¿Cuáles son los tipos de postgrado?

¿Cuáles son los tipos de postgrado?

Si quieres estudiar más allá del pregrado o licenciatura, encontrarás un sinfín de posibilidades que ofrecen las universidades, en tu pais o en el extranjero. Y como siempre más, en el mercado laboral actual los títulos de pregrado son insuficientes, y muchos profesionales sin un postgrado se encuentran con trabas al momento de optar por un trabajo, es importante saber cuales estudios de posgrado elegir. Esta guía de los diferentes tipos de postgrado te ayudará a entender cual puede ser tu camino en los estudios.

Para nadie es un secreto que las empresas están solicitando empleados cada vez más capacitados, sobre todo en una economía dinámica y cada vez más tecnológica y social. Al mismo tiempo, se crea una brecha salarial entre los profesionales que tienen títulos de postgrado y los que no.

Esa realidad nos hace cuestionar nuestras opciones futuras. ¿Cuál es el siguiente paso a dar para conseguir reforzar nuestros conocimientos y así presentar un mejor currículum? Si elijo una maestría, ¿cuáles van a ser mis oportunidades de trabajo?

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de postgrado?

La respuesta inmediata es conseguir una titulación de postgrado. ¿Pero cuál es el mejor postgrado para ti? La mayoría de los profesionales no considera estudiar un postgrado porque parece demasiado complejo o demasiado caro. Hay una gran falta de información sobre los varios tipos de postgrado. ¿Qué tal si te digo que quizas no estás considerando todas las opciones que hay para ti? Repasamos primero que es un posgrado universitario.

¿Qué es un postgrado o posgrado?

Los estudios de postgrado son el ciclo de estudios después de los primeros años en la universidad. Este primer ciclo se llama pregrado o licenciatura (y en inglés es el bachelor). Su duración es de 3 a 4 años a según el tipo de estudios o el país donde estudias.

Después de este primer ciclo vienen los varios posgrados. Un postgrado puede ser el segundo paso. El término postgrado engloba todas las enseñanzas que se obtienen a través de una titulación que se cursa luego de haber terminado el pregrado universitario. Los postgrados empiezan donde termina el primer paso del pregrado, o como se dice en otros países, la licenciatura o el grado.

Los diferentes tipos de postgrados se distinguen por estas características:

  • Objetivo académico o profesional
  • Valor en el mercado laboral
  • Coste, y la financiación

Hay diferentes tipos de postgrado que pueden ayudar a todos los profesionales. No importa si estás recién graduado, o si tienes ya muchos años de experiencia laboral. Los postgrados están abiertos a todos. Y el acceso es mucho más fácil de lo que pensamos.

Te mostraré las ventajas contra las desventajas para así permitirte entender cuál postgrado te iría mejor. Esta breve guía de postgrados te brinda una herramienta para que tomes la mejor decisión para tu futuro.

Recuerda que invertir en educación es lo mejor que cualquier persona puede hacer.

 

1. POSTGRADO TIPO #1: LA MAESTRÍA

Objetivos

Las maestrías o másteres se perfilan como la titulación de postgrado más popular. No sólo por su amplia oferta de temáticas y metodologías, sino también por el impacto que tienen sobre la vida laboral del profesional.

Estos estudios están pensados para llevar al estudiante de unos conocimientos básicos sobre un área, a profundizar en todos los aspectos de desarrollo teórico.

El objetivo de un máster es siempre de formar una persona para que pueda hacer investigación de manera independiente. Permite al estudiante convertirse en un ‘maestro’ de la materia. Domina todos los aspectos, y sabe razonar sobre el contenido utilizando las técnicas aprendidas.

Por lo general, las maestrías son estudios con una duración de entre 1 y 2 años. Se completan sólo cuando el estudiante consigue aprobar todas las asignaturas y el trabajo final o tesis del postgrado.

En los últimos años, hemos detectado la tendencia de focalizar las maestrías sobre temas muy específicos. Hace unos 20 años, una maestría en economía era válida para todos los estudiantes. Hoy en día puedes encontrar una maestría en economía laboral, así como una maestría en economía del medio ambiente. Siguen existiendo las maestrías en química, pero ya puedes encontrar maestrías sobre la química aplicada a la gastronomía.

¿Conoces los 6 pasos para conseguir una beca? No pones un paso en falso siguiendo nuestro plan de becas.

 

¿Y después del máster, qué hago?

Sin duda, las salidas profesionales de una maestría son muchas e inmediatas. Las empresas buscan a personas que están recién formadas en las mejores técnicas recientes disponibles.

Muchos estudios demuestran que el salario de un recién graduado sube un 15% por haber cursado un máster. Y este efecto es permanente a lo largo de la carrera: ¡imagínate ganar un 15% más cada mes, hasta el día de tu jubilación! Es como tener 2 meses de salario adicionales cada año. Y esta ventaja se incrementa aun más si has estudiado en el extranjero.

 

¿Hay una diferencia entre postgrado y máster?

Igual como una manzana hace parte de la familia de frutas, un máster es un tipo de postgrado. Un posgrado es cualquier tipo de estudios que sigue al primer ciclo de pregrado o licenciatura (en inglés, bachelor).

En el sistema Bolonia, se habla a menudo del sistema 3-5-8, que significa 3 años de pregrado, más 2 años de maestria, más 3 años de doctorado. La maestria como el doctorado son títulos de posgrado.

Inscribete en nuestro boletí­n, para recibir un primer training gratuito. ¡En solo 5 pasos aprendes lo esencial sobre cómo ganar una beca!

 

¿Qué tipos de maestría hay?

¿Máster o Maestría? Son títulos equivalentes según la RAE. Es más  importante la distinción entre varios tipos de máster que vas a encontrar en tu búsqueda. Al ser una modalidad de estudio tan popular, no es de extrañar que las maestrías tengan subdivisiones propias.

Y aquí te puedes confundir en la sopa de letras que no siempre es tan clara, y ni siquiera es muy clara para los profesores.  En lineas generales, podemos de todos modos afirmar lo siguiente. Si en E.E. U.U., Australia, Canadá o la Unión Europea se utiliza el nombre Máster, la situación es distinta en España, el Reino Unido y Francia. Y luego existe también el MBA.

España

En España existen diferencias entre másteres oficiales y propios. El máster oficial está acreditado por la regulación gubernamental. De manera simple, significa que el máster tiene que cumplir con unos criterios mínimos de calidad.

Este tipo de maestría es la única que permite la convalidación de estudios en otras instituciones o en tu país. Esto es importante si decides regresar a tu país después de los estudios: un máster oficial se puede reconocer fuera de España.

Esto no es el caso con las maestrías propias. Estos cursos son impartidos y desarrollados de igual manera por instituciones públicas y privadas. Por esa razón ofrecen mayores libertades en cuanto al contenido, pero no permiten la convalidación posterior.

Por lo general su orientación está encausada a solo la preparación profesional. La calidad de este tipo de programas es muy variable, y como no están sujetos a ningún control, tienes que verificar bien el programa de estudios.

Conoce las 8 mejores becas de maestría para estudiar en España.

 

Francia

En Francia, las maestrías se dividen en másteres profesionales (M1) y académicos (M2). Los másteres M1 capacitan a los estudiantes para ejercer una profesión específica, y son bastante comparables con las especializaciones. Los másteres M2 son de investigación, y el fin es capacitar a los estudiantes tanto en la investigación como también en la práctica de una profesión. Un máster M2 es necesario para solicitar el acceso a un doctorado.

