgir más y dependerá del país en donde te halles residenciado.

Los requisitos generales son:

  • Debes ser mayor de 18 años.
  • Debes ser un estudiante de escuela o de universidad.
  • Demostrar ser capaz de cubrir tus gastos de alojamiento y demás gastos básicos.
  • Presentar una solicitud a la Escuela Leonardo Da Vinci a través del departamento de italiano de tu universidad.
  • De no estar estudiando en una universidad, sino en una escuela, debes presentar una carta de solicitud a través de tu tutor o maestro de supervisión.
  • Tener un récord de estudio que demuestre un óptimo rendimiento académico.
  • Tener un dominio básico del idioma italiano.

¿Cómo sé hasta cuándo tengo oportunidad para aplicar?

En este caso, debes buscar información en los consultados o instituciones diplomáticas italianas que estén ubicados en tu país. Y esto muy importante, ya que a ellas llevarás la inscripción de tu solicitud para la beca de la Escuela Leonardo Da Vinci.

¿Qué más debo saber acerca de esta beca?

Bueno, que no sólo puedes solicitarla directamente a la Escuela Leonardo Da Vinci, también puedes optar por solicitar una beca con el gobierno italiano, ya que cada año el Ministerio de Asuntos Exteriores otorga cierta cantidad de becas dirigidas al aprendizaje de la lengua y la cultura italiana a estudiantes extranjeros o, en su defecto, ciudadanos italianos que estén residenciados en el extranjero.

Así que puedes solicitar una beca para estudiar italiano con la Escuela Leonardo Da Vinci a través del gobierno italiano. Otra cosa que puede interesarte es el hecho de que aquellos que hayan sido seleccionados para la beca deben inscribirse en la Escuela luego de haber recibido el dinero.

Y, por último, pero te aseguramos que no es menos importante, debes saber que si logras ser beneficiario de una beca con la escuela Leonardo Da Vinci podrás elegir dónde quieres estudiar: Florencia, Roma, Siena y Milán.

Ahora que ya sabes todo esto ¿qué estás esperando? ¡Es el momento de que hables con el departamento de tu universidad o el supervisor de tu escuela! La beca de tus sueños está más cerca de lo que te imaginas.

No sólo adquirirás un segundo idioma, conocerás nuevas ciudades, paisajes, personas, culturas ¡Italia se quedará en ti! La experiencia de estudiar en el extranjero no sólo se reflejará en tu currículo al momento de buscar trabajo: lo hará en tu forma de ver la vida.

Así que no dudes más ¡Y aplica para la Escuela Leonardo Da Vinci! ¡Son 40 vacantes y una podría ser tuya!

Cualquier información que se necesite sobre esta beca, revisar por aquí

Y si quieres conseguir mas becas de idiomas …

… entonces sigue leyendo en nuestro blog. Este articulo te cuenta como conseguir 3 becas interesantes en Italia .

Lee también este articulo en nuestro blog para estudiar ingles en EE.UU. Si te interesan otros idiomas, hay becas para francés, alemán, inglés y otros más.

Y también hay otras maneras de aprender un idioma. Entrevisté a Natalia de cómo aprender francés siendo au pair. Otros lo han hecho con una pasantía. Y Miguel se dejó pagar una maestría entera enseñando español.

Necesitas más ideas?

No olvides de consultar nuestra app Mi Beca, en tu móvil u online. Contiene actualmente unas 2500 becas en total, y unas 150 de varias idiomas. También hay becas para pasantías y cursos cortos, que puedes aprovechar para mejorar tu nivel de idioma.

Si te interesan becas completas por maestría, también puedes leer nuestra guía. La versión actualizada sale en agosto.

Si tienes más preguntas, o quieres conocer tus oportunidades, te recomiendo hablar con Diana en la consultoría grupal o privada. Así puede darte una respuesta más personalizada.

Foto: Aprender italiano

Estudia italiano con las becas del Centro Cultural Conero

Estudia italiano con las becas del Centro Cultural Conero

¿Siempre has tenido talento para el italiano? ¿Estás interesado en aprender a hablarlo? ¿Te gustaría viajar para estudiar en Roma? Prueba estudiar con las becas de italiano del Centro Cultural Conero.

Becas de italiano

Porque no es sólo el aprendizaje de una nueva lengua, es la oportunidad de conocer a una tierra repleta de historia y cultura como lo es Italia, y, sobre todo, de ampliar tus horizontes profesionales.

¡Todo mientras viajas! Por eso no sólo queremos instarte a que apliques a las becas del Centro Cultural Conero, ¡sino a cualquier beca! Y por si piensas que para poder alcanzar este sueño debes tener suerte y ser un genio ¡queremos quitarte la venda de los ojos!

Sólo necesitas talento y ganas de alcanzarlo. Y el primer paso es conseguir esa beca que tanto te cautiva; para lograrlo te recomendamos una aplicación para androide que está cambiando la vida de cientos de personas en Latinoamérica.

¿De qué te estamos hablando? De Mi Beca, que con unos cuantos clics pondrá al alcance de tu mano más de un centenar de becas en el nivel de instrucción, área de conocimiento y país de tu preferencia.

Buscar la beca que cambiará tu vida jamás será tan fácil, sencillo y rápido como con Mi Beca  así que si estás buscando una beca ¡esta es tu solución!

Ya no tendrás ni una sola excusa para no cursar tus estudios en el extranjero y forjarte un futuro fantástico mientras disfrutas de la aventura. Así que, pensando en eso, vamos hablarte de esta maravillosa oportunidad que te ofrecen las becas del Centro Cultural Conero: ¡estudiar italiano!

¿Por qué debería escoger las becas del Centro Cultural Conero?

El Centro Cultural Conero funciona desde el año 1997 y se especializa en la enseñanza de la lengua y la cultura italiana a estudiantes internacionales, con el fin de promover y difundir la forma de vida del país.

