Cómo crear tu perfil en LinkedIn paso a paso para conseguir una beca

Cómo crear tu perfil en LinkedIn paso a paso para conseguir una beca

Si vamos a solicitar una beca, un documento imprescindible para presentarse es el currículum vitae. Cada vez se utilizan más las herramientas online para averiguar quién eres y cuáles son tus logros. La principal red para profesionales es sin duda LinkedIn, y las universidades consultan los perfiles en esta red para la selección de estudiantes. Crear tu perfil en LinkedIn no es nada fácil: aunque la red te permite introducir continuamente mejoras, pocos saben presentarse de la mejor manera online.

Desde hace ya 10 años, nos hemos dedicado a revisar currículums para comités de selección en programas de maestría, y en otra entrada hablamos de cómo puedes evitar los errores principales en un currículum clásico. Sin embargo, los consejos no son iguales para un perfil LinkedIn, ya que el formato de la página, y la manera de leerlo son muy distintos.

Además, si tu CV y tu perfil LinkedIn no se corresponden, puedes presentar una imagen incoherente, y queremos evitar esto a toda costa. En esta entrada repasamos cómo crear tu perfil en LinkedIn paso a paso.

Encuentra las pistas en el video, o el podcast en SpotifyiTunes o Soundcloud.

Muchas gracias por acompañarme esta semana 😉


 

Crear tu perfil en LinkedIn paso a paso

No contar con un perfil online disminuye tu éxito 

Casi todos están en algunas redes sociales, ya sea Facebook, Instagram, TikTok u otras tantas. Sin embargo, en el ámbito profesional pocos crean un perfil online.

Hoy en día necesitas tener una presencia online, y no solo en papel. Si voy a contratarte, yo investigo en internet quién eres. Busco si tienes una página web, si tienes un LinkedIn, si tienes referencias. Quiero saber qué haces, a quién ayudas, qué experiencias tienes, qué servicios ofreces y qué alternativas me brindas.

Tener un perfil potente sirve para conseguir trabajo, obtener becas, o buscar prácticas profesionales en otro país. No tener un perfil profesional es dejar que las empresas o universidades busquen cualquier evidencia en otras redes, de las que no tienes el control. O que ni se interesan en alguien que vive a espaldas de la modernidad.

Puedes controlar tu perfil creando tu currículum de manera online. La red profesional más conocida es LinkedIn, aunque también hay redes alternativas para determinados perfiles.

LinkedIn es la mayor red profesional del mundo. Tiene 150 millones de usuarios activos y presencia en 200 países del mundo. Tienes acceso a contactos de todo el mundo desde el sofá de tu casa. Puedes encontrar muchas oportunidades de trabajo gracias a los contactos que tienes en tu entorno profesional, y te pueden poner en contacto fácilmente con otras personas.

La cantidad de oportunidades a las que puedes acceder a través de esta red es ilimitada. Es importante que aprendas a hacer tuya esta red profesional, esto te permite ahorrar tiempo en la búsqueda de oportunidades. Estamos a un clic de distancia de conseguir nuevas oportunidades.

Crear un perfil en LinkedIn para presentarte a una beca

Hay que entender que, como todo, no se trata de estar, se trata de saber estar: debes tener una estrategia.

Tu lenguaje y tu forma de comportarte en la red son importantes.

LinkedIn no es una red como Facebook, WhatsApp o Tiktok, aquí tienes que comportarte de otra manera. Tienes que dedicarle tiempo para que esto florezca.

No se trata de estar y ya, debes trabajarla.

Tu currículum, o mejor dicho tu perfil en LinkedIn, es siempre el segundo documento en importancia cuando quieres conseguir una beca. El primer documento es la carta de motivación, o la carta de presentación, la cover letter.

El currículum es sin embargo el primer documento que se abre, y determina si van a proceder con los otros documentos, o descartarte completamente.

Por lo tanto, el currículum debe ser una referencia que explique de manera coherente, clara y rápida quién eres. Debe por lo tanto ser fácil de leer.

Vamos a ponernos en los zapatos de la persona que revisa esos currículums: ¿qué quieren ver? ¿Cómo vas a destacar tus habilidades y genialidad?

 

¿Cómo redactar un Currículum Vitae en LinkedIn?

Repasemos ahora las 8 secciones del perfil, y cómo debes gestionarlo.

Después rectificaremos los errores más comunes. Y al final te dejo unas tareas prácticas.

Además de los errores más comunes al redactar un currículum vitae, en este video, también hemos revisado algunos perfiles de LinkedIn.

Hemos actualizado el E-book de Crea tu CV. En esta actualización te explicamos cómo crear tu currículum en LinkedIn, cómo crear este copy, cómo interactuar en LinkedIn. Te enseñamos a cómo tener un perfil potente. Tenemos plantillas en inglés y en castellano, y un checklist de cosas que no pueden faltar.

 

Las 9 secciones de tu perfil en LinkedIn paso a paso

Toma lápiz y papel y anota los consejos para mejorar tu currículum en LinkedIn:

Sección 1: Imagen de perfil

A diferencia del CV, donde no se incluye una foto, aquí sí tienes que poner una foto de perfil.

Busca una foto de calidad, profesional, en la cual tú aparezcas en la manera en la que quieres buscar trabajo o conseguir una beca. Esto se hace ver de una manera seria y formal. La imagen vale, porque es el primer pantallazo. Queremos ver gente con la que yo quiera trabajar.

La foto del perfil debe ser de calidad, que no se vea pixelada. Tienes que verte serio: no excluye una sonrisa, pero no hagas de payaso, sigue siendo una red profesional.

Evita las fotografías grupales o las poses graciosas.

Sección 2: Imagen de cabecera

Aunque está vacío por defecto, no desaproveches este espacio. Aprovéchala porque puedes venderte o vender tu mensaje.

Todos tienen oportunidad de poner una imagen que los represente. Asegúrate de que la imagen que coloques sea potente. Además, puedes sumarle texto. Escribe un mensaje, muéstrate activo en una conferencia, leyendo libros, o trabajando en un proyecto comunitario. Pon una foto de calidad.

Debes tener una estrategia. No pongas una foto que a ti parezca bonita. Pon algo que emita un mensaje: si eres ingeniera de hidráulica, quizás has trabajado en la construcción de un embalse o estanque, entonces coloca una imagen del edificio en el paisaje. Si estudias urbanismo, quizás has hecho un proyecto en un barrio o colonia con dificultades de acceso a transporte público, y quieres mostrar soluciones interesantes. Incluye algo que refleje tus objetivos.

Sección 3: Contacto

Aunque puede parecer lógico, poner los datos de contacto correctos es algo que se olvida en la mayoría de los perfiles. En muchos perfiles se ponen correos electrónicos antiguos, o números de teléfono inexistentes.