Explora varias becas de maestría para estudiar un posgrado en Francia.

 

Reino Unido

La situación en Reino Unido es aun más complicada. Por tradición, se han mantenido varios tipos de maestria desde ya décadas. No hay nada menos que cinco tipos diferentes:

  • MA– Master of Arts
  • MSc– Master of Science
  • MRes – Master of Research
  • MPhil – Master of Philosophy
  • MBA – Master in Business Administration

En el pasado esta diferencia era importante porque el Master of Arts se focalizaba más sobre las Artes y Humanidades, mientras las maestrías de Science o de Research se encontraban en el área de las ciencias naturales. Esta distinción se ha ido perdiendo con el tiempo, ya que todas las titulaciones se han insertado en el proceso de Bolonia.

Si quieres conocer las oportunidades de las becas de maestría en el Reino Unido, lee esta entrada sobre las becas universitarias o sobre las becas Chevening.

Estados Unidos

Si eliges estudiar una maestría en Estados Unidos, los tipos se reducen a dos: el Master of Science (MSc), o el Master of Engineering (MEng).

El primero cubre todas las areas, menos el de ingeniería. Los MEng en cambio solo es para ingenieros.

Australia y Canadá

Para un máster en Australia, o un programa de maestría en Canadá, vas a encontrar 3 siglas distintas.

El más importante es el Master of Science (MSc) o el Master by Research (MRes). Ambos se especializan en formarte con un programa científico especializado. El objetivo es aportar los últimos conocimientos en el campo de estudios elegido. Por lo tanto, siempre van a incluir una tesis de maestría como parte fundamental.

¿Cuál es la diferencia entre el Master of Science y el Master by Research entonces? Pues en el segundo programa, además de formarte como científico, el objetivo a más largo plazo es de incorporarte a un doctorado.

Si no te interesa tanto la ciencia fundamental, y buscas más bien aplicar tus conocimientos, en ambos países hay programas que se llaman MAS o Master of Applied Science. La ciencia aplicada se refiere al uso práctico del conocimiento científico existente para resolver problemas del mundo real.

La Maestría en Ciencias Aplicadas, o MAS/MASc, quieren formar personas que no requieren de una formación profunda en la parte científica, sino se forman para insertarse enseguida en el campo laboral.

MBA

El MBA es un título que sólo se otorga por estudios en el área de negocios, y es muy diferente como tipología.

Si quieres ver unos ejemplos de las becas para un MBA, en esta entrada te presentamos varias oportunidades.

 

 

¿Cuánto cuesta hacer un máster?

Un máster normalmente tiene un precio más elevado que un pregrado o licenciatura. Es más caro que un curso de pregrado o licenciatura porque son cursos donde hay más profesores y menos alumnos. El coste de un máster depende de tres factores:

(1) El país donde quieres estudiar, porque cada sistema universitario tiene su manera de calcular la matrícula, y cada lugar tiene un diferente coste de vida. Por lo general, los países de habla inglesa tienen precios más elevados que otros países. Sin embargo, en muchos casos, hay becas para gran parte de los alumnos.

(2) El área de estudios que eliges: algunas de las mejores escuelas con carreras muy preciadas son carísimas, mientras otras en áreas poco demandadas son más accesibles. Los programas más caros, como los MBAs, ofrecen sin embargo también el mayor numero de becas.

(3) El momento de aplicar: si adelantas tu gestión, te puedes ahorrar muchos costes adicionales. Algunos consejos sobre cómo ahorrar en tus gestiones son el alojamiento más barato, subvenciones para restaurantes universitarios, etc. las puedes encontrar en el blog.

Ten en cuenta que durante un máster puedes a menudo hacer unas practicas al extranjero. En muchas de estas pasantías te pagan. A parte la ventaja económica, esta experiencia añada mucho valor a tu hoja de vida, y es particularmente apreciada por empresas internacionales.

Y en casi todas las maestrías, se te permite trabajar durante el fin de semana o las vacaciones. Siempre y cuando pides en tiempo la tarjeta laboral, puedes acumular unos ahorros.

Mira esta entrada si quieres saber más sobre los países donde la educación tiene un coste menor, o puede llegar a ser gratis.

 

¿Y hay becas para maestría?

Estudiar un posgrado con beca es una necesidad para casi todos. Aunque las maestrías tienen su precio, esta inversión se puede financiar con becas. La mayor parte de las becas de estudio son para programas de maestría. Hay una verdadera competencia entre países y universidades para atraer a los mejores candidatos a estos programas selectos. Tú puedes aprovechar esta competencia para financiar tu máster.

Tenemos en el blog guías para becas completas con las cuales puedes estudiar una maestría. Existe el programa de las diferentes becas Eiffel que Campus France ha preparado para los estudiantes. O las becas Master Mind en Bélgica, las becas Chevening en el Reino Unido, las becas Destination en Australia, las becas de la Fundación Carolina en España, las becas SI en Suecia, o las becas DAAD-EPOS en Alemania. Otro programa interesante es la beca Holland Scholarship para estudios en los Países Bajos. También puedes estudiar con las becas Erasmus Mundus en más de 100 programas de maestría por todo Europa.

O consulta nuestra app Mi Beca, en tu móvil iOS o Android, u online. Contiene en la actualidad unas 5,500 becas vigentes en total. Hay becas para maestría, pero también para doctorados o fellowships. Mantenemos el coste de la app muy bajo para que muchas personas puedan aprovechar esta información.

Ten en cuenta que por los programas de MBA hay una gran cantidad de becas también.

Hemos preparado esta breve guía sobre las principales becas, y además tenemos nuestra app Mi Beca para que encuentres todo tipo de becas para tus estudios de maestría.

 

¿O es posible estudiar una maestría virtual?

 

Te lo explica Diana mejor en este video.

 

2. POSTGRADO TIPO #2: ESPECIALIZACIONES

Objetivos de una especialización

Estos postgrados se parecen mucho a los másteres, pero tienen un objetivo muy diferente: el contenido está destinado al perfeccionamiento y especialización dentro de un área profesional. Te prepara por un trabajo muy específico, sin profundización en la investigación.

Se trata de información enfocada al aspecto práctico y que descuida lo teórico en muchos casos. Hay un trabajo final, que a menudo es un informe sobre un aspecto concreto que se realizó durante una pasantía en una empresa. Su duración total es típicamente de 1 año.

 

¿Hay diferencias entre especializaciones y diplomado?

Los diplomados son más breves, y son más bien cursos cortos para actualizar las competencias de los profesionales en su área de experiencia. La corta duración de estos estudios le facilita el acceso a nuevos conocimientos a los profesionales muy ocupados.

 

¿Hay diferencias entre especializaciones y máster?

Claro. La especialización es un tipo de estudios típico de Latin America. El resto del mundo sigue un sistema de máster.

La especialización se acerca más al tipo de máster que se llama en el Reino Unido el ‘Postgraduate Diploma’ o en Australia el ‘Professional Development’ máster. Son títulos donde el enfoque no se pone en la investigación, sino en habilidades profesionales.

Si tu plan es hacer primero una especialización y luego un máster probablemente estas malgastando tu dinero y tu tiempo, porque la maestria te ofrece más contenido.

 

¿Y después de la especialización, qué hago?

A diferencia de la maestría, el conocimiento en una especialización es muy práctico. Por lo tanto, a corto plazo es muy fácil encontrar un trabajo. Sin embargo, repercute poco en el salario a largo plazo.