Sus profesores tienen gran experiencia en torno a las becas del Centro Cultural Conero y éste ofrece toda una serie de ventajas a sus estudiantes:

  • Equipos de la mayor tecnología para el aprendizaje de la lengua.
  • Un ambiente agradable y hogareño que hará que te sientas como en casa.
  • Su escuela de italiano se halla en el centro de Camerano, una hermosa ciudad rodeada de las colinas del Monte Conero, por lo que el aeropuerto de Ancona está a tan sólo 20 minutos en auto.
  • Ofrece un servicio de recogida a petición del estudiante en el aeropuerto.
  • La escuela donde estudiarías italiano con las becas del Centro Cultural Conero está ubicada a menos 6 kilómetros de las playas de la Riviera Conero y a 12 km de la ruidosa ciudad de Ancona, por lo que podrás explorar y disfrutar mientras te formas.
  • En las cercanías de la escuela hay diferentes opciones de alojamiento para que puedas decidir cuál es la más indicada para ti y tus necesidades.
  • Wi-fi totalmente gratuito para todos aquellos que cursan estudios con las becas del Centro Cultural Conero.

 ¿Qué cubren las becas del Centro Cultural Conero?

Ofrecen un número limitado de becas por año a través de los Institutos Italianos de Cultural, Embajadas y Consulados Italianos, sin contar con las escuelas, colegios y universidades.

Las becas del Centro Cultural Conero para aprender italiano permiten la asistencia de los estudiantes a los cursos de forma gratuita y añaden un 50% de descuento en el pago de las matrículas para obtención del certificado.

Tienes que saber que estas becas se refieren sólo a los cursos estándar de grupo cuya duración varía de las dos a las ocho semanas, con un promedio de 20 lecciones por semanas. Y son válidas sólo por los meses de verano, es decir: junio, julio, agosto y septiembre.

Y tienen un requisito bastante particular; si quedas seleccionado o fuiste recomendado por alguna institución para las becas del Centro Cultural Conero, se te pedirá que aceptes mostrar materiales promocionales (folletos, chapas, carteles) y que vincules el Centro con tus sitios webs.

Conseguir-una-beca-mi-beca

¿Cómo puedo obtener esta beca?

Debes pedirle a tu institución educativa que se comunique con el Centro Cultural Conero y que lo hagan a tu nombre para poder participar. Y debes estar atento a su página web, donde constantemente hacen ofertas de descuentos y cursos que podrían interesarte.

Ahora que ya sabes todo esto, ¿qué estás esperando? ¡Haz que tu escuela se comunique con el Centro Cultural Conero y que comienza tu aventura! Conoce nuevos paisajes, personas y otra cultura.

Fórmate con las becas del Centro Cultural Conero aprendiendo un segundo idioma y abre las puertas de tu futuro. Podrás tener un mejor trabajo o mudarte a Italia y trabajar ahí. Las posibilidades son infinitas.

No esperes el momento indicado ¡Hoy es el momento! ¡Anímate y cuéntanos tu experiencia!

Cualquier información extra que se deba verificar, revisa este link

Y si quieres conseguir mas becas de idiomas …

… entonces sigue leyendo en nuestro blog. Este articulo te cuenta como conseguir 3 becas interesantes en Italia .

Lee también este articulo en nuestro blog para estudiar ingles en EE.UU. Si te interesan otros idiomas, hay becas para francés, alemán, ingles y otros mas.

Y también hay otras maneras de aprender un idioma. Entrevisté a Natalia de cómo aprender francés siendo au pair. Otros lo han hecho con una pasantía. Y Miguel se dejó pagar una maestría entera enseñando español.

Necesitas más ideas?

No olvides de consultar nuestra app Mi Beca, en tu móvil u online. Contiene actualmente unas 2500 becas en total, y unas 150 por varios idiomas. Hay becas para maestría, pero también para pasantías y cursos cortos, para qué salgas del país y aprendes practicando el idioma en el día a día. Mantenemos el coste de la app muy bajo para que muchas personas pueden aprovechar esta información.

Si te interesan becas completas por maestría, también puedes leer nuestra guía. La versión actualizada sale en agosto.

Si tienes más preguntas, o quieres conocer tus oportunidades, te recomiendo hablar con Diana en la consultoría grupal o privada. Así puede darte una respuesta más personalizada.

Foto: Habla italiano

Cómo ganar una beca para estudiar en Madrid, con Laura Rojas

Cómo ganar una beca para estudiar en Madrid, con Laura Rojas

Si quieres ganar una beca, disponerte a asumir retos, entrar en un proceso de autoconocimiento en los diferentes aspectos de tu vida y fortalecer la confianza en ti mismo asumiendo los problemas como oportunidades, seguro que la entrevista con Laura te va a inspirar. Laura consiguió una beca para estudiar en Madrid el Máster en Ciencias de la Ciudad en la Universidad Politecnica.

Cómo ganar una beca para estudiar en Madrid

En la entrevista, hablo con Laura Rojas, quién te explicará como obtuvo todos estos logros personales a través de su experiencia de estudiar en el extranjero.

En la entrevista hablamos sobre:

  • De dónde le surgieron las ganas a ella de estudiar en el exterior.
  • Qué proceso llevó a cabo para elegir el programa de estudios.
  • Qué hizo para obtener una beca para estudiar en Madrid.
  • Cuáles fueron los retos que tuvo antes de presentarse a una universidad madrileña.
  • Sus consejos para ganarse una beca.
  • Razones por las cuales estudiar en el exterior se constituye en una forma de autoconocimiento.
  • Las situaciones que ella afronta durante sus estudios a manera de aprendizaje y crecimiento personal.
  • Las oportunidades de vida que se le fueron presentando gracias a su viaje al exterior.
  • Qué hizo ella para ganarse la beca cuando tuvo la convicción de que eso era lo que quería.
  • Cuál es su proyección de vida luego de haber realizado sus estudios en el exterior.