Supongo que esto pasa porque LinkedIn protege los datos personales, y sólo son visibles en un pop-up, pero nos hace olvidar esta sección.

Sección 4: Presentación, o el “Acerca de”

Esta sección es la más parecida al perfil de un Resumé (y que erróneamente muchos incluyen también en su CV). Son líneas que tienen que estar bien trabajadas para que a la persona que lo está leyendo le den ganas de hacer otro clic y “ver más”. La atención hoy en día es difícil, estamos compitiendo con el tiempo.

Trata de no repetir lo que ya has puesto en tu presentación. Debes poner aquí cuál es tu sueño u objetivo profesional. Trata de ponerle cabeza para poder diferenciarte y que así me digas qué es lo que aportas en este tema: qué tienes para ofrecer en lo que estás buscando.

Pregúntate, ¿para qué estás en LinkedIn? ¿Para conseguir una beca, para buscar trabajo en tu ciudad, o fuera de ella? En este Acerca de, tienes que decirme en qué eres fuerte, es tu momento.

Esta sería como una mini versión de tu carta de motivación en la plataforma, pero, con menos extensión. LinkedIn te deja ver primero 3 líneas, y en estas 3 líneas debes atraer la atención del lector, para poder generar las ganas de “ver más” y que así puedan conocerte en profundidad. No lo dejes limitado a unas pocas palabras, ni tampoco redactes una novela. El punto es decirlo todo en unas 70 a 100 palabras.

Evita utilizar saludos, contar tu nombre, o contar tu historia desde tus comienzos de forma narrativa. Los detalles ya se podrán leer en el resto de tu perfil en LinkedIn.

Es el momento de decir qué es lo que te apasiona, qué te motiva, cuáles son tus objetivos. Hay que redactarlo muy bien, tienes que ponerle cabeza, y tener una estrategia detrás. Asegúrate de poner algo en esa redacción que atraiga a quien lo está leyendo.

Sé claro y específico. No menciones capacidades tuyas muy vagas como team-working, proactividad, dinámico… todas son tan comunes que aburren hoy en día.

Sección 5: Destacados

Como el perfil en LinkedIn puede ser muy largo, y tienes poco juego con el orden de las secciones o el orden cronológico, no es tan fácil destacar la información como en un currículum. Es el problema del formato online.

La sección ‘Destacados‘ te ayuda a poner lo que crees es más importante en tu experiencia. Si buscas una beca para estudiar un máster en Biología en Estados Unidos, ¿por qué no mencionas tu práctica en un bioparque? Si lo que quieres es una beca en derecho, ¿por qué no creas un breve video de 40 segundos donde demuestres tus capacidades oratorias?

Pon cosas en la sección de Destacados. Puedes poner trabajos que realizaste, videos de YouTube, informes, reportes, presentaciones, etc. Es el momento de que te vean en acción, así que pon todo lo que quieras y que sea relevante para tu perfil.

Puedes resaltar tu formación, o algún enlace. Utilízala bien, ya que tiene un máximo de 2 elementos que puedes poner.

Sección 6: Actividades

Un currículum es estático, mientras que el perfil online es dinámico. Esta sección demuestra las últimas acciones que has tomado en LinkedIn, como comentar una entrada, compartir una información, contestar a unas preguntas, participar en grupos.

Haz que aparezcan aquí informaciones que apoyen tu candidatura a la beca. Si todo el tiempo compartes fotos de memes políticos, pero quieres obtener una beca en química, quizás no parezca muy seria tu candidatura.

Sección 7: Experiencia profesional

En la experiencia no hay límite para escribir, así que escribe. Queremos ver esas habilidades. Explícale al mundo qué hiciste y cuáles fueron tus logros. Dale vida a tu hoja.

Este apartado te permite poner la empresa, el año de inicio y fin, la descripción. Es importante no solo poner en la descripción las tareas. Agrégale valor a lo que quieres decir, tienes espacio para extenderte, pero úsalo con sensatez. Procura incluir los detalles necesarios, y no hundas la información importante en un mar de detalles. Si vas a solicitar una beca para una investigación en medicina, destaca tu trabajo científico en un laboratorio, pero no añadas todos los detalles burocráticos de cada función.

Si tuviste varias funciones en un rol, lo bueno de LinkedIn es que te permite añadirlo, y te crea ramificaciones o secciones. Puedes revisar mi perfil y tomarlo de inspiración. Aquí tienes espacio para explayarte, y lo mejor es que puedes añadir recursos multimedia. Amplía lo más que puedas esas descripciones, pero sin crear una novela: redacta de manera coherente y lógica.

Sección 8: Educación

Esta sección te permite poner tus logros académicos. Ponlos todos con las fechas correctas. No utilices abreviaciones raras, o nombres poco claros. Indica como siempre tu puntuación en la escala de la universidad, y pon tus logros más importantes, como una tesis.

No podemos enfatizar lo importante que es la coherencia con este punto: si en tus logros has puesto algo poco importante, pero luego resulta que has estudiado en la mejor universidad en tu país, algo no es coherente. Tuvimos que aconsejar a una persona que quería estudiar un máster en políticas sociales en una universidad inglesa, que había escrito un artículo en una revista científica durante los estudios, de ponerlo, porque no se le había ocurrido.

Sección 9: Habilidades

Las aptitudes son las palabras clave que definen en qué puedes trabajar. La forma en que puedes interactuar con tus jefes o amigos o equipo, puedes pedir que te valoren esas aptitudes. Y eso sale puntuado y va destacando en qué eres más fuerte. Eso da claridad de lo que tú has hecho.

  • Voluntariado: Siempre repito la importancia de las actividades extracurriculares en las decisiones de los comités de selección. Si estás en condiciones iguales que otro candidato, se prefiere siempre al candidato que ha hecho este plus. ¡Menciónalo!
  • Idiomas: En el caso de que quieras incluir más idiomas, es importante que indiques, si los tienes, tus certificaciones. LinkedIn además permite hasta 20 idiomas, y pone tu perfil en todos los idiomas que indiques.
  • Logros y reconocimientos: LinkedIn te permite compartir tus logros y reconocimientos. Indica por qué obtuviste el reconocimiento y en qué fecha fue.
  • Publicaciones: LinkedIn también te permite colocar enlaces a tus publicaciones en otras redes, tanto de blogs como de artículos científicos.

Ponte a trabajar esa zona. Hoy en día casi todo puede encontrarse en línea. Pon un enlace relevante.

Tu perfil en LinkedIn es dinámico

SI bien tu currículum no lo puedes cambiar una vez que lo has enviado, tu perfil en LinkedIn sí lo puedes modificar todo el tiempo. Puedes continuamente mejorar las 9 secciones de tu perfil, pero no se detiene allí.