Una razón es que la formación se limita a las técnicas adquiridas y no procura una formación mas general, que te podría dar la posibilidad de ascender o de tomar cargos más importantes en una empresa. Otra razón es que la empresa que te paga los estudios recupera parte de la inversión ofreciéndote un trabajo a un salario menor.

 

¿Y cuánto cuesta hacer una especialización?

Al ser postgrados cortos, los precios suelen ser más económicos que un máster. El profesorado que imparte este tipo de estudios suele focalizarse en el contenido técnico que se imparte. Proliferan muchos institutos que lo ofrecen.

Eso puede afectar la calidad del curso. Lo barato no siempre es lo mejor. De nuevo, el efecto precio a corto plazo hace que muchos se inclinen a elegir una especialización, pero un máster más caro te rendirá más a largo plazo.

 

¿Y hay becas para especialización o diplomado?

Visto el coste reducido, no existen realmente becas para especializarse. Algunas empresas proporcionan estos estudios de postgrado a sus empleados gratuitamente, para mejorar su pericia técnica. Sin embargo, muchos gobiernos ofrecen becas específicas para mejorar sus conocimientos técnicos con cursos en otros países.

Las becas de desarrollo profesional de la OEA por ejemplo, ofrecen oportunidades de becas para capacitación a través de cursos cortos y de mediano plazo, que pueden durar desde una semana hasta un año. VLIR-UOS es un organismo en Bélgica que tiene cursos de capacitación.

 

3. POSTGRADO TIPO #3: EL DOCTORADO

Objetivos

El postgrado más avanzado es el doctorado. Las maestrías sirven como puntos de partida para doctorados. O sea, necesitarás tener una maestría para poder ser admitido a un doctorado. El objetivo principal de un doctorado es realizar investigación en un tema muy específico, para proponer nuevas contribuciones científicas relevantes en su campo.

Este trabajo se desarrolla bajo la supervisión de un profesor, con el apoyo de un equipo compuesto por otros doctorandos, post-doctorandos e investigadores.

 

La duración del doctorado

Los doctorados son postgrados bastante largos. En promedio, un doctorado toma unos 3 a 5 años de trabajo. La duración depende del área de estudios, de la preparación anterior, y de factores personales (como la financiación del doctorado). Las áreas de estudio definen la duración promedio. Es más largo un doctorado en humanidades que en ciencias naturales, por ejemplo.

Si la maestría que estudiaste antes de empezar el doctorado cubría mucho material, no será necesario que estudies más durante el doctorado. En cambio, suma un año extra si no tienes la preparación suficiente. Los factores personales pueden acelerar o ralentizar la duración. He observado que personas con problemas familiares o con problemas con la financiación tuvieron que postergar el doctorado, incluso trabajando en otra cosa durante años.

 

¿Se puede hacer un doctorado sin tener una maestría?

Si, siempre y cuando en tu titulación anterior – o en tu trabajo anterior – tienes suficiente experiencia con la investigación. Si por ejemplo has hecho un proyecto de investigación, como una tesis, o has redactado informes interesantes, se puede aceptar como prueba de tu capacidad. Igual como si has trabajado en un laboratorio químico, y has llevado a cabo experimentos, puedes entrar en un doctorado en química. O quizas hiciste unas practicas en un museo en Atenas, como pasó a una persona en nuestro programa GENIUS, y luego solicitó un doctorado en Arqueología en el Reino Unido.

De modo similar, si has trabajado en una empresa u organismo donde se solicitaba mucho análisis critico, se puede aceptar. Puede ser un trabajo como químico en un laboratorio, pero también una función como fiscal en un tribunal. Es suficiente tener una experiencia interesante con investigación y un profundo conocimiento de tu campo.

Sin embargo, algunas universidades piden que los candidatos tienen la titulación formal de maestría. Si quieres hacer un doctorado al extranjero, es algo que hay que pedir porque es el caso en muchas grandes universidades.

 

La tesis doctoral

Al finalizar el programa los estudiantes deben no sólo presentar la tesis doctoral, sino también realizar un examen de memoria de la tesis, y presentarla en una conferencia pública.

¿Es un doctorado algo para ti? Escucha estas entrevistas con un profesor y una investigadora que han iniciado su doctorado a los 25 o los 35 años. Su experiencia te ayudará a entender mejor tus posibilidades. O escucha mi entrevista con Jenny Vásquez, que ganó una beca Erasmus Mundus para un doctorado.

Diana también te comparte 4 claves para poder acceder a un doctorado.

 

¿Y después del doctorado?

Al aprobar se obtiene el título de Doctor, y se está capacitado para ejercer la docencia y elaborar investigaciones. Es el único título que permite empezar una carrera académica. No todas las personas siguen la ruta universitaria, y muchos doctorados trabajan en instituciones y empresas.

El mercado laboral para doctores es muy específico. Por un lado, por tener conocimientos muy especializados, se limitan las posibilidades en varios sectores. Por otro lado, la capacidad de liderazgo, análisis y creación que se adquiere durante un doctorado son muy apreciadas por empresas e instituciones. Eso resulta en un salario muy elevado, y la toma de posiciones de alta relevancia administrativa.

 

¿Qué tipos de doctorados hay?

Se pueden principalmente distinguir 3 tipos de doctorado:

  1. El programa doctoral estructurado: La formación ofrece cursos de nivel muy avanzado en unos pocos temas durante 1 año para así nivelar los conocimientos de los candidatos. La investigación doctoral empieza si se completa con éxito este programa preparatorio. Pocas universidades facilitan la transición de una maestría a un doctorado de este modo.
  2. Con base en un proyecto doctoral: Es para profesores que obtienen proyectos financiados por gobiernos, fundaciones o empresas que buscan activamente a personal calificado para ejecutar partes del proyecto. El doctorado inicia cuando el proyecto arranca.
  3. El doctorado individual: Es un proyecto que propones tú mismo a un potencial supervisor.

 

¿Y cuánto puede costar un doctorado?

La duración de un doctorado es de 3 a 5 años. Siempre las personas que empiezan estos estudios necesitarán financiación para iniciar los estudios. No hay casos de estudiantes de doctorado que puedan trabajar de manera gratuita en su investigación. Implica un gasto importante de supervisión y material por parte de la universidad.

En la búsqueda de un doctorado no es difícil encontrar la admisión al doctorado, lo difícil es encontrar la financiación correcta para éste. A muchos profesores les gustaría supervisar un proyecto, pero la gran dificultad es encontrar la financiación adecuada para ello. Por cada tipo de doctorado hay una manera distinta de financiarse:

  1. Si se trata de un programa estructurado, con beca.
  2. En un doctorado por proyecto, con un trabajo como asistente de investigación.
  3. Por un doctorado individual, hay un trabajo como asistente de clases en una universidad.

Discutiremos en una futura entrada cuál de estas opciones es la más relevante.

 

¿Y hay becas para un doctorado?

Este tipo de postgrado suele contar con una gran oferta de becas y financiaciones a nivel mundial. Por cada tema y especialización vas a poder encontrar alguna beca específica. En cada universidad en el mundo hay algún profesor y departamento de investigadores que se interesan por un tema especial que a ti también te guste.

Y como el interés temario es el principio de cada doctorado exitoso, tu trabajo consiste en encontrar el tema de tu investigación para luego encontrar la beca.