Menciones hechas en la conversación

Las entrevistas de “Gana la Beca de tus Sueños”

Suscríbete ya a “Gana la Beca de tus Sueños” en iTunes y no te pierdas los nuevos episodios. Cada mes publico una nueva entrevista para contarte la experiencia de personas como tú, que se han lanzado a conseguir una beca y arrancado una aventura que ha transformado su futuro.

En entrevistas anteriores he hablado con personas como tú que tenian curiosidad de estudiar en el extranjero, y no sabian bien como iniciar este proceso, y lograron ganar una o varias becas. Hablamos de su experiencia para que veas los caminos que son posibles.

Sigue aqui el enlace a la primera entrevista: Cómo ganar una beca para estudiar en Londres, con Carlos Santos

No te pierdas ningún episodio y suscríbete al podcast en iTunes. Regálame dos minutos de tu tiempo por favor y déjame una reseña con estrellitas en iTunes. Escucha Gana la Beca de tus Sueños desde Soundcloud, o desde iVoox.

La entrevista completa en video o texto

La entrevista paso a paso

Diana Martínez 00:00

Hola a todos y todas.

Nueva entrega del podcast: “Gana la Beca de tus Sueños. Transforma tu vida”.

Para este segundo episodio tengo cita con una mujer estupenda, aventurera, arquitecta y amante de la bicicleta.

Ella es de Colombia, ganó una beca para hacer un Máster en Ciencias de la Ciudad en la Universidad Politécnica de Madrid en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura durante el curso 2014 – 2015.

Nos conocimos gracias a una gran pasión que compartimos y es la promoción de la bicicleta como medio de transporte en las ciudades.

Actualmente está residiendo en la ciudad de Bogotá.

Hoy está conmigo Laura Rojas. Y con ella vamos a hablar de becas, de estudiar en otro país, viajes y crecimiento personal.

Bienvenida Laura, ¿cómo estás?

Laura Rojas 0:49

Hola Diana

¿Cómo vas?

Muy bien, gracias y muy contenta de estar en estos episodios y en esta iniciativa para apoyar a personas que se animen a estudiar afuera.

Diana Martínez 0:59

Genial. Si te parece entramos en materia de la charla de hoy. Tengo una pregunta inicial para que empecemos:

¿Cuándo y cómo, surgieron las ganas de irte una temporada al extranjero?

Laura Rojas 1:15

Bueno, pues resulta que ya cuando yo hacía mis estudios de arquitectura en la universidad había ido a hacer un intercambio a Argentina. Entonces, la experiencia de haber ido a estudiar a otro país, de viajar, me había quedado gustado bastante y lo había guardado ahí como en el cajón de: “tengo que volver a salir”.

Entonces terminé mi carrera, mi tesis y decidí después de un tiempo de haber estado trabajado como arquitecta, aplicar a un máster y demás, o buscar oportunidades y ahí fue cuando dije: “quiero irme otra vez una temporada más larga”.

Para Argentina fueron 6 meses, y ahí quería irme uno o dos años. Entonces de ahí surgió como esas ganas otra vez de irme al extranjero.

Diana Martínez 1:54

Hay algo para resaltar aquí, de lo que has dicho que me gusta mucho: ¿Quiere decir que tenías ya experiencia profesional? Te graduaste, estuviste trabajando y decidiste hacer el máster.

Tener un poco de experiencia antes de irme a hacer un máster

Laura Rojas 2:06

Sí, exacto.

Me gradué e inmediatamente empecé a trabajar en el sector de la construcción en Bogotá, con Acero. Estaba trabajando ya…. ya llevaba casi 2 años trabajando, cuando ya había terminado las gestiones para irme a estudiar afuera. O sea, empecé a hacerlas como un año antes aun cuando trabajaba.

Pero si, también me parecía importante tener un poco de experiencia antes de irme a hacer un máster, estudios de máster. Entonces era algo importante, no quise hacerlo directamente después de haberme graduado.

Diana Martínez 2:41

Buen punto. Esto es interesante también.

Bueno. Lo sé por experiencia propia, que no siempre se ganan todas las becas… Muchas veces hay que insistir en varias…

Cuéntanos tu experiencia.

¿A cuántas becas tuviste que aplicar para finalmente conseguir la beca con la que te fuiste a estudiar en Madrid?

Laura Rojas 3:01

Pues… había revisado bastantes ya, y había más que aplicado, contactado a algunos másteres que había visto en otros países, no exactamente en España, por el tema de la planeación urbana y ordenamiento territorial, que era en lo que quería enfatizar mis estudios.

Había contactado con másteres, me habían respondido satisfactoriamente, pero no me llenaban del todo, aunque fueran becas muy completas, por el tipo de máster que yo quería hacer. Hasta que encontré el máster en la Politécnica de Madrid: máster en ciencias de la ciudad.

Después de haber conocido el máster fue que me di cuenta que se podía aplicar a beca. Entonces me parecía un poco complejo, porque además era un máster en España y el máster era en inglés. Todo el proceso debía hacerse en inglés y al momento en el que yo me di cuenta de esto, pues dije: “este es un gran reto”, porque a ese momento, mis conocimientos de inglés eran básicos.

Entonces claro, era un reto mayor, porque sabía que para aplicar a la beca debía enviar carta de motivación en inglés, entrevista en inglés y demás. Ahí fue cuando, me apareció, no la limitante, pero sí dije: aquí puede haber un punto de dificultad a la hora de aplicar a la beca. Se pone uno como un pero, de: ¿será que sí?, ¿será que no?