Es importante en LinkedIn mejorar el perfil relacionándote con tus contactos.

LinkedIn es la red de contactos profesionales más potente del planeta. Asegúrate de participar y estar activo con los contactos que son de tu interés para poder así cumplir tus objetivos.

Hay dos maneras de hacerlo:

  1. Recomendaciones: Para esta sección, es clave los contactos que te hagas. Este es el momento de pedir recomendaciones a alguien que haya trabajado contigo. Antes de solicitarlo, si puedes recomendar a alguien, es un gesto interesante. Si primero das, la otra persona puede estar más dispuesta a querer escribir algo sobre ti y recomendarte. Es como tener un listado de cartas de recomendación ya listo.
  2. Aprender a interactuar: Conectar con una persona te abre la puerta a toda su red de contactos, que te aparecerán en el 2do nivel. Aquí todo importa, debes aprender a moverte y conectar con ellos. De acuerdo con lo que estés buscando, se encamina la estrategia de con quiénes quieres conectar.

La diferencia entre tu CV y tu perfil en LinkedIn

Si bien es mejor no tener un currículum estándar para enviar a todas las convocatorias, un perfil LinkedIn siempre queda igual. Esto facilita tu trabajo.

Sin embargo, como el perfil online es dinámico, vas a tener que seguir ampliando el perfil todo el tiempo. Así como no tienes una página de Facebook o Instagram siempre igual, vas a utilizar LinkedIn para hacer nuevos contactos todo el tiempo.

Otra ventaja de crear tu perfil en LinkedIn es la extensión: si un currículum tiene máximo 2 páginas, y un Resumé solo 1, aquí puedes alargarte sin problema alguno, pero no abuses de esta libertad para añadir detalles innecesarios.

¿Quieres que revise tu currículum?

Después de todas estas recomendaciones, quizás dices, es mucho trabajo o no estoy del todo seguro. Déjanos un comentario con tu primera acción hoy para mejorar tu CV.

Y si necesitas ayuda, claro que podemos hacerlo. Con mi equipo hacemos esta revisión: nos envías el documento y nos dices para qué lo necesitas. Nosotros perfeccionamos tu CV en pocos días, y si hace falta, con servicio exprés en menos de 24 horas. Encuentras toda la información en mi página de la asesoría personalizada.

Si quieres hacerlo por cuenta propia, he actualizado mi libro de Crea tu CV, el cual es una guía paso a paso para que redactes correctamente tu currículum y tengas un perfil potente en LinkedIn. Hacemos actualizaciones permanentemente. Hay plantillas en español e inglés e incluye un checklist de cosas que no pueden faltar. Incluye además una tutoría que te enseña a relacionarte en LinkedIn.

Ahora te toca a ti: crea tu perfil en LinkedIn

Ahora es tu turno, toma los consejos y empieza a mejorar tu currículum vitae ya.

Te invito este fin de semana a empezar a trabajar en el contenido de tu perfil para cambiarlo y tener mayor impacto.

¡Escríbeme y mándame comentarios!

12 errores comunes a la hora de redactar un Currículum Vitae

12 errores comunes a la hora de redactar un Currículum Vitae

He identificado varios errores comunes a la hora de redactar un currículum vitae esta semana, mientras revisaba algunas hojas de vida que me han enviado para poder corregirlas en vivo. El objetivo de esto es ayudar a evitarlos a aquellos que quieran conseguir una beca, una práctica profesional en el extranjero u obtener una oferta de trabajo en otro país.

Recuerda, cuando armes tu currículum vitae, el mismo debe estar orientado a la búsqueda que estés haciendo, es por eso que aconsejamos tener varias versiones de una hoja de vida.

Escucha este episodio de Gana la Beca de tus Sueños en iTunes, Spotify o SoundCloud.

A la hora de redactar tu CV deberás tener en cuenta varias cosas. En especial, cómo vas a hacer para diferenciarte del resto de los solicitantes. Lee las siguientes recomendaciones sobre errores que debes evitar a la hora de armarlo, y ponte a trabajarlos para así poder cumplir tu objetivo.

12 errores comunes a la hora de redactar un Currículum Vitae

1) Uso de fotografías personales

En los currículums que tienen como objetivo obtener una beca, conseguir una oferta laboral o una práctica profesional, NO debe ir la foto. Esto es porque la persona que hace la primera selección tiene ya la orden de dejar fuera los que tienen fotografías. Es la práctica común en el Reino Unido, pero el mismo criterio se está adoptando cada vez más en Estados Unidos y el resto de Europa.

Hay normas estrictas en donde los miembros del comité de selección o el personal de reclutamiento no pueden revisar un CV con foto porque estarían violando el tema de la igualdad. Tener una foto hace que una persona pueda hacerse juicios, tomar decisiones en torno a género, si la persona le parece bonita, su edad, apariencia física. Empezar a tomar decisiones a través de la foto. Para poder tener igualdad a la hora de elegir los perfiles, no está permitido tener una foto.

2) Tipografía

Asegúrate de que, al imprimirlo, ¡se pueda leer! A veces, para que entre toda la información que queremos poner y no se pase de las 2 páginas, achicamos la letra y esto es un gran error.

Se recomienda también utilizar un formato de letra estándar y fácil de leer en cada tipo de dispositivo, como pueden ser: Arial, Verdana, Calibri o Helvetica. No solo el lector de tu CV lo agradecerá después de leer otros 300 hojas de vida, los ordenadores reconocen más fácilmente este tipo de letras cuando se decide utilizar herramientas de lectura óptica para escanear o hasta seleccionar las hojas de vida, además de que es menos probable que se pierda el formato de tu currículum.

3) Secuencia de la información

Verifica que la información esté ordenada, y sea coherente leerla. Queremos entender fácilmente cuáles son tus prioridades. Estructura la información en secciones lógicas que se perciban a primera vista. De nuevo, después de leer muchos CVs para una convocatoria, la información incoherente cansa al lector. Y si se leen las hojas de vida de manera automática, la computadora entenderá tu CV con mayor facilidad.

4) Títulos de las secciones

Es importante que tengas en cuenta cómo vas a llamar a cada sección. Por ejemplo, la sección de estudios es mejor que la llames Formación Académica. Utiliza un lenguaje propio. Las principales secciones son: educación, experiencia laboral, formación complementaria, premios y habilidades.

5) Información personal o perfil

Es la zona de descripción del perfil, donde indicas: edad, estado civil, dirección, etc. Esta información no hace falta ponerla en un currículum, al menos para el objetivo de nuestros CVs.

Esto es solo para redactar un resumé. Un error muy común es confundir el CV con un Resumé. Un resumé es un documento resumido de 1 página donde detallas y describes los logros principales para obtener un trabajo. En cambio, la hoja de vida puede ser un poco más larga, y debe contener toda la información de manera detallada, y cronológica.

