Destacar es más sencillo de lo que imaginas

Destacar es más sencillo de lo que imaginas

“Diana, quiero conseguir una beca pero pasan los años y no lo logro. Parece que nadie me considera. ¿Como hago para destacar?”

”Quiero estudiar en otro país. He enviado varias veces la misma solicitud a casi 20 lugares diferentes.”

”Considero que tengo el potencial necesario.”

”Llevo dos años intentándolo.”

”Y para completar te cuento que un amigo, que no era el más listo de la clase, ha conseguido una beca para estudiar en Oxford... ¿y yo? ”

”¿Por qué no consigo una beca, Diana? ¿Por qué? No lo entiendo….”

Estas son las preguntas que a diario me lanzan en las consultorías o en los eventos presenciales que organizamos. Estas preguntas se convierten a menudo en dudas sobre sus propias capacidades.

Destacar es más sencillo de lo que imaginas

Conseguir una beca es un proceso que tiene unos pasos que se necesitan seguir a cabalidad. Un proceso en el que ponemos muchas ilusiones, tiempo y energía.

Pero cuando nos damos cuenta que van pasando los años y no lo conseguimos, es frustrante.

Si intento una y otra vez, y no lo logro, algo tiene que estar mal. A menudo, son las personas más inteligentes y capaces las que más dudan de sí mismas.

Sin embargo, el problema no eres tú. Sigues siendo la misma persona con el mismo talento. ¡Es tu método!

No es tan difícil conseguir una beca. Lo verdaderamente importante es saber destacar en un grupo no muy grande de aspirantes. ¡Tienes que ser la vaca púrpura en el rebaño de vacas grises!

No tienes que ser la vaca más grande, o la vaca más inteligente. ¡Sólo tienes que cambiar de color para que te noten mejor!

¿Y cómo cambias de color? Te explico unas técnicas para destacar.

Muchas becas … pero poca participación de América Latina

El año pasado tomando un café con un profesor de una Escuela de Negocios surgió el tema de las becas y especialmente, la participación y desempeño de candidatos de América Latina.

El Máster en el que imparte clase está dirigido principalmente a personas que hayan estudiado economía, sin excluir a otros campos o a personas con experiencia profesional, siempre y cuando tengan unas nociones mínimas de gestión empresarial.

Nos pusimos a hablar del proceso de selección de ese año y los resultados en cuanto a participación fueron los siguientes:

  • De las 550 solicitudes, 250 fueron directamente descartadas por no cumplir con la fecha límite o la documentación necesaria. Casi un 40% llegó tarde o no presentó de manera adecuada su hoja de vida.
  • Quedaron 300 posibles candidatos elegibles. Entre ellos, 140 no cumplían con los requisitos del Máster en cuanto a conocimientos anteriores. No tenían las nociones mínimas de gestión o la experiencia profesional necesaria. Un 50% de los candidatos no había leído bien la convocatoria.
  • De los 160 candidatos que quedaron, había solo 5 personas de América Latina.
  • El Máster ofrece varias becas para estudiantes de cada región del mundo. En este caso, tenían 3 becas para América Latina. No está nada mal este número, ¿verdad? ¿Quizás pensaste que la tasa de éxito fue de 5 sobre 550? No, fue de 3 sobre 5, o un 60%.

Antes de finalizar el proceso de selección, 4 de los 5 candidatos dijeron que no podrían formar parte del programa porque tenían otras ofertas de becas en otra Universidad.

Con lo cual, fue solamente una persona la que se benefició de la beca. Quedando dos becas desiertas de participación latina.

En este Máster les habría encantado ofrecer las 3 becas a estudiantes de América Latina.

El profesor destacó el buen nivel académico que tienen las personas de América Latina por el interés que ponen en preguntar, participar, proponer y enriquecer el discurso en el aula. Esta actitud se valora positivamente y es la razón por la que desean tener estudiantes en las universidades.

Viendo las cifras, se puede decir que si sabes elegir el programa adecuado, y si cumples con la parte administrativa, tus probabilidades han incrementado enormemente. De 1 sobre 550 a 1 sobre 3.

No tienes que ser perfecto, tienes que ser … diferente

Y ahora, volviendo a la pregunta con la que comenzaba esta publicación. Si tú me preguntas “Quiero conseguir una beca pero pasan los años y no lo consigo”, muchas personas te van a contestar diciendo:

  • No estás preparado.
  • Son demasiado complicados los trámites.
  • No tienes los papeles.
  • Las becas sólo son para los ricachones.
  • No te vayas, no nos quieren en otro país.
  • Sólo las saca el 1% de los mejores.

Son todos rumores de personas que no están dentro del proceso de selección. Pero nos hunden con comentarios gratuitos y poco fundados.

No se trata de ser el mejor candidato. Ni es una competencia contra el resto del mundo. Tampoco se trata de perfeccionarte con más y más estudios. Mucho menos se trata de rezar hasta que llegue un milagro. No se trata de esperar a que lleguen más becas.