Un máster en España y era en inglés

Diana Martínez 4:28

Sí. Este es un buen punto. Porque a nosotros los latinos y las personas que hablamos español, a los españoles también, en ocasiones nos frena el no tener un inglés fluido para presentarnos en las convocatorias.

Me encanta esa parte que dices que cuando tú empezaste a mirar, tenías un inglés básico. Entonces, mi pregunta es: ¿qué hizo Laura? ¿A qué te dedicaste Laura, para fortalecer el tema del inglés? Porque aunque uno tenga un inglés básico, uno definitivamente tiene que demostrar de alguna manera, ya nos contarás como, que tienes un inglés que te permite seguir las clases, que te permite comunicarte, que entiendes, que hay un listening.

Cuéntanos.

Yo me enamoré del máster

Laura Rojas 5:14

Pues, Laura antes de aplicar, eso fue un año antes, porque yo empecé a hacer el proceso como casi dos años antes de haberme ido, bueno como año y medio, cuando empecé a buscar por internet; Laura empezó a estudiar inglés sin saber si iba a aplicar o no al máster, pero yo me enamoré del máster y dije: “tengo que saber inglés”.

Entonces empecé súper juiciosa. Hubo algo que yo tenía claro y era que, bien puedes tomar cursos de inglés o bien puedes hacerlo por tu cuenta. Pero yo para ese momento, como te explico, trabajada, trabajaba de tiempo completo, entonces dije: “yo no me veo los fines de semana, los sábados a las 10 de la mañana en un curso de inglés”. Dije: “entonces voy a hacerlo por mi cuenta”, y efectivamente empecé hacerlo por mi cuenta, diario, casi que dejé absolutamente todo por estudiar inglés.

Me metí mucho en el rollo, porque era como una meta. Dije: “si voy a aplicar, quiero tener por lo menos un nivel” y empecé a estudiar y a estudiar y a estudiar fines de semana, todos los días cuando llegaba del trabajo. Lo tomé como un compromiso. No tomaba clases presenciales, pero sí que lo tenía como: “me voy a las 5:30 del trabajo o 5:00, porque a las 6 tengo que llegar y estar en mi clase de inglés”.

Entonces, así fue que empecé a estudiar, así lo logré, así mande mis cartas, así presente mis entrevistas y así fui a estudiar un máster en inglés.

Y aquí estoy de vuelta.

Diana Martínez 6:39

Muy bien Laura.

Realmente esto demuestra que cuando se tiene convicción, se tiene un sueño, se tiene deseo por recibir algo, es poner las ganas, poner el foco en: “voy a conseguirlo, voy a mejorar en lo que necesito, en un punto que me falta”, en este caso en el inglés.

Con lo cual, tiene un mérito enorme que te hayas puesto en esto y además, hacerlo de manera autodidacta, porque no es fácil.

Con respecto al inglés tengo una pregunta: ¿te pedían algún tipo de certificado?

El TOEFL o el IELTS

Laura Rojas 7:19

No, en este máster no piden ningún tipo de certificado. Te pedían entrevista eso sí en inglés, te hacen una entrevista varios meses antes, pero este máster en específico no pide certificado como tal.

Y ya después cuando te califican en las notas de las materias, pues hay cosas que tienen en cuenta, además de que todos los requerimientos de ensayos y trabajos hay que entregarlos en inglés. El máster es absolutamente todo en inglés. Entonces, ellos también tenían en cuenta a la hora de las notas, el desempeño en el idioma.

Buscando una beca para estudiar en Madrid

Diana Martínez 7:52

Muy bien. Cuéntanos, ya pasando al tema de financiación, ¿esta beca qué te cubría?, ¿qué montos te cubría?

Laura Rojas 8:00

La beca… la beca fue directamente con el máster. Ellos tenían algunas becas tanto como para estudiantes españoles y para estudiantes extranjeros.

Entonces esta beca me cubrió la mitad del máster como tal. El costo del máster en ese momento era de 17.900 €, entonces me cubría el costo que eran 8.950 € más o menos, creo.

Eso fue en lo que consistió mi beca.

3 consejos vitales para ganar la beca

Diana Martínez 8:28

Me gustaría que compartieras con las personas, que nos contaras 3 consejos que consideras vitales, que hicieron que te ganarás la beca.

Lo que hizo que tú ganaras esa beca. ¿Qué consideras que fue crucial para ganar la beca?

Laura Rojas 8:50

Consejo #1 – Estar seguro de lo que quieres

Uno: estar muy muy muy seguro que esa es la beca que uno quiere, o que ese es el máster que uno quiere. Porque tal vez cuando uno aplica a demasiadas becas al tiempo y no estar muy seguro, eso se ve reflejado en tu aplicación, en tus papeles, porque no tienes la firme convicción, de que esto es lo que yo quiero hacer, eso es lo que me quiero ganar y aquí voy y voy por todo.

Consejo #2 – Estar seguro de uno mismo.

Eso, tener la firme convicción de que eso es lo que se quiere.

Dos: también, estar seguro de uno mismo. De que lo que uno tiene pues va a lograr llenar la satisfacción, y

Consejo #3 – Ir preparados.

Tres: en cuanto al tema del idioma. La mayoría de las becas si te piden los exámenes y certificados. Estar muy seguros de tener esos puntajes, porque a veces son como uno de los puntos más importantes al aplicar a una beca.

Depende de qué beca se quiera. El tema del idioma, el manejo de un segundo idioma. Tenerlo súper preparado y listo, porque ahora es imprescindible para todo.

Estudiar + viajar = crecimiento personal

Diana Martínez 9:56

Sí, perfecto. Es verdad.

Ahora te cuento. Básicamente en Diana Speaks, yo he creado una ecuación a partir de mi experiencia. Esa ecuación consiste en: estudiar + viajar = crecimiento personal.

Entonces quiero que toquemos varios aspectos de cada punto de esta ecuación. Entremos a la parte de estudiar.