6) Habilidades

El error más común suele ser en la parte de describir nuestras habilidades, ya que solemos escribir cosas muy genéricas que aplican a todos los que han estudiado lo mismo que tú, y eso no te ayuda a destacar quién eres. Un ejemplo: hoy en día todos dicen tener habilidades para el trabajo en equipo, sin decir en qué funciones lo han mostrado. Otras habilidades comunes son descripciones como creativo, explorador, motivado, trabajador, ya que de usarse tanto se han desgastado.

En esta parte debemos mostrar el liderazgo y saber redactar nuestras habilidades de manera interesante. Llama la atención una acción concreta, como por ejemplo. “incrementé las ventas de la división con 25%”, o “logré un contrato con la empresa X”.

7) Información para contacto

Pon tu teléfono junto con el indicativo del país, un correo electrónico que refleje seriedad (“[email protected]” no lo hace), tu usuario de Skype y tu perfil de LinkedIn. Aquí te recomiendo que lo hagas todo clickeable y lo enlaces con tu perfil profesional. Dependiendo de cuál sea el objetivo de tu beca, puedes o no agregar más redes, pero estas son las que deberían ir sí o sí.

8) Información académica

En esta sección generalmente cuesta entender cuál es la prioridad. Resalta bien qué título es cada formación, es decir: es un postgrado, una maestría, un seminario, o un curso online.

Quita lo de Bachiller, ya no hace falta tener esta información en nuestro currículum. Es importante mostrar a partir de nuestro título universitario o profesional. Para una hoja de vida que se utiliza para lograr una beca, menciona tu promedio (en el formato original), y sobre todo, menciona el título de tu trabajo de tesis o proyecto de titulación.

9) Promedio

Para este tipo de currículums que estamos armando, incluir el promedio es un plus, sin importar los años de experiencia que tengas. Hazlo en formato original, y no intentes traducir tu nota a la nota de otro sistema. Hay tanta variedad en los esquemas de notas, y tanta diferencia en la calidad de la nota entre universidades, que sería imposible calcular tu nota para un país diferente. En estos casos, y para facilitar la claridad, indica la escala con que se mide tu promedio: 4.5 / 5, 8.3 / 10, 94/100, etc.)

10) Experiencia laboral

Para el objetivo que tenemos, esta sección tiene que estar muy bien redactada. Aquí es importante que demuestres en lo que contribuiste en cada puesto de trabajo. No pongas solo las tareas que realizaste, eso es muy general. Es mejor que redactes un párrafo de 3 líneas sobre lo que has conseguido. Deberás emplear verbos activos que te ayuden a demostrar qué cosas has hecho o has conseguido en ese rol.

Debes hacer énfasis en lo que tenga relación sobre a dónde va a ir este currículum. Si va a ir a una beca, o máster de desarrollo internacional, intenta ajustar lo que estuviste haciendo para presentarlo. Queremos ver qué hay detrás de tus tareas diarias, eso es lo que demuestra tu potencial. Conecta tu experiencia con los objetivos del programa de estudios: si estás aplicando a una maestría en arqueología, y trabajaste un año en una fábrica de helados, destaca tu gestión del tiempo, o la gestión de personas, y no las ventas logradas.

Recuerda indicar claramente las fechas del periodo en que has trabajado en cada lugar, de preferencia en el formato Mes/Año.

11) Contactos y referencias relevantes

No hace falta que pongas quién fue tu jefe inmediato en cada trabajo para el objetivo de este CV. Tampoco hace falta poner referencias al final de la hoja de vida.

En el caso de que quieran saber más sobre ti, la Universidad te pedirá los datos de referencia, ya sea a nivel académico o profesional.

Además, tienes más margen para adaptar las referencias durante el proceso. Si revelas desde el inicio tus referencias en la hoja de vida, y luego resulta que te piden dos referencias académicas, tienes un problema. Si no las pones, puedes todavía elegir nuevas referencias.

12) Firma al final del documento

No hace falta que tu CV esté firmado. La firma quita espacio para poder sumar otras cosas más importantes.

Mira el video y observa los ejemplos que hemos corregido en vivo:


¿Quieres que revise tu currículum?

Despues de todas estas recomendaciones, quizas dices, es mucho trabajo. Dejenos un comentario con tu primera accion hoy para mejorar tu hoja de vida.

Y si necesitas ayuda, claro que podemos hacerlo. Con mi equipo hacemos esta revisión: nos envías el documento y nos dices para que lo necesitas. Nosotros perfeccionamos tu hoja de vida en pocos dias, y si hace falta, con servicio Express, en menos de 24 horas. Encuentras toda la info en mi página: asesoría personalizada.

He actualizado mi e-book de Crea tu CV, el cual es una guía paso a paso para que redactes correctamente tu currículum y tengas un perfil potente en LinkedIn. Hacemos actualizaciones permanentemente. Hay plantillas en español e inglés e incluye un checklist de cosas que no pueden faltar. Incluye además una tutoría que te enseña a relacionarte en LinkedIn.

Ahora es tu turno, toma los consejos y empieza a mejorar tu currículum vitae ya.

¡Escríbeme y mándame comentarios!

Existe un límite de edad para conseguir una beca

Existe un límite de edad para conseguir una beca

Una de las consultas que más recibo en mis redes sociales es si existe un límite de edad para conseguir una beca para estudiar en otro país.

Personas en sus 20’s, 30’s y hasta 50 años, me preguntan lo mismo, y yo creo que independientemente de la edad que tenemos, la duda en realidad es si estamos listos o no para ir a por ello.

Escucha el episodio completo de mi podcast Gana la Beca de tus Sueños en Spotify, iTunes o Soundcloud.

La edad es un dato cultural

En mi opinión, cuestionarse la edad de si estamos listos para aplicar a una beca en el exterior, tiene que ver con algo sociocultural. Desde mi experiencia puedo contarte que la primera vez que gané una beca, tenía 24 años, me fui a Israel y nunca me imaginé que iba a ser la más jóven del programa. Había gente de hasta 60 años con gran experiencia laboral y conocerlos, me ayudó a crecer personal y profesionalmente. 

El mundo se está dirigiendo a la formación continua: ya no es verdad que estudias en tu juventud, y te quedas con los mismos conocimientos el resto de tu carrera. De hecho, es muy probable que cambies de carrera en algún momento. Siempre menos se presta atención a la edad como criterio de selección.

Hay un sinfín de becas

Necesitas entender, cuándo comienzas a buscar para aplicar a una beca, que hay becas para cada etapa de la vida. Y deberás encontrar la que mejor se adapte a tí, por ejemplo:

  • Becas de Pregrado: para hacer tus estudios universitarios fuera.
  • Becas Prácticas: para quienes terminan la carrera y quieren comenzar a trabajar.
  • Becas Profesionales: para quienes ganar experiencia. Pueden ser cursos cortos, o de verano, o hasta maestrías completas. 
  • Becas de Maestría: para especializarte en algún área en particular.
  • Becas de Doctorado: para la formación avanzada en cualquier área de conocimiento.