Se trata de ser diferente. De destacar respecto al resto del grupo que aplica. Los otros candidatos son personas como tú, con sus capacidades y con sus fallos. No son mejores que tú. A menudo incluso han hecho mucho menos que tú.

¡Es suficiente con ser visible! Para destacar entre un grupo gris de vacas grises, sólo tienes que ser la vaca púrpura.

¿Y cómo lo consigues?

  • Lee con atención las convocatorias para saber qué perfil de candidato buscan.
  • No existen candidatos ideales, pero puedes presentarte como tal: redacta una carta de motivación ganadora.
  • Demuestra TODOS tus talentos y capacidades: no es una carrera sólo para obtener el GPA más alto. Tienes experiencias adicionales que demuestran tu compromiso, tu liderazgo, tu interés. ¿Has hecho un voluntariado o una pasantía?
  • Infórmate sobre varias becas, y juega tus cartas en varias ocasiones.

Sigue todos los pasos, uno por uno, para no equivocarte en tu estrategia.

 

Mi experimento para ganar una beca

¿Te animas a cambiar de color? Pues hicimos una prueba con los seguidores de DianaSpeaks.

Propuse a los lectores del blog participar en un experimento para tener 1 hora de consultoría gratis conmigo vía Skype. La prueba era redactar un texto breve de máximo 3 líneas con sus sueños para conseguir una beca.

Envié la propuesta a 10,756 personas, que es el número que correspondía a la lista de suscriptores que había en el momento de la propuesta (Enero 2017).

¿Cuántas personas participaron? ¿Cuántos quisieron ganar esta beca de valor de 150 euros?

Conociendo la baja participación en convocatorias de becas internacionales, nos anticipamos a un porcentaje de 10%, o sea mil participantes. Además, como lanzamos la prueba en enero, que es el mes de esos buenos propósitos que nos fijamos a principios de año, pensamos poder llegar hasta el 15%.

¿Y cuántas personas contestaron? Antes que nada, todos los que participaron lo hicieron muy bien. Casi todos realizaron correctamente la redacción original y creativa del texto que se pedía y lo enviaron dentro del plazo fijado. Sólo unos pocos realizaron incorrectamente la actividad, o fuera del plazo previsto.

¿Y el porcentaje?

¿20%? No.

¿15%? No.

¿10%? No.

Vamos, ¿un 5%? No.

Sólo 52 personas (un pobre 0.5%) se animaron a participar. Estoy muy contenta con los mensajes originales, divertidos y llenos de tanto cariño. Pero estaba sorprendida con la baja participación de los demás.

Quizás pensaste que entre 10 mil personas iba a ser muy complicado ganarte la consultoría por Skype. En cambio, con 52 participantes, era ya más fácil tener una buena oportunidad de ganar.

Lo mismo pasa con las becas. Sí, muchas personas dicen querer conseguir una beca, pero son realmente pocas las que se deciden a realizar todo el proceso y finalmente ponerle toda la atención para hacerlo bien y destacar entre ese grupo reducido.

Aprender a destacar es todo un arte. Te recomiendo leer uno de mis libros favoritos sobre este tema: La vaca púrpura de Seth Godin.

>>>

 

¿Y como sorpresa a las 52 personas que participaron?

Recibí mensajes extraordinarios, correos con palabras y sentimientos hermosos hacia mí. Y es por esta razón que tomamos la decisión de realizar un webinar para resolver todas las inquietudes con los 52 participantes.

 

Y tú, ¿de qué color eres?

Si tu propósito realmente es conseguir una beca, tienes muchas más probabilidades de las que te imaginas de conseguirlo.

Comparto contigo una verdad como la copa de un pino: no son tantas las personas que solicitan una beca y que además lo hacen bien.

Con lo cual tus probabilidades de conseguir una beca se incrementan. Eso sí, siempre y cuando sigas rigurosamente cada paso y le pongas esfuerzo y dedicación.

¿Qué estás haciendo con las oportunidades que se presentan? Y sobre todo, ¿qué estás haciendo para diferenciarte de la mayoría? ¿Estás esperando un milagro? ¿Te frustras con el poco progreso que haces?

¿Quieres que te ayudemos a definir un plan de acción? Tenemos unas horas de consultoría para encontrar un camino hacia el éxito. Encuentra un enlace para reservar un espacio aquí.

También tenemos programas de mentoring que te guían a través todo el proceso de solicitud para una maestría en Avanza, o un doctorado, en Genius.

O si quieres empezar a buscar becas individualmente, te recomendamos adquirir nuestra app Mi Beca, que tiene más de 4,500 becas vigentes en todo el mundo.

¡Espero verte pronto!

Muchas gracias por estar aquí y leerme.

 

¿Y tú? ¿Estás pensando en cómo prepararte para conseguir una beca en el 2020 y destacar entre los otros candidatos?