Me gustaría que nos mencionaras 3 razones por las que consideras que vale la pena hacer este máster en ciencias de la ciudad en la Universidad Politécnica de Madrid.

¿Para que estudiar este máster en Madrid?

Laura Rojas 10:39

Uno: porque el programa es totalmente internacional. Tuvimos profesores de todo el mundo, incluso lo siguen teniendo ahora en la segunda edición del máster.

De esta manera, tienes perspectivas de todos lados, en las diferentes materias. El enfoque era planeación urbana, diseño urbano y análisis urbano, y en diferentes campos, en diferentes materias, así fueran relacionadas, tienes la perspectiva de esos lugares, profesores del Reino Unido, de la India, de Ecuador. Ese plus del máster es increíble.

Dos: que el máster de ciencias de la ciudad no tiene un enfoque solamente en el planeamiento territorial o en desarrollo urbano, sino en todas las ciencias que afectan el desarrollo de las ciudades.

Entonces, también nos fuimos por el lado de energía, manejo de basuras…. es decir, todos los aspectos que no tiene uno en cuenta a la hora de solamente enfocarse en arquitectura o planeación urbana.

Tercera: que no eran solamente arquitectos o ingenieros civiles, sino también había abogados, economistas, urban planners, arquitectos. Es decir, era estudiar con muchos perfiles, que aunque directamente no trabajas con ellos, si influyen en la labor de planeador de ciudad, como tal en este campo en el que yo hice el máster.

Y cuatro: de todo ese contexto internacional que tiene el máster: las visitas a ciudades, viajes patrocinados por el máster para hacer conferencias internacionales, tuvimos un taller workshop de dos semanas en China: una semana en Shangai y otra semana en Beijing. Eso fue algo totalmente increíble.

Porque además, ese workshop fue una alianza entre la Politécnica de Madrid y la Universidad de Tongji, y allí fuimos casi una semana de conferencias y talleres, al que podíamos también enviar nuestros propios papers, aplicar con nuestro propio trabajo. Yo tuve la oportunidad de estar allí dando una conferencia, también en inglés por el tema de que ya estabas en otro continente y el público era extranjero, del tema de la bicicleta.

Una experiencia internacional desde Madrid

Entonces, pues esas son experiencias que enriquecen totalmente y bueno, no tengo sólo cuatro sino muchas razones para ir a hacer el máster en ciencias de la ciudad en la Politécnica de Madrid.

Adicional, hacer el máster en inglés en un contexto en español. Esto lo reta a uno más, porque tenía muchos compañeros que no hablaban español. Entonces, a pesar de vivir en el entorno español, yo sabía que cuando me iba a la universidad o hacer cosas, mi chip cambiaba inmediatamente. Es otra cosa de tener el vocabulario normal o el inglés normal, a tener clases con un vocabulario técnico en inglés.

Entonces son varias razones para hacer el máster en ciencias de la ciudad o cualquier otro programa en el exterior, yo creo que viene siendo parecido… toda la diversidad que uno tiene es increíble.

Diana Martínez 13:46

Definitivamente me encanta todo lo que has mencionado del máster. Me dan hasta ganas de hacerlo. Realmente, la parte de los workshops en China, creo que es súper enriquecedor. El poder ir a otro país, a una cultura completamente diferente, a presentar un paper… realmente genial Laura, te felicito.

Y bueno.

¡Para conocer la otra cara de la moneda! Porque también sacar un máster en otro país, vivir en otro país – y la vida en general -, tiene también sus puntos no tan alegres, por llamarlo de alguna manera, todos los días.

Entonces, digamos que ¿cuáles fueron esos puntos? Dos o tres que tú nos digas: “oh, esto fue lo más duro de estudiar en la universidad o esto fue lo más duro en Madrid. En general, de toda tu experiencia ¿cuáles fueron esas dos o tres cosas que lo hicieron más complicado?

Más que como aspectos malos son también aprendizajes, donde uno se conoce.

Laura Rojas 14:52

Bueno, yo creo que para nosotros los latinoamericanos, teniendo en cuenta que nosotros vivimos en otro contexto, en otra moneda, el tema económico es un tema delicado, cuando te vas con esas ganas de querer estudiar afuera.

Pero más que como aspectos malos son también aprendizajes, donde uno se conoce, donde uno sabe qué está dispuesto a hacer y qué no está dispuesto a hacer.

Además, yo me fui con todas las ganas de: -“no voy a molestar a mis papás, esto es asunto mío, papá,mamá: yo los dejo, me voy a estudiar afuera, ustedes tranquilos, ustedes no tienen por qué preocuparse, yo tengo todo bajo control”-. Entonces, es como un reto: pagar el alquiler, tengo que alimentarme, pagar los transportes y si quiero irme a pasear.

La independencia economica

Ese es un poco el aspecto más difícil, uno tiene la cabeza en otra moneda, uno está acostumbrado a otro costo de vida del que viven en estos países.

Entonces, ese aspecto puede llegar a ser complicado, pero más que complicado es un reto, un gran reto y uno sabe que: “bueno, esto puede ser que no sea para siempre…. lo estoy haciendo porque voy a terminar mis estudios…” Bueno, un montón de razones que lo llenan a uno de energía para decir: “hay que seguir, hay que seguir, hay que seguir haciendo”.

Integrarse en otra cultura

También el tema de ser extranjero. Como en unos casos es súper chévere: ¡soy un extranjero!, en otros casos puede ser complicado. Estamos en un mundo en el que las sociedades son muy complejas, entonces, a veces tú no entiendes a las personas o a todo el global… y más con el tema de ser latinoamericano, de que se hiere la susceptibilidad de las personas… pero también es donde uno se conoce, donde uno aprende de su propia historia, uno aprende de la cultura y cosas de los demás…

Entonces, eso fue lo que me pareció difícil, de resto pues, ¡todo empieza a ser genial! es como: “bueno, no importa, estoy viajando, estoy estudiando, estoy conociendo, estoy viviendo”.