Lo importante aquí es que sepas qué información debes poner en tu carta de presentación, y presentar un perfil coherente. Es la coherencia de tu perfil que te hace ganar becas, no es la edad en si misma que es un limitante.

 


 

Debes entender que los organismos de financiación, están en busca de personas que estén en las diferentes etapas, ya sea profesionales o académicas. Hoy en día la formación es constante, el mundo ha cambiado y hay que estar dispuesto a formarse durante toda la vida, sin importar la edad. Tienes que seguir buscando oportunidades y reinventarte constantemente.

Unos de los grandes mitos de las becas es que hay una cierta edad para conseguir una beca, y que necesitas ser joven para ganarlas: la gran mayoría de convocatorias no impone limite de edad; buscan perfiles coherentes.

No te pierdas la entrevista que le hice a Esther Anaya, donde hablamos de cómo conseguir una beca para hacer un doctorado con más de 40 años.

O escucha la entrevista con Peter Claeys, que empezó un doctorado antes de tener 30 años.

 

Y si tienes más dudas sobre qué beca es la ideal para tí, ¡déjame un comentario!

¿Qué pasará con las solicitudes para becas ya enviadas?

¿Qué pasará con las solicitudes para becas ya enviadas?

Has dado lo mejor de tí para lograr enviar todos los papeles de tu solicitud a tu beca o maestría elegida, y con la llegada del Covid-19, no sabes cómo puede llegar a seguir el proceso de tu trámite. ¿Aceptarán tu solicitud?, ¿comenzarán las clases?, ¿aplazarán el inicio del ciclo? ¿Qué va a pasar con las solicitudes para becas internacionales?

Junto con Peter Claeys, uno de mis asesores, estuvimos hablando sobre cómo creemos que puede llegar a desarrollarse la gestión de visados y becas frente a este nuevo contexto. 

No dejes de suscribirte a Gana la Beca de tus Sueños en iTunes, Spotify o Soundcloud para no perderte los nuevos episodios de mi podcast.

¿Qué pasa con las solicitudes para becas en el 2020?

Dado que hay mucha incertidumbre en cómo va seguir el mundo luego de la pandemia, queremos despejar dudas sobre los trámites ya enviados, el comienzo de clases, el traslado en los tiempos previstos y las solicitudes para becas internacionales.

Si ya enviamos tu solicitud en términos de que te den la beca, queremos que sepas que el procedimiento de las universidades sigue con su normal funcionamiento.

Tanto los profesores como los comités de selección siguen realizando su trabajo de manera virtual. Podemos afirmar que varias convocatorias grandes han cumplido con total normalidad sus tiempos de respuesta. Es decir que, al momento de revisar las solicitudes, en marzo, abril o mayo, te informarán en tiempo y forma si la has conseguido o no. Y, en el caso de que la hayas conseguido, te guardarán la plaza hasta el inicio del ciclo académico. Es probable que el mismo sea aplazado, dadas las circunstancias.

Ya hemos enviado las solicitudes, esto quiere decir que los papeles están en trámite, y no deberían porqué cambiar los tiempos, ya que no se ha frenado el trabajo, sino que se sigue trabajando online.Tenemos la esperanza de que al trabajar de esta manera, se aceleren algunos procesos.Y dado que las universidades están cerradas físicamente, este año al menos, acabará de manera virtual.


Viajar o no viajar a otro país con la beca

Aquí Peter nos cuenta su visión de qué cree él que puede suceder el año próximo:

  1. Varias personas van a desistir de las becas por miedo a viajar, y habrá mayor oportunidades para quienes se atrevan a salir y viajar.
  2. Las universidades van a estar dispuestas a recibir a más personas internacionales por una cuestión de necesidad. Muchas universidades dependen de estudiantes internacionales para mantener el numero de programas, y pagar sus profesores y asistentes.

Creemos que cuando termine todo esto, se abrirán más puertas para poder seguir viviendo experiencias únicas.

Ten también en cuenta que más universidades van a ofrecer becas para estudiar a distancia, tal como te comentamos en esta entrada.

Si ya enviaste tu documentación a alguna beca o programa de maestría y tienes alguna duda, déjame tu comentario para darte respuesta.

¿Cuáles son los tipos de postgrado?

¿Cuáles son los tipos de postgrado?

Si quieres estudiar más allá del pregrado o licenciatura, encontrarás un sinfín de posibilidades que ofrecen las universidades, en tu pais o en el extranjero. Y como siempre más, en el mercado laboral actual los títulos de pregrado son insuficientes, y muchos profesionales sin un postgrado se encuentran con trabas al momento de optar por un trabajo, es importante saber cuales estudios de posgrado elegir. Esta guía de los diferentes tipos de postgrado te ayudará a entender cual puede ser tu camino en los estudios.

Para nadie es un secreto que las empresas están solicitando empleados cada vez más capacitados, sobre todo en una economía dinámica y cada vez más tecnológica y social. Al mismo tiempo, se crea una brecha salarial entre los profesionales que tienen títulos de postgrado y los que no.

Esa realidad nos hace cuestionar nuestras opciones futuras. ¿Cuál es el siguiente paso a dar para conseguir reforzar nuestros conocimientos y así presentar un mejor currículum? Si elijo una maestría, ¿cuáles van a ser mis oportunidades de trabajo?

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de postgrado?

La respuesta inmediata es conseguir una titulación de postgrado. ¿Pero cuál es el mejor postgrado para ti? La mayoría de los profesionales no considera estudiar un postgrado porque parece demasiado complejo o demasiado caro. Hay una gran falta de información sobre los varios tipos de postgrado. ¿Qué tal si te digo que quizas no estás considerando todas las opciones que hay para ti? Repasamos primero que es un posgrado universitario.

¿Qué es un postgrado o posgrado?

Los estudios de postgrado son el ciclo de estudios después de los primeros años en la universidad. Este primer ciclo se llama pregrado o licenciatura (y en inglés es el bachelor). Su duración es de 3 a 4 años a según el tipo de estudios o el país donde estudias.

Después de este primer ciclo vienen los varios posgrados. Un postgrado puede ser el segundo paso. El término postgrado engloba todas las enseñanzas que se obtienen a través de una titulación que se cursa luego de haber terminado el pregrado universitario. Los postgrados empiezan donde termina el primer paso del pregrado, o como se dice en otros países, la licenciatura o el grado.