 

RESUMIENDO, ¿PARA QUÉ SIRVE UN POSTGRADO?

Ahora que ya sabes todo sobre los diferentes tipos de postgrados, es momento de que elijas el mejor camino para ti. Elige el programa que mejor se adapte a tus necesidades profesionales.

Hay muchas modalidades y programas. No te dejes cegar sólo por nombres y rumores sobre las mejores universidades. Infórmate bien sobre el contenido de los programas, y lo que tú necesitas. Saber qué quieres estudiar te facilitará mucho la búsqueda de la beca. Nosotros ayudamos con la información sobre que es un posgrado universitario que te va mejor, y cómo encontrar la mejor financiación. El programa AVANZA esta diseñado para encontrar en pocos meses la mejor oferta de postgrados con beca para ti.

Realizar un postgrado no sólo sirve para complementar los conocimientos obtenidos en los estudios de grado, sino que también es útil como herramienta para destacar en el competitivo mercado laboral actual. No pierdas oportunidades para hacer progresos en tu carrera, y sobretodo, no lo dejes para mañana.

Aunque una especialización te puede dar un acceso directo a una empresa en el corto plazo, a más largo plazo una maestría te puede dar un rendimiento mucho mayor.

 

ELIGE ENTRE LOS TIPOS DE POSTGRADO EL PROGRAMA IDEAL PARA TI

¿Y tú? ¿Cuál es tu objetivo con estudios más avanzados? ¿Todavía tienes dudas sobre qué tipo de postgrado elegir? No te dejes confundir sobre los diferentes tipos de maestria, los tipos de especializaciones, y los tipos de doctorado.

Te esperamos en los comentarios para ayudarte a resolver tus inquietudes.

Acuérdate de que te facilitamos la búsqueda de becas por maestría o doctorado con nuestra herramienta online o en nuestra app, Mi Beca que contiene unas 5,500 becas vigentes. Tú te puedes concentrar en buscar el programa de postgrado, nosotros te ayudamos con encontrar la financiación.

Fuera mito #7: Temo ir a estudiar a otro país y no encontrar un trabajo similar

Fuera mito #7: Temo ir a estudiar a otro país y no encontrar un trabajo similar

¿Está trabajando y te da miedo irte a estudiar en el extranjero y a tu regreso no encontrar un trabajo de características similares al que tenías?

¿Tienes un buen trabajo y has ido aplazando durante años tu sueño de viajar a otro país para formarte por miedo a perder tu trabajo?

Este es el séptimo mito que puede surgirte cuando empiezas a pensar que te gustaría estudiar y viajar a otro país.

Este post corresponde a la serie “Fuera mitos”. Si quieres conocer los otros 7 mitos que he derrumbado los puedes leer en los siguientes enlaces:

Mito #1. Para obtener una beca no necesitas ser un genio

Mito #2. Para ganar una beca no necesito tener suerte

Mito #3. Para ganar una beca no necesito ser joven

Mito #4. No encuentro becas en mi tema

Mito #5: Para conseguir una beca no necesito ser adinerado

Mito #6: Si gano una beca me perderé de vivir otras cosas

Hace unas semanas una de las lectoras del blog nos planteó otro mito que en ocasiones puede detener a las personas de tomar la decisión y ponerse en marcha para solicitar una beca que le permita estudiar y viajar al extranjero.

Este mito esta relacionado cuando tienes un trabajo, llevas un tiempo importante en la empresa u organización y te da miedo dejar tu trabajo para irte a estudiar y viajar al extranjero debido a que no sabes si a tu regreso encontrarás un trabajo de características similares.

Antes de derrumbar este mito con algunos argumentos y mi experiencia personal, quiero dar las gracias a Gabi por habernos planteado otro quebradero de cabeza que surge cuando quieres solicitar una beca para estudiar en otro país.

 

#1.  ¿Eres realmente bueno en tu trabajo?

En el momento en que por un lado te surjan las inquietudes por conseguir una beca para estudiar una temporada en otro país y por otro lado aparezcan los temores de si encontraras un trabajo con características similares al que tienes actualmente, sería importante preguntarte lo siguiente:

  • ¿Si trabajas con el sector público podrías pedir una excedencia laboral que te permita dejar de ejercer tus funciones durante un tiempo y así mantener tu puesto de trabajo a tu regreso?
  • ¿Si trabajas con el sector privado podrías pedir una licencia no remunerada para irte una temporada al extranjero y conservar tu posición dentro de la empresa?
  • ¿Podrías pedir una año sabático para formarte en otro país y a tu regreso poner en práctica todo lo que has aprendido?

En caso que tu respuesta sea sí para alguna de estas preguntas, no tendrías que renunciar a tu puesto de trabajo.  Lo que tendrías que hacer es informarte de los requisitos para poder solicitar una de estas tres posibilidades y tus compromisos y responsabilidades a la hora de volver a tu país.

En el caso que la respuesta sea no, ya sea porque en tu empresa no existe este tipo de incentivos, o porque llevas muy poco tiempo vinculado para solicitar algo del tipo que he mencionado anteriormente o porque tienes un trabajo temporal o contrato a termino fijo; con lo cual la única alternativa sería renunciar a tu puesto de trabajo para estudiar y viajar a otro país te diré lo que podrías hacer al respecto.

En este caso la pregunta que necesitas plantearte es: ¿Soy realmente bueno y destaco en mi trabajo?

En este punto es muy importante ser muy honestos con nosotros mismos.

Esto quiere decir:

  • Reconocer si estás dando el 100% de tus capacidades en las tareas que desarrollas cada día y si realmente te apasiona tu trabajo.
  • Reflexionar si te involucras en el trabajo o lo ves como un medio para ganar un dinero y nada más.
  • Identificar si eres una persona que colabora con los jefes y equipos de trabajo, si eres una persona propositiva, proactiva, con ideas y que las comparte dentro de la institución.
  • Pensar si eres una persona que destaca y marca diferencia en el trabajo. Te caracterizas por ser una persona puntual, organizada, que cumple con los plazos, con inteligencia emocional y de buen trato.
  • Identificar si durante el tiempo que llevas trabajando te has formado en algo más, te has actualizado con algún curso fuera de los que te da la empresa o la institución.

Resulta importante reflexionar sobre estos puntos porque esto hará que en primer lugar si decides irte a estudiar al extranjero puedas dejar las puertas abiertas en tu trabajo para cuando regreses y cómo eres una persona que aporta mucho valor a la organización puedas presentarte y es muy probable que no duden en volverte a contratar para la misma posición o una superior gracias a la cualificación que recibirás en otro país.

Durante mi carrera profesional he trabajado con el sector público, sector privado y ONG y en todas partes y países he encontrado todo tipo de empleados.

Personas que disfrutan enormemente de su trabajo, que lideran procesos, que marcan diferencia y por supuesto estas personas además de ser muy apreciadas personalmente también cuando han querido realizar una formación fuera o tomar un año sabático han podido hacerlo porque es tal el valor que aportan a la empresa que los directivos o jefes no dudan en volverlos a contratar.

Sin embargo también he conocido personas que no les gusta lo que hacen, que tienen dificultades para cumplir los plazos de entrega, que llegan tarde sistemáticamente cada día y a cualquier evento, que están en cuerpo presente pero en mente ausente, que no están alineados con la misión de la entidad con lo cual no creen en lo que están haciendo cada día y por lo tanto no tienen nada nuevo para aportar.