Entonces, eso es como lo más complejo que me pareció a mí.

Los retos: un aprendizaje personal

Diana Martínez 17:00

Me gusta que mencionas que a pesar de ser complejo también es un aprendizaje personal. Realmente creo que es la manera de tomarlo. Efectivamente sí, hay momentos complejos, hay situaciones difíciles, pero todo es un aprendizaje.

Visto años después, realmente uno dice: “bueno, aprendí esto, me hice más fuerte en esto, me sirvió para tal cosa”. ¡Interesante!

Pasemos a la segunda parte de la ecuación que te comentaba, que es viajar. Entonces, ya sabemos que viviste en Madrid, y me imagino que viviendo en Madrid durante un año, tuviste la oportunidad de visitar otros países.

Ya nos contaste que estuviste en China. ¿A qué otros países pudiste ir?

Estudiar y también viajar

Laura Rojas 17:51

Estuve en Francia, también estuve en Holanda, tuve la oportunidad durante el máster de volver a Colombia, de ir a Argentina, también por el tema de presentar papers y proyectos alrededor del tema de la bicicleta.

Bueno, por el tema de la situación económica hice muchos viajes dentro de España, muchas ciudades españolas tuve la oportunidad de conocer.

Viajar con mi hermana

En ese año tuve la grandiosa oportunidad, es decir, una de las mejores cosas que me pasó, que mi hermana me visitará, porque también iba a hacer una unas cosas en la universidad Zaragoza, y con mi hermana hicimos unos viajes.

Con mi hermana fui a Francia y otras ciudades españolas, y eso fue lo mejor que me pudo haber pasado en todo el año, haber viajado con mi hermana. A pesar de que los viajes que hice con extranjeros también fueron increíbles. Pero ir con alguien tan allegado a ti, bueno, y que mi hermana es casi que mi mejor amiga, es ¡increíble! Es otra cosa fuera de contexto.

Bueno, yo creo que tú sabes de qué te estoy hablando…

Viajar en España

Diana Martínez 18:50

Sí, definitivamente me has tocado. ¡Se me pone la piel de gallina! Porque cuando uno está lejos y tienes la oportunidad de que tu hermana venga y vea lo que tú estás viendo, y entienda un poco de ese contexto en el que tú estás, es más que mágico… Es un momento súper extraordinario.

Poder viajar y decirle: “mira esto es lo que yo hago el día a día, vámonos ahora a París, o vámonos a Granada, vámonos a Sevilla”. Eso aparte de que une la relación, el lazo familiar, es un momento de recarga de batería.

Viajar en Europa

Laura Rojas 19:40

Sí, totalmente…

Y que tuve la oportunidad de llevarla a mis clases, entonces ella de estar en las clases, entonces ella decía: “bien, ahora entiendo más”.

Y también tuve la oportunidad de hacer un viaje muy bonito a Holanda. Fui a Amsterdam para el día de mi cumpleaños. Y también para mí también fue increíble. Bueno, pues lo que tú nombrabas de que teníamos el tema de la bicicleta en común, ese lugar es el paraíso de las bicicletas. Bueno, hay otras ciudades, pero a mí Amsterdam me cautivó… me cautivó de todas las formas posibles.

Viajar a China

Sí, entonces… bueno China…. China también…. es que yo creo que todo el año… no puedo escoger… China, Holanda, Francia… bueno en fin.

Diana Martínez 12:31

Sí, realmente todos los lugares nos aportan un montón de cosas.

Bueno, tocando el tema de “anécdotas de viajes”, ¿cuál fue ese “mejor momento” y el “peor momento”?

Las anécdotas de viajes

Laura Rojas 20:44

Anécdotas de viaje… el mejor, el mejor momento… bueno, el mejor momento, a pesar de que este es un poco emocional, pues tuve muchos momentos de lo que vi en cuanto a la arquitectura, ciudades que vi que eran alucinantes… Uno de los sueños de mi hermana era ir a conocer la Torre Eiffel y cuando llegamos y mi hermana la vio, eso fue para mí como: “bueno, todo lo demás no importa…”. Su reacción fue el mejor momento de todos los viajes.

El peor momento… Bueno, no es peor, si no de que te tocan en cuanto a diferencias: el contraste cultural, cuando estuve en China. Pasar dos semanas en esa cultura que es totalmente diferente: comida… costumbres… eso me pegó. Ya el tercer día yo me sentí un poco fuera de lugar. Los primeros días fue bien, yo estoy acostumbrada a estar viajando, pero el tercer día dije: “esto es diferente”.

Pero no es uno de los peores, porque yo creo que cada vez que a mí me pasan cosas malas viajando, yo las disfruto mucho… es como si no sería lo mismo si no te pasarán. Entonces yo no lo veo como cosas malas, es como que tienen que pasar, tienen que venir con el viaje…..

Y uno de los peores, peores momentos fue cuando mi hermana se regresó a Colombia… porque fueron casi dos meses en los que ella estuvo acompañándome. Fue bastante tiempo en el que ya yo sentía como un pedacito de la casa que está ahí en el día a día.

Bueno, otro de los mejores fue también ver toda esa cultura de la bici en Holanda… Para mí andar en bici en ese lugar fue cómo…

Choques culturales: andar en bici en los Paises Bajos

Diana Martínez 22:44

Otra cosa, sí… es de otro planeta…

Laura Rojas 22:48

Exacto. Fue como: “aquí quiero vivir”, además las costumbres. Amsterdam es una ciudad demasiado hippie, entonces: “yo quiero vivir aquí”, “no quiero ir a ningún otro lugar”.