Los diferentes tipos de postgrados se distinguen por estas características:

  • Objetivo académico o profesional
  • Valor en el mercado laboral
  • Coste, y la financiación

Hay diferentes tipos de postgrado que pueden ayudar a todos los profesionales. No importa si estás recién graduado, o si tienes ya muchos años de experiencia laboral. Los postgrados están abiertos a todos. Y el acceso es mucho más fácil de lo que pensamos.

Te mostraré las ventajas contra las desventajas para así permitirte entender cuál postgrado te iría mejor. Esta breve guía de postgrados te brinda una herramienta para que tomes la mejor decisión para tu futuro.

Recuerda que invertir en educación es lo mejor que cualquier persona puede hacer.

 

1. POSTGRADO TIPO #1: LA MAESTRÍA

Objetivos

Las maestrías o másteres se perfilan como la titulación de postgrado más popular. No sólo por su amplia oferta de temáticas y metodologías, sino también por el impacto que tienen sobre la vida laboral del profesional.

Estos estudios están pensados para llevar al estudiante de unos conocimientos básicos sobre un área, a profundizar en todos los aspectos de desarrollo teórico.

El objetivo de un máster es siempre de formar una persona para que pueda hacer investigación de manera independiente. Permite al estudiante convertirse en un ‘maestro’ de la materia. Domina todos los aspectos, y sabe razonar sobre el contenido utilizando las técnicas aprendidas.

Por lo general, las maestrías son estudios con una duración de entre 1 y 2 años. Se completan sólo cuando el estudiante consigue aprobar todas las asignaturas y el trabajo final o tesis del postgrado.

En los últimos años, hemos detectado la tendencia de focalizar las maestrías sobre temas muy específicos. Hace unos 20 años, una maestría en economía era válida para todos los estudiantes. Hoy en día puedes encontrar una maestría en economía laboral, así como una maestría en economía del medio ambiente. Siguen existiendo las maestrías en química, pero ya puedes encontrar maestrías sobre la química aplicada a la gastronomía.

¿Conoces los 6 pasos para conseguir una beca? No pones un paso en falso siguiendo nuestro plan de becas.

 

¿Y después del máster, qué hago?

Sin duda, las salidas profesionales de una maestría son muchas e inmediatas. Las empresas buscan a personas que están recién formadas en las mejores técnicas recientes disponibles.

Muchos estudios demuestran que el salario de un recién graduado sube un 15% por haber cursado un máster. Y este efecto es permanente a lo largo de la carrera: ¡imagínate ganar un 15% más cada mes, hasta el día de tu jubilación! Es como tener 2 meses de salario adicionales cada año. Y esta ventaja se incrementa aun más si has estudiado en el extranjero.

 

¿Hay una diferencia entre postgrado y máster?

Igual como una manzana hace parte de la familia de frutas, un máster es un tipo de postgrado. Un posgrado es cualquier tipo de estudios que sigue al primer ciclo de pregrado o licenciatura (en inglés, bachelor).

En el sistema Bolonia, se habla a menudo del sistema 3-5-8, que significa 3 años de pregrado, más 2 años de maestria, más 3 años de doctorado. La maestria como el doctorado son títulos de posgrado.

Inscribete en nuestro boletí­n, para recibir un primer training gratuito. ¡En solo 5 pasos aprendes lo esencial sobre cómo ganar una beca!

 

¿Qué tipos de maestría hay?

¿Máster o Maestría? Son títulos equivalentes según la RAE. Es más  importante la distinción entre varios tipos de máster que vas a encontrar en tu búsqueda. Al ser una modalidad de estudio tan popular, no es de extrañar que las maestrías tengan subdivisiones propias.

Y aquí te puedes confundir en la sopa de letras que no siempre es tan clara, y ni siquiera es muy clara para los profesores.  En lineas generales, podemos de todos modos afirmar lo siguiente. Si en E.E. U.U., Australia, Canadá o la Unión Europea se utiliza el nombre Máster, la situación es distinta en España, el Reino Unido y Francia. Y luego existe también el MBA.

España

En España existen diferencias entre másteres oficiales y propios. El máster oficial está acreditado por la regulación gubernamental. De manera simple, significa que el máster tiene que cumplir con unos criterios mínimos de calidad.

Este tipo de maestría es la única que permite la convalidación de estudios en otras instituciones o en tu país. Esto es importante si decides regresar a tu país después de los estudios: un máster oficial se puede reconocer fuera de España.

Esto no es el caso con las maestrías propias. Estos cursos son impartidos y desarrollados de igual manera por instituciones públicas y privadas. Por esa razón ofrecen mayores libertades en cuanto al contenido, pero no permiten la convalidación posterior.

Por lo general su orientación está encausada a solo la preparación profesional. La calidad de este tipo de programas es muy variable, y como no están sujetos a ningún control, tienes que verificar bien el programa de estudios.

Francia

En Francia, las maestrías se dividen en másteres profesionales (M1) y académicos (M2). Los másteres M1 capacitan a los estudiantes para ejercer una profesión específica, y son bastante comparables con las especializaciones. Los másteres M2 son de investigación, y el fin es capacitar a los estudiantes tanto en la investigación como también en la práctica de una profesión. Un máster M2 es necesario para solicitar el acceso a un doctorado.

Reino Unido

La situación en Reino Unido es aun más complicada. Por tradición, se han mantenido varios tipos de maestria desde ya décadas. No hay nada menos que cinco tipos diferentes:

  • MA– Master of Arts
  • MSc– Master of Science
  • MRes – Master of Research
  • MPhil – Master of Philosophy
  • MBA – Master in Business Administration

En el pasado esta diferencia era importante porque el Master of Arts se focalizaba más sobre las Artes y Humanidades, mientras las maestrías de Science o de Research se encontraban en el área de las ciencias naturales. Esta distinción se ha ido perdiendo con el tiempo, ya que todas las titulaciones se han insertado en el proceso de Bolonia.

MBA

El MBA es un título que sólo se otorga por estudios en el área de negocios, y es muy diferente como tipología. Encontrarás más información sobre el MBA en otra entrada.

 

¿Cuánto cuesta hacer un máster?

Un máster normalmente tiene un precio más elevado que un pregrado o licenciatura. Es más caro que un curso de pregrado o licenciatura porque son cursos donde hay más profesores y menos alumnos. El coste de un máster depende de tres factores:

(1) El país donde quieres estudiar, porque cada sistema universitario tiene su manera de calcular la matrícula, y cada lugar tiene un diferente coste de vida. Por lo general, los países de habla inglesa tienen precios más elevados que otros países. Sin embargo, en muchos casos, hay becas para gran parte de los alumnos.

(2) El área de estudios que eliges: algunas de las mejores escuelas con carreras muy preciadas son carísimas, mientras otras en áreas poco demandadas son más accesibles. Los programas más caros, como los MBAs, ofrecen sin embargo también el mayor numero de becas.