En el caso que te encuentres o te veas reflejado en alguna de estas situaciones necesitarías preguntarte como darle un giro a tu situación actual. No te estoy diciendo que renuncies a tu puesto de trabajo así no más, claro que no!

Pero es muy probable que haya llegado el momento de preguntarte como darle un nuevo aire a tu vida.

Tal vez irte una temporada a estudiar a otro país podría ayudarte o sencillamente reconocer que tu tiempo en esa empresa o entidad ha terminado y ha llegado el momento de prepararte para el cambio.

Al respecto me ha venido a la memoria un fragmente de un discurso de Steve Jobs:

“Estoy convencido que la única cosa que me sostuvo era que amaba lo que hacía. Uno tiene que descubrir lo que ama. Y eso es tan cierto con respecto a tu trabajo como a quienes te aman. Tu trabajo va a llenar una gran parte de tu vida y la única manera de estar verdaderamente satisfecho es hacer lo que uno cree que es un gran trabajo. Y la única manera de hacer un gran trabajo es amar lo que uno hace. Si no lo has encontrado todavía, sigue buscando. No te quedes quieto. Como en todos los asuntos del corazón, ya sabrás cuando lo encuentres. Y, como en toda gran relación, solo será mejor y mejor a medida que pasan los años. De modo que sigue buscando hasta que lo encuentres. No te quedes quieto”.

Entonces ante la duda de si encontrarás trabajo, depende de ti. ¿Eres realmente bueno en lo que estás haciendo? ¿Amas lo que haces?

Cuando esto sucede no hay de que temer, tendrás un trabajo, serás capaz de encontrar el lugar adecuado.

 

#2.  Tomas acción o sufres en silencio

¿Sabes de que se arrepiente la gente antes de morir?

Muchas de las personas a las que se les ha realizado esta pregunta antes de morir, coinciden en que se arrepienten de no haber tenido el coraje de vivir una vida, siendo fiel a sus sueños.

Se arrepienten de no haber viajado, de no haber aprendido a tocar un instrumento que les encantaba, de no haber aprendido algo que les apasionaba, de no haber tenido la fuerza de hacer lo que querían hacer.

En conclusión, se arrepienten de no haber hecho tal o cual cosa.

Hace unos años cuando supe de esta investigación, me prometí a mi misma de hacer todo lo que esté en mis manos, para vivir siendo fiel a mis sueños y por hacer lo que me gusta y renunciar a tiempo a lo que no me gusta.

Un ejemplo de ello es que cuando he sentido que ya he dado todo mi potencial en un trabajo y que ha llegado la hora de aprender más o de cambiar, me he preparado y lo he hecho.

No quiero para mi una jubilación (pensión) segura pero cargada de…. “si lo hubiera hecho”…

Así que si tu sueño es viajar, estudiar en otro país y estar una temporada en el extranjero, ponte manos a la obra para hacerlo realidad y en cuanto al trabajo sigue buscando y dando lo mejor de ti para que seas bien valorado.

Conseguir-una-beca-mi-beca

#3.  Mi experiencia personal: Ir a Israel o aceptar un trabajo

Muchos meses antes de ir a Israel estaba buscando trabajo y la verdad es que me estaba costando más tiempo de lo que me había imaginado.

Durante la búsqueda aproveche para enviar mi solicitud a la beca de Israel.

Imagínate que una semana después de haber sido admitida para ir a Jerusalem con la beca me llamaron de un trabajo al que me había presentado en el sector público en Bogotá para decirme que había aprobado todas las pruebas y pasaba a la entrevista.

Antes de ir a la entrevista, recuerdo que mi padre me pregunto: “¿Que vas a decir si te seleccionan y te dicen de comenzar a trabajar ya? Me imagino que dejas la idea del viaje y te quedas con el trabajo, no?.

Mi respuesta fue: Les explicaré lo de la beca y si no existe manera de solucionarlo, escogeré irme a estudiar a Jerusalem; aunque la beca sea solamente de un mes.

Sí, se me había olvidado decirte que la beca era para estar únicamente un mes.

Mi padre no se lo podía creer, se quedó desconcertado sin decir nada más. Estaba pensando en cómo se me podía ocurrir rechazar un contrato indefinido en una entidad con el sector público por irme un mes a Israel.

La entrevista fue muy bien, con personas muy profesionales; con una mentalidad muy amplia (mi jefe había vivido y estudiado en París) y la respuesta que me dieron fue: “que era estupendo que pudiera ir a Israel a aprender más, para aplicar esto en la entidad y que no me preocupara, que me esperaban para trabajar cuando volviera”.

Y así fue. Estuve en Israel y luego me incorporé con la entidad.

Estoy segura que mi convicción por apostar a lo que quería ayudó para que la vida me diera un empujón y me permitiera hacer ambas cosas.

Si por el contrario yo hubiera pensado en no aceptar la beca para quedarme con el trabajo; durante la entrevista habrían surgido todo tipo de problemas que me hubieran hecho desistir de la idea del viaje y aceptar el trabajo.

Me hubiera arrepentido toda mi vida de no haberlo hecho o me estaría preguntando: “Que hubiera pasado si hubiera ido a Israel…”.

Antes de despedirme, acuérdate cuanto de vuelvan a surgir temores de no conseguir un trabajo a tu regreso de estudiar en otro país, que lo que necesitas es destacar en lo que haces y el trabajo llegará por añadidura.

También es importante que en algún momento de tu vida (mejor antes que tarde) pongas en la balanza, si un trabajo compensa todo el sacrificio de no hacer lo que quieres.

 

#4. No lo hagas solo

Si no sabes donde empezar, que papeles preparar o todos los detalles te abruman. Y en tu entorno no hay nadie con estudios universitarios, o que te puede aconsejar sobre los pasos a tomar? No pierdes esta oportunidad de estudiar + viajar por no prepararte bien.

Es fácil olvidarse de detalles en la aplicación, o de enviar una hoja de vida que a ti parece bien, pero que en una universidad de renombre no califica. Es posible que nunca has escrito una carta de motivación ganadora en ingles. O que no sabes que preguntas te pueden hacer en la entrevista.

Estamos aqui­ para ayudarte! Tenemos el programa de mentoring AVANZA para personas que quieren iniciar una maestría. En el mentoring te desvelamos todos los pasos para aplicar con éxito. Ahorra las frustraciones de aplicar durante años y nunca acertar, y aprende de nuestro equipo.

Juntos, mi equipo ha ganado mas de 15 becas en varios países del mundo, … y también han perdido otras. Pero saben qué se necesita para ganar la admisión, y ganar la financiación.

Escríbenos con tus dudas y preguntas, o para obtener más detalles, y así prepararte de la mejor manera para la próxima convocatoria.

Sientes que estas estancado en tu búsqueda, y no encuentras maneras de dar un empuje a tu carrera profesional? No eres la unica persona con este problema. Muchos profesionales sienten que no se valora su talento. Al mismo momento, es frustrante no encontrar la financiación para mejorar tu vida.

Utiliza nuestro mentoring AVANZA para dibujar el camino más corto y exitoso para un futuro mejor.

Si te interesan becas completas por maestría, también puedes leer nuestra guía. La versión actualizada sale en agosto.

Si tienes más preguntas sobre como ganar una beca, o quieres conocer tus oportunidades, te recomiendo hablar con Diana en la consultoría grupal o privada. Así puede darte una respuesta más personalizada.