Diana Martínez 23:01

Además, lo que tú resaltas de la cultura de la bicicleta. El respeto que hay por el ciclista, por las personas que van en bici… es realmente increíble. Sobre todo para las personas que estamos en este mundo de promocionar la bicicleta. ¡Es realmente encantador!

Bueno, pasemos ahora al resultado de la ecuación que te comentaba. Pasemos al crecimiento personal.

¿Cuáles fueron esos mayores aprendizajes? O no mayores… Menciónanos algunos aprendizajes que a nivel personal te deja la experiencia de estudiar, viajar y vivir fuera de tu país.

El crecimiento personal

Laura Rojas 23:44

“Creo que uno de los mayores aprendizajes es conocerse a uno mismo en todos los aspectos.”

Yo creo que uno de los mayores aprendizajes es conocerse a uno mismo en todos los aspectos. Uno a pesar de que hace muchos amigos, uno pasa mucho tiempo con uno mismo, reflexionando….

Porque cuando estás lejos de tu casa, de tu entorno, pues obviamente tiendes a sentirte solo, así tengas muchos amigos… no es tu círculo de siempre, no es tu familia…

Entonces, ese conocimiento que puede llegar a tener uno de su propio ser, de decir: “de qué soy capaz, de qué no soy capaz, qué miedos tengo, qué miedos no tengo, qué definitivamente no puedo hacer, qué definitivamente puedo hacer y estoy segura y ya lo hice y lo intenté, a lo que te puedes arriesgar…”.

Eso, el conocimiento de su propio ser, es lo realmente enriquecedor de este tipo de experiencias.

De irse uno solo a un lugar que no conoce… ya desde el momento en el que se va, que uno no sabe a dónde va a aterrizar, que nunca lo ha visto en su vida… tal vez sí por fotos o algo así, pero que desde que tú te vas tú ya dices: “bien, aquí agarró mi maleta y vamos a ver qué pasa”.

Esto es lo que me parece a mí que es lo que te deja: el conocimiento de su propio ser. Uno llega aquí… uno siente que llega supremamente cambiado, pero es por eso: porque uno ha llegado a un nivel de conocimiento con uno mismo… o, se ha dado cuenta de muchas cosas que uno no veía anteriormente en su entorno normal.

Entonces, es eso: el conocimiento personal tan increíble que uno puede alcanzar.

El conocimiento personal tan increíble que uno puede alcanzar

Diana Martínez 25:12

Me encanta esa emoción con que lo transmites. Es eso… tienes razón.

En esa parte de crecimiento personal, cuéntanos ¿qué miedos lograste vencer?, ¿qué miedos que tenía Laura?, al día de hoy dices: “yo logré vencer esto”, “gracias a esa experiencia logré vencer esto”.

Laura Rojas 25:35

Mira, hay algo muy curioso antes de irme que yo sentía, o que cuando hablaba con amigos yo decía: “a mí me da miedo quedarme sola, sola como tal en un espacio”. No miedo… no disfrutaba el estar sola, me gustaba estar con amigos, siempre sentía que había alguien en casa, que te puedes tomar un jugo con alguien…. ese tipo de cosas… A ratos sí que pasas tus tiempos sólo.

Entonces, no era tanto miedo sino: “que pereza estar solo”.

Aprender a estar sola

Allí aprendí… allí llegué al punto en el que me tomaba un café sola con un gusto… caminaba por todos lados sola…. ¡Genial! Antes, hubo un tiempo en el que cuando ya estaba con mucha gente, empezaba a extrañar mis momentos a solas… Decía: “quiero volver otra vez allá… dónde estoy con mi mundo y mis cosas”.

Entonces fue eso: es parte de haberme conocido a mí misma y empezar a disfrutar de esos momentos que son necesarios… es muy vital, a veces decir: “bueno, me voy al cine y me voy sola, ¡no pasa absolutamente nada!”.

Son cosas que uno disfruta con uno mismo y era algo que antes de haberme ido yo no contemplaba… me gustaba estar con la gente, siempre andaba buscando a mi hermana, mis amigos, organizando algo… vamos a tal lado… si sentía que me iba a quedar sola en mi apartamento, cuando mi amiga se iba, yo arrancaba para donde mis papás o algo así…

Entonces, fue como eso… más que haya logrado vencer, porque no lo considero un miedo, pero sí fue como otras cosas que no conocía de mí.

El progreso acelerado

Diana Martínez 27:12

Como un avance en ese conocimiento personal ¿no?

Laura rojas 27:15

Exacto, como un avance.

Diana Martínez 27:20

¡Genial! ¡Fantástico Laura!

Los planes de Laura para el futuro

Pasemos ahora a la parte actual. A la actualidad de Laura. ¿Qué estás haciendo actualmente? ¿Cuáles son tus planes para los próximos meses? Proyectos, viajes…

Laura Rojas 27:35

Bueno, la actualidad de Laura se divide en dos cosas que tiene que ver directamente con la bicicleta. Como siempre… es algo que no quiero dejar, quiero tratar de enfocarlo siempre al lado profesional, siempre y cuando se pueda.

Entonces, desde que terminé la universidad tengo un proyecto en forma, que es acerca de incentivar el uso de la bicicleta en las ciudades, de generar infraestructuras amigables, bici-amigables.

Entonces, por un lado, me estoy presentando con ese proyecto que yo bauticé Bi-sistema, que ya te había contado a ti anteriormente. Estoy proyectando ahorita para presentar a una convocatoria que surgió del foro Mundial de la bicicleta, que fue aquí en Medellín. Voy a presentar mi proyecto a esta convocatoria, para ahora a finales, el 30 de enero. Entonces, estoy trabajando fuertemente en eso.