(3) El momento de aplicar: si adelantas tu gestión, te puedes ahorrar muchos costes adicionales. Algunos consejos sobre cómo ahorrar en tus gestiones son el alojamiento más barato, subvenciones para restaurantes universitarios, etc. las puedes encontrar en el blog.

Ten en cuenta que durante un máster puedes a menudo hacer unas practicas al extranjero. En muchas de estas pasantías te pagan. A parte la ventaja económica, esta experiencia añada mucho valor a tu hoja de vida, y es particularmente apreciada por empresas internacionales.

Y en casi todas las maestrías, se te permite trabajar durante el fin de semana o las vacaciones. Siempre y cuando pides en tiempo la tarjeta laboral, puedes acumular unos ahorros.

Mira esta entrada si quieres saber más sobre los países donde la educación tiene un coste menor, o puede llegar a ser gratis.

 

¿Y hay becas para maestría?

Estudiar un posgrado con beca es una necesidad para casi todos. Aunque las maestrías tienen su precio, esta inversión se puede financiar con becas. La mayor parte de las becas de estudio son para programas de maestría. Hay una verdadera competencia entre países y universidades para atraer a los mejores candidatos a estos programas selectos. Tú puedes aprovechar esta competencia para financiar tu máster.

Tenemos en el blog guías para becas completas con las cuales puedes estudiar una maestría. Existe el programa de las diferentes becas Eiffel que Campus France ha preparado para los estudiantes. O las becas Master Mind en Bélgica, las becas Chevening en el Reino Unido, las becas Destination en Australia, las becas de la Fundación Carolina en España, las becas SI en Suecia, o las becas DAAD-EPOS en Alemania. Otro programa interesante es la beca Holland Scholarship para estudios en los Países Bajos. También puedes estudiar con las becas Erasmus Mundus en más de 100 programas de maestría por todo Europa.

O consulta nuestra app Mi Beca, en tu móvil iOS o Android, u online. Contiene en la actualidad unas 4,500 becas vigentes en total. Hay becas para maestría, pero también para doctorados o fellowships. Mantenemos el coste de la app muy bajo para que muchas personas puedan aprovechar esta información.

Ten en cuenta que por los programas de MBA hay una gran cantidad de becas también.

Hemos preparado esta breve guía sobre las principales becas, y además tenemos nuestra app Mi Beca para que encuentres todo tipo de becas para tus estudios de maestría.

¿O es posible estudiar una maestria virtual?

 

Te lo explica Diana mejor en este video.

 

2. POSTGRADO TIPO #2: ESPECIALIZACIONES

Objetivos de una especialización

Estos postgrados se parecen mucho a los másteres, pero tienen un objetivo muy diferente: el contenido está destinado al perfeccionamiento y especialización dentro de un área profesional. Te prepara por un trabajo muy específico, sin profundización en la investigación.

Se trata de información enfocada al aspecto práctico y que descuida lo teórico en muchos casos. Hay un trabajo final, que a menudo es un informe sobre un aspecto concreto que se realizó durante una pasantía en una empresa. Su duración total es típicamente de 1 año.

 

¿Hay diferencias entre especializaciones y diplomado?

Los diplomados son más breves, y son más bien cursos cortos para actualizar las competencias de los profesionales en su área de experiencia. La corta duración de estos estudios le facilita el acceso a nuevos conocimientos a los profesionales muy ocupados.

 

¿Hay diferencias entre especializaciones y máster?

Claro. La especialización es un tipo de estudios típico de Latin America. El resto del mundo sigue un sistema de máster.

La especialización se acerca más al tipo de máster que se llama en el Reino Unido el ‘Postgraduate Diploma’ o en Australia el ‘Professional Development’ máster. Son títulos donde el enfoque no se pone en la investigación, sino en habilidades profesionales.

Si tu plan es hacer primero una especialización y luego un máster probablemente estas malgastando tu dinero y tu tiempo, porque la maestria te ofrece más contenido.

 

¿Y después de la especialización, qué hago?

A diferencia de la maestría, el conocimiento en una especialización es muy práctico. Por lo tanto, a corto plazo es muy fácil encontrar un trabajo. Sin embargo, repercute poco en el salario a largo plazo.

Una razón es que la formación se limita a las técnicas adquiridas y no procura una formación mas general, que te podría dar la posibilidad de ascender o de tomar cargos más importantes en una empresa. Otra razón es que la empresa que te paga los estudios recupera parte de la inversión ofreciéndote un trabajo a un salario menor.

 

¿Y cuánto cuesta hacer una especialización?

Al ser postgrados cortos, los precios suelen ser más económicos que un máster. El profesorado que imparte este tipo de estudios suele focalizarse en el contenido técnico que se imparte. Proliferan muchos institutos que lo ofrecen.

Eso puede afectar la calidad del curso. Lo barato no siempre es lo mejor. De nuevo, el efecto precio a corto plazo hace que muchos se inclinen a elegir una especialización, pero un máster más caro te rendirá más a largo plazo.

 

¿Y hay becas para especialización o diplomado?

Visto el coste reducido, no existen realmente becas para especializarse. Algunas empresas proporcionan estos estudios de postgrado a sus empleados gratuitamente, para mejorar su pericia técnica. Sin embargo, muchos gobiernos ofrecen becas específicas para mejorar sus conocimientos técnicos con cursos en otros países.

Las becas de desarrollo profesional de la OEA por ejemplo, ofrecen oportunidades de becas para capacitación a través de cursos cortos y de mediano plazo, que pueden durar desde una semana hasta un año. VLIR-UOS es un organismo en Bélgica que tiene cursos de capacitación.

 

3. POSTGRADO TIPO #3: EL DOCTORADO

Objetivos

El postgrado más avanzado es el doctorado. Las maestrías sirven como puntos de partida para doctorados. O sea, necesitarás tener una maestría para poder ser admitido a un doctorado. El objetivo principal de un doctorado es realizar investigación en un tema muy específico, para proponer nuevas contribuciones científicas relevantes en su campo.

Este trabajo se desarrolla bajo la supervisión de un profesor, con el apoyo de un equipo compuesto por otros doctorandos, post-doctorandos e investigadores.

 

La duración del doctorado

Los doctorados son postgrados bastante largos. En promedio, un doctorado toma unos 3 a 5 años de trabajo. La duración depende del área de estudios, de la preparación anterior, y de factores personales (como la financiación del doctorado). Las áreas de estudio definen la duración promedio. Es más largo un doctorado en humanidades que en ciencias naturales, por ejemplo.

Si la maestría que estudiaste antes de empezar el doctorado cubría mucho material, no será necesario que estudies más durante el doctorado. En cambio, suma un año extra si no tienes la preparación suficiente. Los factores personales pueden acelerar o ralentizar la duración. He observado que personas con problemas familiares o con problemas con la financiación tuvieron que postergar el doctorado, incluso trabajando en otra cosa durante años.