 

#5. Empieza a diseñar un plan con una estrategia clara

Dicho esto, hazme un favor: deja de pensar que necesitas de la suerte para alcanzar tus sueños.

Lo que necesitas es echarle ganas e ir a por ellos.

Y si lo que quieres es estudiar en el extranjero con una beca, entonces empieza a diseñar un plan con una estrategia clara.

Lo que si te puedo asegurar es que si dedicas tiempo, pones esfuerzo, disciplina y motivación lo conseguirás.

Y si quieres leer más sobre como ganar una beca, lee todos los mitos acerca de las becas:

Este post corresponde a la serie “Fuera mitos”. Si quieres conocer los otros mitos que he derrumbado los puedes leer en los siguientes enlaces:

Mito #1. Para obtener una beca no necesitas ser un genio

Mito #2. Para ganar una beca no necesito tener suerte

Mito #3. Para ganar una beca no necesito ser joven

Mito #4. No encuentro becas en mi tema

Mito #5: Para conseguir una beca no necesito ser adinerado

Mito #6: Si gano una beca me perderé de vivir otras cosas

Y dime:

¿Tienes un trabajo y estás pensando en irte una temporada al extranjero? ¿Qué pasos tienes vas a empezar a dar para conseguirlo?

O por el contrario tienes otro quebradero de cabeza que no te deja tomar la decisión de solicitar una beca.

Cuéntamelo en los comentarios.

3 consejos para ganar una beca

3 consejos para ganar una beca

Si quieres ganar una beca, debes ser consciente que necesitas demostrar al comité de evaluación que eres la persona idónea o el candidato ideal que ellos están buscando. Te comparto 3 consejos para ganar una beca.

No es suficiente cumplir con los requisitos de la convocatoria: muchos candidatos cumplen. Aunque parece difícil convencer unos profesores, hay varias maneras para hacerlo.

En el video, contesto a las preguntas de muchos candidatos a las becas:

  • ¿Porque mereces esta beca?
  • ¿Como convencer en la entrevista?
  • ¿Cómo redactar una carta de motivación?
  • ¿Cuales elementos destacar en tu hoja de vida?

La pregunta clave: ¿por qué deberían elegirme para una beca?

Toma nota; porque estoy segura que los 3 consejos te serán de mucha utilidad.

 

Consejo #1: busca las becas para tu perfil

¿Te has informado lo suficiente sobre varios programas de estudios y las becas?

No cada beca se adapta a tu perfil. ¿Quizás deberías tener una preparación diferente? O ya tienes muchos año de estudio, y no tiene sentido añadir otra maestría a tu carrera.

Quieres tener mas opciones de becas, entonces utiliza nuestra app, Mi Beca para encontrar tu beca entre miles de ofertas de becas.

 

Consejo #2: lee la convocatoria en detalle

¿Has leído la convocatoria para saber si tu perfil encaja con el programa, y con la beca?

Lee la convocatoria en detalle, y pon atención en los elementos más importantes. ¿Eres el candidato ideal para la beca?

¿Qué calidades tienes que otros candidatos no tienen? ¿Tienes elementos destacados en tu CV?

 

Consejo #3: despeja todas las dudas en los documentos

Prepara tus documentos con antelación: en tu carta de motivación destacas tus logros, en el CV reflejas el detalle de tu recorrido.

Intenta diferenciarte de los otros candidatos, con otros logros personales. Puede ser un voluntariado, o tu conocimiento de idiomas, o quizás aportaste como líder de un grupo en la universidad, o has recibido un ascenso en tu empresa.

 

Tres consejos para ganar la beca de tus sueños

Suscríbete ya a “Gana la Beca de tus Sueños” en iTunes o Spotify y no te pierdas los episodios. Publico nuevos consejos o entrevistas para contarte la experiencia de personas como tú, que se han lanzado a conseguir una beca y arrancado una aventura que ha transformado su futuro.

No te pierdas ningún episodio y suscríbete al podcast en iTunes. Regálame dos minutos de tu tiempo por favor y déjame una reseña con estrellitas en iTunes. Escucha Gana la beca de tus sueños desde Soundcloud. También estoy en iVoox y Spotify.

 

¿Y tú? ¿Cómo te estás preparando para demostrar que eres merecedor de una beca? ¿O qué has hecho para ganar una beca?

Si sientes que estás estancado en tu búsqueda, y no sabes cuál es el próximo paso, estamos aqui­ para ayudarte!

No eres la unica persona con este problema. Muchos han probado ganar una beca, y muchos han sido rechazados una y otra vez.

No dejas que te pase lo mismo, y pide consejo: con nuestro programa de mentoring AVANZA te guiamos paso a pasos en la aplicación a varias becas. Muchos lo han hecho con éxito. Ahorra las frustraciones de aplicar durante años y sin acertar nunca, y aprende con nuestro equipo.

Si tienes mas preguntas, o quieres conocer tus oportunidades, puedes hablar conmigo en la consultoría grupal o privada. Así puede darte una respuesta más personalizada a tus inquietudes.

Sé flexible en tu plan de búsqueda de becas

Sé flexible en tu plan de búsqueda de becas

La búsqueda de becas para estudiar en el extranjero no es nada simple.

¿Te gustaría obtener una beca para estudiar e ir a Canadá? ¿O tal vez tu sueño es viajar a Francia?

¿Y que harías si te dan una beca para ir a estudiar en Estados Unidos?

Hablando con algunos clientes he detectado que muchas veces tenemos un sueño y nos obsesionamos en que lo queremos obtener inmediatamente y en que tiene que ser ese ideal pensado.

 

Cómo no enfocar la búsqueda de becas

Sin embargo, hay dos problemas con este sueño.

Primero, si lo quieres enseguida, el comportamiento típico es de empezar a buscar entorno al Año Nuevo. Buscas algunas convocatorias muy conocidas, muy concurridas, solo por haber escuchado de ellos, o unos amigos te la indicaron. O empiezas a buscar tus documentos cuando la convocatoria cierra en dos semanas. Solo inicias la redacción de tu curriculum unos días antes, sin conocer bien el formato, o como priorizar la información.

¿Te suena familiar? Son los típicos errores de los candidatos que NO tienen éxito en las convocatorias de becas.

Segundo, cuando estás buscando becas de este modo, no estarás muy a gusto con muchas de las convocatorias. No es una beca para una maestría, o no es una beca para tal país, o no cumples con la edad. Y si encuentras, justo no cumples con otro requisito. Y si cumples, la beca no te paga todo todo; a veces es una beca parcial, que solo te paga parte de la matricula. O no incluye gastos de viaje, o no hay una subsistencia mensual.

En el mundo ideal, nos pagarían todo a todos, para que sean completamente gratuitos los estudios. Muchos se quejan de no encontrar becas, o que sea solo para genios, o personas con altas notas.

Son algunos de los mitos acerca de las becas que nos bloquean en la búsqueda de becas.

 

Cambiar el modo de actuar: diseña un plan de búsqueda

Primero, si quieres perseguir un sueño, piensa en en largo plazo. Claro que si mañana te dan una beca universitaria en Estados Unidos, te irías. Pero Papa Noël no pasa cada dia. Y si sabrías que con un trabajo sostenido puedes lograr esta beca de aquí a 12 meses. ¿Lo harías? Con un plan de búsqueda de becas, lo puedes lograr.

Segundo, si quieres alcanzar un sueño, se te puede presentar en otra forma. Si tu ideal es formarte en una maestría de arqueología azteca, pero hay ahora una convocatoria de becas para estancias breves en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas. ¿Aceptarías la beca, o esperas a mejor ocasión?