En paralelo también trabajo activamente con un proyecto muy bonito, que había conocido hace ya un tiempo, de una persona que conocí aquí en Bogotá, él es un chico francés y él tiene una bici-chaqueta para andar en bici. Entonces estoy trabajando con la chaqueta que se llama Moba. Bueno, creo que ya es bastante conocida en internet, seguramente cuando las personas vean la entrevista sabrán de qué estoy hablando.

Entonces, trabajo activamente en el tema de apoyar este proyecto, que se lanzó en Click Start, que es una plataforma de financiamiento participativo online. Es un proyecto muy bonito que tiene que ver con la bici y no con la planeación urbana, pero que también me llena de motivaciones, porque es el tema de llamar a la gente… del transporte… entonces, estoy en esas dos filas de trabajo: en la planeación urbana, por el lado de la convocatoria, mi proyecto, y el tema de la chaqueta para andar en bici.

Bueno y mis planes a los próximos meses… como tú me conoces… soy de poco planear a largo o mediano plazo, es como vayan surgiendo, como vayan saliendo… Entonces, lo que quiero hacer, es volver a aplicar a alguna otra beca o algún otro programa, porque me quedé con ganas de más.

Siempre lo he tenido así, lo que te comentaba desde el principio: “las ganas de haberme ido a un lugar hace tiempo que fue a Argentina, me impulsaron a volverme a ir, y entonces ahora, como fue más tiempo, más cosas y más experiencias, pues ahora las ganas que tengo de volverme a ir son más grandes, entonces seguramente lo voy a volver a hacer.

Esos son mis planes.

Pero como hace poco llegué a Colombia, entonces estoy disfrutando de la familia, amigos y demás…

Y con planes para otras becas

Diana Martínez 30:17

Muy bien.

Bueno, has tocado un poco el tema de la siguiente pregunta que te quería hacer. Ya veo que quieres volver a aplicar a becas en el futuro. ¿Qué tipo de beca te gustaría ganar?, ¿de corta estancia o de larga estancia?, para hacer ¿qué tipo de estudios? ¿Has pensado?, ¿tienes pensado algo?

Laura Rojas 30:36

Sí.

Sí, quiero hacer una beca de larga duración otra vez, sin duda.

Quiero hacer estudios que puedan complementar los que ya tengo: maestría y estudio de pregrado. Pero para poder seguir subiendo de escalón a nivel de estudios.

Pienso que sí, es genial tener bastantes estudios. Pero no lo hago como por tener un máster, luego otro máster y después un postgrado…. A mí eso me parece súper genial, pero lo hago es por la experiencia, por lo que te llena… como decimos aquí: “matas dos pájaros de un solo tiro”, vas y te haces un máster o vas y te haces un postgrado, y así conoces… estudias… y pasas las buenas, las malas…

Una beca para un postgrado o una escuela de verano

Diana Martínez 31:29

Muy bien. Y cuéntame, ¿a qué país te gustaría viajar?, ¿tienes algún país pensado al que te gustaría viajar o aplicar?, ¿donde tengan algún énfasis en los estudios que quieres hacer?, o ¿no?

Laura Rojas 31:43

Sí.

Si sigo enfocándome en el tema de la planeación urbana de la bicicleta, me gustaría que fuera un país como Holanda o Dinamarca. Son países que tienen el tema bastante fuerte y que además manejan una segunda lengua. Ya como me fui a España y España es un país de habla castellana, entonces me gustaría vivir en un entorno completamente en otro idioma.

También me llama la atención irme hacia el otro lado del planeta, que sería Australia, también por conocer otra cultura y estudiar otra lengua, pero algo concreto no lo tengo.

Mantener el foco

Diana Martínez 32:20

De todas maneras hay un foco. Tienes enfoque Laura. Tienes más o menos idea.

Genial. Para terminar me gustaría preguntarte, si alguien quiere ponerse en contacto contigo, quiere saber sobre temas de arquitectura, de promoción de la bicicleta, de tu experiencia en el máster, ¿dónde puede encontrarte?

Laura Rojas 32:43

Mira, pueden encontrarme fácilmente y de una vez seguir lo que voy haciendo día a día, y que es la herramienta de comunicación que manejó fácil, es mi Twitter. Ahí pueden encontrarme o enviar un mensaje a ver en qué ando. Es: @arq_laurar. Tambien tengo perfil en Linkedin, de Laura Rojas.

Motivación e inspiración para estudiar en el extranjero

Diana Martínez 33:11

Muchas gracias Laura.

Bueno, quiero darte las gracias nuevamente por concederme esta entrevista, por tu tiempo, por los consejos que nos has dado a todos para ganar una beca, para estudiar, viajar y vivir en otro país.

Por toda la motivación e inspiración que nos has dado hoy.

Espero que nos volvamos a encontrar en otra ciudad del planeta y que celebremos nuestros éxitos juntas. ¡Estoy segura que así será!

Te quiero desear también lo mejor en la fase en la que te encuentras con el proyecto de Bi-sistema, con la colaboración que estás haciendo para la chaqueta en la promoción de la bicicleta, y obviamente en tus nuevos pasos para conseguir una beca, que los estaré siguiendo muy de cerca, como ya sabes.

Laura Rojas 33:56

De nada Diana. Ha sido para mí un placer, porque cada vez que yo hablo de esto me lleno de un montón de energía.

Más que una entrevista es una charla más y me alegra que sea para incentivar.

Lo que yo digo es: ¡¡¡Háganlo!!! ¡¡¡Hay que salir y ver todo lo que hay allá afuera… y qué mejor que estudiando!!!

Háganlo

Diana Martínez 34:22

Sí. ¡Qué mejor que estudiando!

Muchas gracias a todos y todas y nos vemos en un próxima edición del podcast Gana la Beca de tus Sueños. Transforma tu vida”.

Donde seguimos compartiendo testimonios reales y experiencias extraordinarias para que te motives a aplicar a una beca y comenzar a viajar.