 

¿Se puede hacer un doctorado sin tener una maestría?

Si, siempre y cuando en tu titulación anterior – o en tu trabajo anterior – tienes suficiente experiencia con la investigación. Si por ejemplo has hecho un proyecto de investigación, como una tesis, o has redactado informes interesantes, se puede aceptar como prueba de tu capacidad. Igual como si has trabajado en un laboratorio químico, y has llevado a cabo experimentos, puedes entrar en un doctorado en química. O quizas hiciste unas practicas en un museo en Atenas, como pasó a una persona en nuestro programa GENIUS, y luego solicitó un doctorado en Arqueología en el Reino Unido.

De modo similar, si has trabajado en una empresa u organismo donde se solicitaba mucho análisis critico, se puede aceptar. Puede ser un trabajo como químico en un laboratorio, pero también una función como fiscal en un tribunal. Es suficiente tener una experiencia interesante con investigación y un profundo conocimiento de tu campo.

Sin embargo, algunas universidades piden que los candidatos tienen la titulación formal de maestría. Si quieres hacer un doctorado al extranjero, es algo que hay que pedir porque es el caso en muchas grandes universidades.

 

La tesis doctoral

Al finalizar el programa los estudiantes deben no sólo presentar la tesis doctoral, sino también realizar un examen de memoria de la tesis, y presentarla en una conferencia pública.

¿Es un doctorado algo para ti? Escucha estas entrevistas con un profesor y una investigadora que han iniciado su doctorado a los 25 o los 35 años. Su experiencia te ayudará a entender mejor tus posibilidades. O escucha mi entrevista con Jenny Vásquez, que ganó una beca Erasmus Mundus para un doctorado.

Diana también te comparte 4 claves para poder acceder a un doctorado.

 

¿Y después del doctorado?

Al aprobar se obtiene el título de Doctor, y se está capacitado para ejercer la docencia y elaborar investigaciones. Es el único título que permite empezar una carrera académica. No todas las personas siguen la ruta universitaria, y muchos doctorados trabajan en instituciones y empresas.

El mercado laboral para doctores es muy específico. Por un lado, por tener conocimientos muy especializados, se limitan las posibilidades en varios sectores. Por otro lado, la capacidad de liderazgo, análisis y creación que se adquiere durante un doctorado son muy apreciadas por empresas e instituciones. Eso resulta en un salario muy elevado, y la toma de posiciones de alta relevancia administrativa.

 

¿Qué tipos de doctorados hay?

Se pueden principalmente distinguir 3 tipos de doctorado:

  1. El programa doctoral estructurado: La formación ofrece cursos de nivel muy avanzado en unos pocos temas durante 1 año para así nivelar los conocimientos de los candidatos. La investigación doctoral empieza si se completa con éxito este programa preparatorio. Pocas universidades facilitan la transición de una maestría a un doctorado de este modo.
  2. Con base en un proyecto doctoral: Es para profesores que obtienen proyectos financiados por gobiernos, fundaciones o empresas que buscan activamente a personal calificado para ejecutar partes del proyecto. El doctorado inicia cuando el proyecto arranca.
  3. El doctorado individual: Es un proyecto que propones tú mismo a un potencial supervisor.

 

¿Y cuánto puede costar un doctorado?

La duración de un doctorado es de 3 a 5 años. Siempre las personas que empiezan estos estudios necesitarán financiación para iniciar los estudios. No hay casos de estudiantes de doctorado que puedan trabajar de manera gratuita en su investigación. Implica un gasto importante de supervisión y material por parte de la universidad.

En la búsqueda de un doctorado no es difícil encontrar la admisión al doctorado, lo difícil es encontrar la financiación correcta para éste. A muchos profesores les gustaría supervisar un proyecto, pero la gran dificultad es encontrar la financiación adecuada para ello. Por cada tipo de doctorado hay una manera distinta de financiarse:

  1. Si se trata de un programa estructurado, con beca.
  2. En un doctorado por proyecto, con un trabajo como asistente de investigación.
  3. Por un doctorado individual, hay un trabajo como asistente de clases en una universidad.

Discutiremos en una futura entrada cuál de estas opciones es la más relevante.

 

¿Y hay becas para un doctorado?

Este tipo de postgrado suele contar con una gran oferta de becas y financiaciones a nivel mundial. Por cada tema y especialización vas a poder encontrar alguna beca específica. En cada universidad en el mundo hay algún profesor y departamento de investigadores que se interesan por un tema especial que a ti también te guste.

Y como el interés temario es el principio de cada doctorado exitoso, tu trabajo consiste en encontrar el tema de tu investigación para luego encontrar la beca.

 

RESUMIENDO, ¿PARA QUÉ SIRVE UN POSTGRADO?

Ahora que ya sabes todo sobre los diferentes tipos de postgrados, es momento de que elijas el mejor camino para ti. Elige el programa que mejor se adapte a tus necesidades profesionales.

Hay muchas modalidades y programas. No te dejes cegar sólo por nombres y rumores sobre las mejores universidades. Infórmate bien sobre el contenido de los programas, y lo que tú necesitas. Saber qué quieres estudiar te facilitará mucho la búsqueda de la beca. Nosotros ayudamos con la información sobre que es un posgrado universitario que te va mejor, y cómo encontrar la mejor financiación. El programa AVANZA esta diseñado para encontrar en pocos meses la mejor oferta de postgrados con beca para ti.

Realizar un postgrado no sólo sirve para complementar los conocimientos obtenidos en los estudios de grado, sino que también es útil como herramienta para destacar en el competitivo mercado laboral actual. No pierdas oportunidades para hacer progresos en tu carrera, y sobretodo, no lo dejes para mañana.

Aunque una especialización te puede dar un acceso directo a una empresa en el corto plazo, a más largo plazo una maestría te puede dar un rendimiento mucho mayor.

 

ELIGE ENTRE LOS TIPOS DE POSTGRADO EL PROGRAMA IDEAL PARA TI

¿Y tú? ¿Cuál es tu objetivo con estudios más avanzados? ¿Todavía tienes dudas sobre qué tipo de postgrado elegir? No te dejes confundir sobre los diferentes tipos de maestria, los tipos de especializaciones, y los tipos de doctorado.

Te esperamos en los comentarios para ayudarte a resolver tus inquietudes.

Acuérdate de que te facilitamos la búsqueda de becas por maestría o doctorado con nuestra herramienta online o en nuestra app, Mi Beca que contiene unas 5,500 becas vigentes. Tú te puedes concentrar en buscar el programa de postgrado, nosotros te ayudamos con encontrar la financiación.