 

Sé flexible en tu plan de búsqueda de becas

Quiero compartir contigo lo que le he dicho a muchas personas en mis webinars y eventos, sobre la importancia de que empieces a desarrollar la cualidad de planificar en tu vida, ya que te ayudará a conseguir una beca. Para que no dependas del azar, sino que puedes diseñar tu proprio futuro.

Sin embargo, el ser flexible no solamente te será útil en tu sueño de ganar una beca para estudiar y viajar a otro país, te aseguro que te será necesaria en cualquier aspecto de tu vida.

Como sabes he obtenido 4 becas y aunque mi sueño inicial era ir a Inglaterra, la primera beca que obtuve fue para estudiar en Israel.

 

La búsqueda de becas: toma acción

En internet encontrarás multitudes de páginas con diferentes becas para estudiar en el extranjero. Vas a perder mucho tiempo leyendo convocatorias diferentes, muchos con informacion obsoleta, o con la fecha caducada.

Para simplificarte la búsqueda de becas, te recomendaremos la app Mi Beca.

La app Mi Beca es la que más tiempo ahorra: la búsqueda de becas es muy sencilla. Bastará con colocar tu país, lo que quieras estudiar, el nivel, y dónde quieres hacerlo, y te aparecen cientos de opciones. ¡Todo con un clic!

Con unos cuantos clics tendrás a tu disposición más de 5 mil becas vigentes ¡Y lo mejor es que te permitirá una búsqueda selectiva! Si no te interesan otras, Mi Beca te ayudará a conseguirla sin mostrarte otros países!

Por tan solo 2.99$ USD al año tienes acceso a todas las becas. Son menos de 25 centavos al día.

 

La búsqueda de becas: necesitas un plan

Te comparto también una historia personal, aprendizajes y lecciones que me dejo esta experiencia:

Te recomiendo también trabajar tu plan y estrategia. Encontrarás más información sobre cómo desarrolla el plan y la estrategia en el siguiente enlace.

Estoy segura que si adoptamos una actitud diferente hacia la vida y hacia lo que queremos, tendremos más probabilidades de alcanzar nuestros sueños.

Nosotros también ayudamos a diseñar tu plan: aprovecha nuestro mentoring AVANZA para dibujar el camino más corto y exitoso para un futuro mejor.

 

Si quieres más consejos sobre becas

Suscríbete ya a «Gana la Beca de tus Sueños» en iTunes  y no te pierdas los nuevos episodios. Cada dos semanas publico una nueva entrevista.

¿Y tú? ¿Qué otra cualidad consideras que te ha ayudado a conseguir un objetivo en tu vida?

Me encantaría que me contarás tu experiencia, así aprendemos los unos de los otros y podemos sentir que no estamos solos en esta búsqueda.

Fuera mito #1. Para obtener una beca no necesitas ser un genio

Fuera mito #1. Para obtener una beca no necesitas ser un genio

Hace unos días una amiga me comentó lo mucho que le gustaría ir a estudiar en el extranjero con una beca, pero que no se atrevía ni tan siquiera a mirar las convocatorias porque según ella: “las ayudas económicas están destinadas únicamente a los genios”. Si tienes un promedio bajo en las notas, quizas piensas que no puedes aplicar a una beca. Sin embargo, para obtener una beca no necesitas ser un genio.

Este es uno de los mitos que me encuentro con cierta frecuencia, cuando hablo con personas que quieren ir a estudiar en otro país y aún no se deciden a hacerlo.

¿Con cuales notas puedes solicitar una beca?

¿Un GPA de 3.5 es suficiente para obtener una beca en el extranjero?

¿Hay becas sin promedio?

 

Fuera mito #1. Para obtener una beca no necesitas ser un genio

Por esto he decidido compartir contigo 6 hechos reales que derrumban el mito de que tienes que ser un genio para ganar una beca y estudiar en el extranjero:

#1. Depende del tipo de beca que estés buscando.

Como todo en la vida, depende.

Y en el mundo de las becas de financiación y convocatorias no podría ser diferente. Así, que sonríe, hay una beca esperando por ti.

Si lo que quieres hacer es un curso de actualización, un curso de especialización, una estancia corta o participar en una escuela de verano, existen muchas becas y programas que no están interesados únicamente en valorarte por aquellas décimas que te faltan para llegar al máximo. Son becas sin promedio.

En muchos otros casos, hay becas que ponderan varios criterios, y no solo premian la excelencia academica. Privilegian a personas con necesidad financiera, o en el caso de las becas Erasmus Mundus, hay cupos por ciertos países. Otras becas buscan candidatos con experiencia profesional, o quieren favorecer a grupos que no han tenido el privilegio de estudiar. En nuestra app, Mi Beca, ponemos estos objetivos de cada convocatoria para facilitarte la búsqueda de estas becas. ¡Utiliza esta herramienta tan útil para buscar becas!

Entonces es cuestión de empezar a buscar la beca que se ajusta más a tus expectativas y necesidades.

Por supuesto que existe un número infinito de becas y universidades que te pedirán un buen pasado académico. El error de muchos candidatos novatos a becas es de aplicar solo a estas pocas convocatorias que conocen todos, y por lo tanto, pueden permitirse elegir a los estudiantes con la mejor nota. Busca estas convocatorias menos conocidas, con menos competencia.

Que no cunda el pánico, no es el único factor determinante para acceder a una beca o subvención.

 

#2. Tu hoja de vida o currículum vitae importa y mucho.

Cada día más los centros educativos, universidades, empresas, organismos de financiación entre otros, son conscientes que no se puede “valorar” a una persona únicamente por su rendimiento académico demostrado con unas notas.

Una razón es qué no todas las universidades tienen el mismo rigor en distribuir las notas: hay universidades y profesores que regalan las notas, y al contrario, asignaturas dónde cuesta sacar una buena nota por las altas exigencias. ¿Cómo pueden distinguir entre tantas universidades o centros?

A nivel nacional, cuando aplicas a una beca de tu país, sí que se sabe distinguir entre universidades. Es siempre complicado aplicar a una beca del organismo nacional (ICETEX en Colombia, CONACYT en México, PRONABEC en Perú, ANID en Chile, o IFARHU en Panamá), ya que por la gran cantidad de solicitudes, es el GPA que se va a utilizar como criterio. Aunque algunas convocatorias se van a concentrar en unos grupos específicos, a tener muchos candidatos, el ranking se hace casi siempre en base al GPA.

Si aplicas a una beca internacional, estas notas pierden relevancia. Se sabe que no siempre el GPA es el mejor criterio para valorar tu candidatura. En este caso empiezan a jugar otros elementos un rol importante. Es aquí donde tu hoja de vida o currículum juega un papel importante. Explica los otros logros de tu carrera.

Ademas, si hace tiempo dejaste atrás los estudios, es de nuevo el curriculum que tiene más importancia. Si en el 2010 sacaste mala nota en un examen de derecho fiscal, si estás aplicando en el 2022 a un programa MBA, poco importante es para tu candidatura. En cambio, los logros en tu carrera en empresas internacionales dice mucho más sobre tu preparación.

Y es que las respuestas que des a preguntas del tipo: ¿Quién eres?, ¿Qué has hecho? y ¿A qué te dedicas, actualmente?; te irán dando puntos que pueden ser definitivos en el momento que el comité evaluador tome una decisión.

Lee sobre los 7 mitos acerca de las becas, o ve directamente al segundo mito!

 

#3. Tu carta de motivación, debe ser de un 10.

Me atrevo a afirmar que la carta de motivación que presentes en tu solicitud a una beca representa casi el 80% del total de la puntuación que obtendrás.

¡Este es tu momento!

¿Por qué es tan importante la carta de motivación? Si tu CV explica tu recorrido en el pasado, la carta debe conectar este pasado con tu interés en el programa de maestría, y tu futuro. La carta no es una repetición de los hechos de tu vida académica o profesional. Debe reflejar de manera coherente los motivos por los cuales quieres estudiar, y explicar por qué es tan importante tu participan para llevarte al proximo nivel en tu carrera.

Es la oportunidad que tienes para explicar porque eres el candidato ideal para la beca o porque eres la persona adecuada para acceder a tal o cual programa de formación.

Con la carta de motivación tendrás un instante de no más de tres minutos, en 1 o 2 paginas, que durará la lectura por parte de los miembros del comité evaluador, para convencer a unos desconocidos lo que tú vales!

Así que ya sabes: “Soldado advertido, no muere en guerra”.

A preparar una carta de motivación excelente y coherente para dejar a las personas del comité evaluador con una sonrisa en el rostro de que han encontrado en ti, a la persona que estaban buscando.

¡Advertencia! No quiere decir que porque el comité evaluador tome entre 3 y 5 minutos para leer tu carta de motivación, que tú debes dedicarle poco tiempo a su elaboración.

Redactar una excelente carta de motivación te puede llevar más de 20 horas de trabajo. No es simplemente copiar-pegar de modelos estándar online. Es un trabajo que debe reflejar un esfuerzo consistente para explicarte. Demuestra tus capacidades analíticas.

Lee cómo podemos ayudarte en redactar esta carta de motivos que convence al comité, y gana esta beca para estudiar en el extranjero.

Conseguir-una-beca-mi-beca

4. ¿Has dado algo al mundo mediante el voluntariado?

¿Cuales elementos puedes incluir en una carta?¿Cómo destacar respecto al resto de solicitudes?

No se trata únicamente de pedir a la vida que nos regale cosas. Consiste también que en nuestro paso por la tierra, seamos capaces de dar algo a la vida (personas y/o naturaleza) sin pedir nada a cambio.

Hoy en día, las empresas, instituciones, organismos públicos y privados; quieren ver que nos comprometemos con los otros y/o con la naturaleza.

El mundo necesita de nuestro compromiso.

No hay nada mejor para mejorar nuestra aplicación para una beca de estudios, que explicar las horas de voluntariado que hemos estado realizando en pro de ayudar a alguien o contribuir en algo.

Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Ayudar a los niños de la escuela de tu barrio a aprender a leer y escribir.
  • Colaborar en el programa de atención a los abuelos, para acompañarlos a hacer la compra y cargar sus paquetes.
  • Ir al bosque los fines de semana para limpiar y recoger basura.
  • Participar en las tareas de limpieza de las playas.

Hay mil maneras como has participado en alguna actividad que a ti parecen normales, pero que la gran parte de las personas nunca hacen. Si has realizado alguna actividad de manera voluntaria, estaría genial que pidas una certificación para adjuntarla en la aplicación de la beca.

También puede ser que durante los estudios has demostrado liderazgo de alguna manera. ¿Y cómo demostrar este liderazgo? No todos hemos sido lideres estudiantes. Sin embargo, muchos han contribuido a una conferencia, o han ayudado en la organización de algún evento. Otros han escrito algo para un periódico, o han realizado un intercambio en otro país.

Ya verás como todo suma.

Acuérdate, es más fácil que la vida te regale algo, si tú previamente has dado algo de manera desinteresada.

 

5. Aprende y mejora tu inglés.

Como comenté en el primer punto, para solicitar una beca, la nota es importante, pero depende de otros factores.

Es cierto que no todos los estudios que te puedan interesar los estén impartiendo en inglés.

Puede existir la situación que estés buscando una beca en México, Colombia, Chile o España donde han desarrollado la investigación en tu área o quieres estudiar con un profesor en concreto.

Sin embargo, te digo que tener conocimientos en inglés puede ser el factor decisivo que te de más puntos frente a otro candidato que no tiene conocimientos en este idioma.

De otro lado, si quieres estudiar en un país que no es hispanoparlante, debes sí o sí, aprender y mejorar tu inglés.

En muchas universidades y en casi todas las solicitudes a becas te pedirán certificar con algún examen y calificación en concreto tus conocimientos en este idioma.

Te menciono los cuatro exámenes más comunes:

  • TOEFL para acceder a las universidades en Estados Unidos.
  • IELTS para acceder a las universidades del Reino Unido.
  • Duolingo
  • CAE.

Así que ponte cuánto antes, a aprender inglés y a mejorar tus cuatro habilidades (leer, escribir, hablar y escuchar) con este idioma.

 

6. ¿Escribes en alguna revista, blog, boletín, periódico…?

Y es que no solamente sacar buenas notas y sentarse en las primeras filas del salón de clase es lo que importa a la hora de obtener una beca.

Si has conseguido que alguien se interese por lo que escribes y te han publicado un artículo en una revista, blog de interés, boletín, periódico, por nombrarte algunos, no dudes ni un instante en mencionar esta información en tu solicitud a la beca.

O si por el contrario creaste o fuiste miembro del periódico de tu instituto, colegio o universidad, es tu oportunidad para mencionarlo y explicar en detalle lo que hiciste y que impacto ha tenido en tu vida.

Como puedes ver la asignación de las becas de formación o el acceso a la universidad, no solamente depende de las notas que hayas obtenido sino por el contrario a la suma de otros elementos.

Sin embargo, si estás estudiando actualmente y tienes la suerte de estar leyendo este post, te aconsejo enormemente que te esfuerces un poco más por sacar mejores notas.

A mí nadie me lo dijo en su momento.

Y oh sorpresa, cuándo la London School of Economics and Political Science me pidió adjuntar mis notas con un mínimo de 4.0 y yo había sacado en promedio final de la carrera 3.96 de nota. ¡Casi me da un yuyu!

Aunque eran pocas décimas, era consciente que podrían no elegirme por esta razón.

Entonces me puse manos a la obra, a trabajar y pulir los puntos que te he descrito anteriormente y finalmente conseguí ser admitida en el Máster que yo quería.

«Con decisión, esfuerzo y disciplina estoy segura que podrás encontrar la beca que quieres e irte una temporada a vivir al extranjero.«

¡Coge un lápiz, escribe y pega esta información en lugar donde la puedas ver cada día!

Cambia el chip de una vez, y si te preguntan qué promedio se necesita para una beca, que sepas que depende de un plan:

  1. Empieza a buscar becas ya.
  2. Mejora tu hoja de vida o currículum.
  3. Invierte mucho tiempo en la redacción de tu carta de motivación.
  4. Participa en algún voluntariado.
  5. Aprende y mejora tu inglés
  6. Escribe y publica artículos en tu área .

Por último, hazme un favor: borra ya de tu cabeza este mito de que las becas son solo para los genios.

¡Para obtener una beca no necesitas ser un genio!

¿Has pensado alguna vez que no tenías las notas académicas suficientes para acceder a una beca?

¿Qué notas tienes, y crees que no podrás estudiar en otro país? Cuéntamelo todo en el apartado de comentarios.